Seis artistas que también destruyeron su obra

Lo hicieron para sentar un precedente, una crítica o porque simplemente son unos perfeccionistas y no estaban conformes con sus creaciones.

Banksy, uno de los personajes más misteriosos de la actualidad y reconocido como uno de los grandes agitadores del mundo artístico, sorprendió hace unos días cuando su obra ‘Girl with balloon’, subastada en 1.180 millones de euros, se autodestruyó de un momento a otro.

Esto sucedió en la casa de subastas Sotheby’s, en Londres, mientras que los asistentes veían cómo se trituraba la obra del artista. Pero esto no es una sorpresa teniendo en cuenta la naturaleza vandálica de Banksy, quien se ha caracterizado por criticar el arte y burlarse de las normas que rigen la sociedad.

La identidad del comprador no se conoce, pero según la casa de subastas ya están tomando medidas para ver cuál es el procedimiento en este caso. Mientras tanto Banksy publica en su Instagram videos del momento acompañado de frases como “la necesidad de destruir, también es una necesidad creativa”, de Pablo Picasso.

Pero el osado Banksy no es el único que ha tomado la decisión de destruir su obra. Estos son otros cinco artistas que en algún momento de su carrera trataron de acabar con sus creaciones, algunos lo lograron, otros, por fortuna para nosotros, no cumplieron su cometido.

Nabokov

El autor de ‘Lolita’ llegó a pensar en destruir parte de su obra inédita a pesar del éxito internacional del que gozaba. Nabokov ordenó a su hijo Dimitri, que destruyera el manuscrito de ‘The Original Of Laura’, si él moría antes de terminarlo, lo cual sucedió. Su hijo duró tres décadas decidiendo si era mejor destruir el manuscrito o publicarlo, lo que terminaría haciendo en 2009. A pesar de esto, la novela no tuvo buena acogida, ni por la crítica, ni por los lectores de Nabokov.

Miguel Ángel

Uno de los pintores más importantes del Renacimiento y el autor de los frescos que adornan la Capilla Sixtina, también era una persona con tendencias autodestructivas. Su ego y perfeccionismo no le dejaban que las personas vieran trabajos incompletos, por lo que destruyó varios bocetos y obras inconclusas.

Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa es uno de los autores más importantes del Boom Latinoamericano y sus novelas son reconocidas mundialmente. Pero el escritor peruano también lo intentó con la poesía, una disciplina en la que no se sentía tan seguro. Por esta razón un día le pidió a su amigo, Javier Silva, que lo acompañara a quemar algunos de estos poemas. Su amigo aceptó, pero se quedó con algunos textos para su colección personal.

Claude Monet

El pintor impresionista sufría de cataratas y demoró mucho tiempo en operarse de esta enfermedad. Finalmente decidió hacerlo cuando tenía 82 años, y después de la operación, Monet destruyó cerca de 30 lienzos que hacían parte de la colección ‘Los Nenúfares’, al darse cuenta que los colores se veían más claros de lo que él esperaba. Algunos de los cuadros fueron rescatados por familiares y amigos del pintor.

Franz Kafka

El caso de Kafka es otra afortunada decisión. Durante sus últimos días de su vida, le pidió a Max Brod, uno de sus amigos más cercanos, que quemara sus obras para que permanecieran sin ser leídas. Brod no le hizo caso y, al contrario, decidió que era una buena idea publicar los originales del escritor checo. Si bien representó dar a conocer la obra de un escritor con grandísimo valor para la humanidad, también plantea un dilema, pues no se cumplió con la última voluntad del escritor.

Artículos Relacionados

  • Galería: Estas son las películas más influyentes de la historia
  • Así fue el concierto de Roger Waters en Bogotá
  • Estas son las fotos más desgarradoras de vida salvaje en 2018
  • “La ciclovía es la playa de los bogotanos”

Send this to a friend