SUSCRIBIRME
INICIO//Arte//Artistas//Luis Lizardo: el plástico es un material casi sensual

Luis Lizardo: el plástico es un material casi sensual

El venezolano Luis Lizardo sorprende con sus Dibujos bogotanos, por la estética estupenda que resulta de dar forma al plástico y convertirlo en una especie de tapices y tintas nacidas de la observación.

<div></div>
<div></div>
<div></div>
<div></div>
<div></div>
<div></div>
<div></div>

El venezolano Luis Lizardo sorprende con sus Dibujos bogotanos, por la estética estupenda que resulta de dar forma al plástico y convertirlo en una especie de tapices y tintas nacidas de la observación.

Muchos dirían que el arte y la estética no tienen por qué ser necesariamente lo mismo; sin embargo, si algo tiene el arte, es la capacidad de tornar bello hasta lo más simple. Quién, por ejemplo, pensaría que una bolsa de plástico rota y empolvada fue el origen de Dibujos bogotanos, la más reciente exposición del venezolano Luis Lizardo en la galería NC-arte de Bogotá, que bien podría compararse con figuras de tinta china que bailan sobre la transparencia del plástico.

En uno de sus constantes viajes a Bogotá, a Luis Luzardo se le quedó grabada la imagen de una bolsa negra sucia y con un orificio en el medio; inmediatamente dijo: ese va a ser el material de mi próxima exhibición. Así que se dio a la tarea de guardar algunas bolsas en sus compras de ese viaje y con una pequeñas tijeras empezó a hacerles orificios para evaluar la flexibilidad del material y hasta dónde podía llegar.

Luego, con plásticos de mayor gramaje empezó a hacer figuras que pasó por un rodillo de calor para atrapar dentro de un acetato y el resultado se asemeja a tinta regada con una posibilidad de movimiento ilimitada. Otras de sus figuras parecen textiles que cubren torsos imaginarios, mallas trepadoras de muros y, en general, una singular exposición en donde la observación, un trabajo dedicado y manual a los detalles recrean figuras espectaculares que nacen de la simpleza delplástico.

En el segundo piso, además de figuras circulares en las bolsas, Luis Lizardo presenta uno de sus trabajos hasta ahora inédito, en el que apartes de vidrios irregulares tienen trazos hechos en acrílico, semejando las figuras que los obreros de construcción hacen sobre los ventanales para hacer consciente su existencia: “Ellos hacen obras todo el tiempo, pero sin darse cuenta”, comenta el artista.

Luis Lizardo estuvo 27 años en la docencia en talleres prácticos y anota que esto le da a un artista la satisfacción de prestar su mirada para que otros aprendan y, aunque como muchos, considera ese oficio como un apostolado, pero sabe también que ese camino compartido de descubrimientos vale la pena.

Revistadiners.com.co conversó con el artista venezolano en la galería NC-arte de Bogotá, donde se encuentra instalada su obra.

¿Los vidrios en las construcciones y los plásticos olvidados que se le han quedado en la retina tienen el origen de la observación como eje?

Vea tambien: A la semana nos comemos la cantidad de plástico de una tarjeta de crédito sin darnos cuenta

Todo trabajo debe ser basado en la observación. Yo le he comentado a mis alumnos que ver y mirar no es gratuito, uno tiene ese don y ni siquiera se da cuenta; pro eso hay que estar muy atento porque la vida sorprende en fracciones de segundo y uno no lo puede dejar escapar, es como un relámpago del alma y hay que estar pendiente de cuando sucede, no es gratuito. Hay un momento de cinco segundos en las tardes en las que parece que la luz se detuviera por fracciones de segundo y si uno no lo ve, qué caso tiene pasar los días.

En mi caso hay una fascinación por los materiales, por el mundo que puede encerrar un material, reconozco los papeles por textura y el plástico empecé a ver que me podía dar de línea de flexibilidad. Yo empiezo a quitar, porque para mi el dibujo es suprimir, es limpiar. Una superficie de dos por dos lo podía volver casi una telaraña.

¿Cómo fue trabajar con un material inédito para usted como el plástico?

El plástico es un material casi sensual porque es muy dócil, aunque la primera impronta es muy fuerte, muy industrial Al cortar los plásticos ellos son muy autónomos, casi dictan formas muy geométricas, pero al levantar la línea toma toda la libertad del dibujo, se flexibiliza, es totalmente orgánica. Las obras del primer piso parecen como tinta que encapsulé en acetatos; había que poner la bolsa negra, que la trabajaba previamente en mi taller, pero sin saber que forma estaba cortando y a medida que iba rodando los rodillos de calor y acetato iba deshaciendo la bolsa negra y aparecían al otro lado estas que semejan acuarelas japonesas con un tinte profundo. Es menos geométrico que otros cortes. Es la posibilidad que tengo a través de un solo material, de diversificar la línea.

Las bolsas antes de entrar a los rodillos de calor eran absolutamente amorfas y había una idea leve de pensar que si ponía una mancha aquí salía al otro lado de determinada manera. Hay cierto oficio de la mirada pero el primer sorprendido era yo, de lo que salía al otro lado.

De un solo retazo de plástico quería lograr las líneas mas finas. Tenía que tener momentos para concentrarme en los cortes de cientos de piezas individuales, aquí ellas dictaron qué formas se iban componiendo.

¿Y cómo era la primera vez con ese material el trabajo estuvo hecho a partir de ensayo y error?

Vea tambien: Cinco autos deportivos icónicos del cine

Siempre hay un proceso de ensayo y error. Yo digo que me interesan muchos los materiales precisamente por la sorpresa del potencial del material, a ver quién se agota primero, si el material o yo.

¿Y quién se agotó primero?

Yo.

***

¿Cuándo y dónde?

La exposición Dibujos bogotanos de Luis Lizardo estará en NC-arte desde el 7 de julio al 18 de agosto de 2012, en horarios de lunes a viernes de 10 a. m. a 6 p. m. y sábados de 10 a. m. a 2 p. m.  Carrera 5- 26B – 76, teléfono: 2821474.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
12 / 2012

Send this to a friend