Exitosa subasta de artistas colombianos en Christie’s

De los 20 trabajos de Fernando Botero se vendieron 14 y de las 17 obras de otros artistas colombianos se subastaron 15, dentro de la colección de Arte Latinoamericano presentada por Christie’s en Nueva York.

La casa de subastas Christies reportó éxito en la comercialización de las obras de artistas colombianos incluidos en la colección de Arte Latinoamericano, que se realizó entre el 22 y 23 de mayo en Nueva York. Con un resultado total de 27 millones de dólares en ventas, el precio de las obras osciló entre 6 mil y 1’426.500 dólares.

Fueron 307 trabajos de artistas como el chileno Roberto Matta, el peruano Fernando de Sziszlo y el argentino Julio Leparc. Entre los colombianos estuvieron Fernando Botero con 20 pinturas yesculturas de las que se vendieron 14; Hugo Zapata, Carlos Rojas, Alipio Jaramillo, Ómar Rayo, Eduardo Ramírez Villamizar, Santiago Cárdenas, Feliza Bursztyn, Luis Caballero, Ana Mercedes Hoyos y Rafael Gómezbarros, de quienes se vendieron 15 de los 17 trabajos. Esta venta representa el mayor número de obras colombianas subastados hasta ahora en esta casa estadounidense, independiente de Fernando Botero, dice Juanita Madriñan, representante internacional para Colombia de Christie’s.

Interés por el arte latinoamericano

En la sesión más importante, que se lleva a cabo el 22 en la noche, se subastaron 85 trabajos, entre los que se incluyeron los de Botero y uno de Zapata. El 23 en la mañana se presentaron las 222 obras restantes.
Este resultado hace parte de un interés reciente de coleccionistas y compradores por el arte latinoamericano, que llevó al nombramiento de Juanita Madriñan en el 2011, como representante de los trabajos nacionales ante esta casa de subastas. “Es en general un interés mayor por el arte del continente, como las obras brasileras que han sido muy demandas y eso repercute en Latinoamérica, porque de alguna manera son trabajos de calidad a menor costo”, explica Madriñan.

Las pinturas y esculturas no provenían directamente de los artistas, sino de clientes que buscaban subastarlas. “Las obras llegaron a mí a través de ofertas y yo las presenté a los especialistas en Nueva York, quienes son los que toman la decisión final de incluirlas”, explica la experta. Para eso, se evalúa que el artista tenga un interés global y sus trabajos hayan sido expuestos en galerías, museos o eventos internacionales.

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend