SUSCRIBIRME

"Cerdocracia es un ajuste de cuentas con el actual gobierno de Colombia", Matador

El caricaturista Matador debuta en las tablas con Cerdocracia, una obra presente en el Teatro.co que hace una radiografía política de Colombia con humor. Hablamos con él.

Foto: Instagram Matador - @matador000

El caricaturista Matador debuta en las tablas con Cerdocracia, una obra presente en el Teatro.co que hace una radiografía política de Colombia con humor. Hablamos con él.

A los cuatro años, Julio César González — más conocido como Matador — descubrió en el dibujo su pasión. Su padre era zapatero, por lo que para pasar el tiempo pintaba sobre los pedazos de cuero que caían al piso. Cuarenta y nueve años después, sus caricaturas no solo ocupan las páginas de diversos periódicos colombianos sino que cuentan con más de un millón de seguidores en redes sociales y están presentes en cientos de carteles en las manifestaciones sociales. 

Este pereirano es uno de los líderes de opinión más destacados de Colombia y, aunque su enfoque es la sátira política, siempre encuentra espacio para toda clase de temas. “Lo ‘bueno’ de ser caricaturista en Colombia es que en un solo día pueden pasar muchas cosas. Es posible que una persona mate a la mamá y al hermano, que ocurra una masacre en Cauca, que pongan un carro bomba en Arauca y que un corazón de marrano modificado genéticamente pueda ser trasplantado a un humano. Y no, no estoy hablando de Iván Duque”, asegura con ironía. 

Por el contrario, con su primera obra de teatro sí hace una alusión directa al presidente colombiano. “Si quieren saber qué diferencia hay entre un cerdo y un cochino, entre un choncho y un puerco, entre un Duque y un presidente, no dejen de ver Cerdocracia, dice en un video en el que invita a sus seguidores al Teatro.co todos los sábados a las 5 p. m.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por matador (@matador000)

Debut en las tablas

Con su característico humor, Matador explica que llegó al teatro por necesidad ya que —como él mismo dice— en pandemia se convirtió en el “Epa Colombia de la caricatura”, pues sacó un juego de mesa, una línea de boxers e incluso medias, delantales e individuales. Pero lo cierto es que esta apuesta teatral nace con un fin claro para el caricaturista: hacer un ajuste de cuentas con el gobierno de Duque.

“En Cerdocracia hablamos de cómo llegó Colombia a elegir a una persona como él que, primero, no es un líder y, segundo, no tiene carácter ni carisma. La imagen del presidente es pobre y eso mismo se ve reflejado en la economía, en lo social y en lo político. Así que la obra es el espejo en el que nos deberíamos mirar para reconocer que, en el fondo, todos somos unas güevas a la hora de elegir porque nos dejamos manipular”, comenta el pereirano. 

Una conversación sobre política

Los temas que Matador toca en la obra pueden ser incómodos para muchos, por lo mismo, la dinámica es muy diferente a lo que se suele ver normalmente en las tablas, pues su propósito es generar conversaciones sin importar las ideologías políticas. De esta forma, la esencia del acto radica en la participación del público mientras él hace caricaturas en tiempo real.

Vea también: “La buena comida tiene que ser asequible para todos”: Sebastián Vargas, chef colombiano ganador de estrella Michelin

“Sería muy chévere que incluso vengan los uribistas. Ya envié invitaciones a la Casa de Nariño, pero no me han contestado. Me gustaría que todos vinieran y se subieran al escenario porque nos han enseñado que no hay que hablar de política pero, por el contrario, es necesario hablar de ella desde que estamos en el colegio, pues debería ser entendida como el hecho de exponer sus ideas sin ser agredido. El objetivo con esta obra es hacer catarsis y dejar un mensaje de que el país debemos construirlo juntos y no un montón de corruptos a los que siempre les delegamos ese poder”, agrega. 

Sin miedo

Matador bromea una y otra vez sobre su muerte. Mientras habla de las risas y el llanto que podría generar su obra, agrega una cosa más: “hasta de pronto hay bala, quién quita. Se muere uno en el teatro como Lincoln”, dice riendo. 

Aunque claramente lo dice por molestar, no es gratuito, pues el caricaturista ha recibido amenazas de muerte en varias ocasiones. De hecho, en 2018 decidió retirarse por un tiempo de las redes sociales debido a la cantidad de intimidaciones que recibió. Ahora debe andar con guardaespaldas, algo que en una entrevista con EL TIEMPO en ese año calificaba de “lamentable”, pues su única “arma” es su lápiz y su cerebro. 

Además de eso, varios políticos han presentado acciones legales en su contra, incluyendo al expresidente Álvaro Uribe Vélez. “De todas las tutelas que me han puesto, por ahí unas ocho o diez, nadie ha ganado siquiera una. Claro, uno se asusta en el momento, pero es una forma de coartar la libertad de expresión y he tenido unos aliados muy grandes —como la FLIP— que me han ayudado a expresarme libremente”, dice y agrega que no hay que tener miedo de decir la verdad. Mucho menos a los dirigentes políticos. 

Un voto racional, no pasional

Que Cerdocracia se haga en estos momentos tan cruciales para el país, donde están en furor las campañas políticas para las próximas elecciones, “cae como una pedrada en ojo tuerto”, según indica Matador. 

“La gente tiene que despertar para tener conciencia de la importancia de la política, porque realmente la democracia significa que cada ciudadano se apersone de su lugar y tenga un criterio a la hora de elegir a un mandatario, pero la mayoría de los habitantes de Colombia son personas empobrecidas porque a los que gobiernan no les interesa que nadie sepa más para que puedan ser comprados por una teja o por $50.000 pesos”.

Espera que con Cerdocracia se abra un espacio para la conversación y aprovecha para invitar a los colombianos a que voten de forma racional y no pasional. “Votamos por el miedo a, no votamos con la esperanza de, y esa es la reflexión que me gustaría dejar en la obra, tenemos que ser conscientes de quiénes son las personas que elegimos para gobernar”, concluye.

La obra de teatro estará disponible todos los sábados de febrero a las 5 p. m. Para reservas o más información ingrese a la página oficial del Teatro.co, ubicado en el segundo piso del Centro Comercial Santafé.

También le puede interesar: “Es muy doloroso que no conozcan quiénes le hacen daño al país”, Alejandro Riaño

María Camila Botero. Soy periodista. Me gusta observar el mundo y luego escribir sobre la vida. Me apasionan los temas con enfoque social, el cine y los libros. Twitter: @CamiBotero8 Correo electrónico: camila.botero@revistadiners.com.co 

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Febrero
01 / 2022

Send this to a friend