SUSCRIBIRME

“‘El coronel no tiene quien le escriba’ es una obra sobre dignidad y esperanza”

El libro de Gabriel García Márquez llega al Teatro Colón bajo la dirección de Jorge Alí Triana e interpretada por Santiago Moure, Germán Jaramillo y Laura García.

Foto: Teatro Colón

El libro de Gabriel García Márquez llega al Teatro Colón bajo la dirección de Jorge Alí Triana e interpretada por Santiago Moure, Germán Jaramillo y Laura García.

No hay nadie en Colombia con más experiencia en llevar la obra de Gabriel García Márquez al teatro que Jorge Alí Triana. El director, guionista y actor recuerda una vez que el nobel lo visitó durante el montaje de La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada y lo cuestionó porque faltaba un diálogo que en realidad no hacía parte del libro. “Me entró terror porque cada vez quería agregar algo a la obra”, dijo en una entrevista con Noticias Caracol.

Ahora, luego de haber dirigido la película colombiana Tiempo de morir, escrita por Gabo, y de llevar al teatro Crónica de una muerte anunciada, vuelve con la obra que el oriundo de Aracataca consideró el gran trabajo de su vida: El coronel no tiene quien le escriba.

“Hemos sido muy fieles al texto original y yo, particularmente, he tenido ese cuidado de no agregarle nada, porque todo lo que él dice ahí es suficiente”, dice en referencia a este montaje que se estrenará el 12 de octubre, a las 7:30 p.m., en el aniversario 129 del Teatro Colón y que estará disponible hasta el 24 del mismo mes. Encuentre acá información sobre programación y boletería.

View this post on Instagram

Una publicación compartida de Teatro Colón de Bogotá (@miteatrocolon)

Nadie le escribe al coronel…

La obra retrata los últimos días de un coronel obsesionado con la llegada de su pensión, la cual lleva 15 años en un proceso burocrático sin solución. Reducido a la miseria, su único contacto con el mundo exterior será la visita, cada viernes sin falta, a la oficina de correos con la esperanza de encontrar una carta para él.

Para Jorge Alí, además de volver al teatro en el que actuó por primera vez cuando era un niño —en la obra Caperucita en el bosque— y el que considera como el “equivalente al Vaticano para los católicos”, lo emociona hacerlo con esta historia de Gabriel García Márquez que incluye una metáfora tan vigente sobre la realidad del país. 

“En Colombia la historia siempre se repite y vivimos en una guerra interminable desde los años 50. Esta obra muestra esa maravillosa visión de Gabo quien, a los 30 años, metido en un altillo en París, no pasaba por su mejor momento a nivel económico”, explica el director, pues el escritor de Cien años de soledad trabajaba como corresponsal para El Espectador, hasta que el periódico cerró en los años 50 por políticas de gobierno.

“Se quedó sin sueldo y vivencialmente estaba igual que el coronel. Entonces tiene esa mirada poética y metafórica sobre nuestra realidad. Ese anciano es una persona entrañable que a pesar de las dificultades y de llevar 40 años esperando su pensión, tiene una perseverancia extraordinaria. Esta obra es sobre la dignidad y la esperanza de que el mundo puede ser mejor”. 

Un elenco con historia

Germán Jaramillo, Laura García, Santiago Moure, Jhon Alex Toro, Luis Hurtado, Christian Ballesteros, Victor Navarro y Diego Sarmiento son los encargados de darle vida a los personajes que se encontraban en papel. Muchos de ellos ya habían trabajado antes en obras de Gabriel García Márquez y bajo la dirección de Jorge Alí, como García.

“Mi personaje es el polo a tierra y siento que tiene mucha similitud con lo que vivía en ese entonces Gabo, pues su mujer le decía que consiguiera trabajo porque no podía seguir sosteniéndolo. Eso es lo mismo que le dice la esposa al coronel: “venda el gallo, las argollas de matrimonio, lo que sea, porque la dignidad no se come”, asegura la intérprete de la esposa del coronel, quien fue seleccionada por el nobel para actuar en el monólogo Diatriba de amor contra un hombre sentado, entre otros papeles. 

Además, explicó cómo se preparó para interpretar su personaje. “A mí Gabo siempre me ha traído mucha suerte y nos entendíamos muy bien, así que antes de hacer un trabajo de él, leo como tres o cuatro de sus novelas para entender ese universo que tiene replegado”.

Sobre la obra

Claudia del Valle, directora del Teatro Colón, hace énfasis en la importancia de regresar al teatro para apoyar la reactivación del sector cultural. “¿Qué mejor que hacerlo con esta obra que es un ícono de la literatura colombiana y que hace parte de nuestro legado?”. 

Vea tambien: FICCI Interruptus: el cine como una apuesta de sobrevivencia

Por otro lado, revela que el montaje estaba planeado para el año pasado, pero que a causa de la pandemia tuvo que postergarse. Por este motivo cree que El coronel no tiene quien le escriba tiene incluso más fuerza para este regreso. “Queríamos celebrar el cumpleaños 129 con algo muy nuestro, pero que también hablara sobre la dignidad y la resistencia”.

Debido a las restricciones, el aforo permitido es de 425 personas, lo que equivale a cerca de un 50 %. Además, para cumplir su misión de “ser un escenario realmente incluyente», algunas funciones tendrán un intérprete de lengua de señas y audio descripción.

Verifique los horarios y adquiera sus entradas para El coronel no tiene quien le escriba en la página oficial del teatro.

También le puede interesar: García Márquez, el costeño que conoció Juan Gossaín

María Camila Botero. Soy periodista. Me gusta observar el mundo y luego escribir sobre la vida. Me apasionan los temas con enfoque social, el cine y los libros. Twitter: @CamiBotero8 Correo electrónico: camila.botero@revistadiners.com.co 

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Octubre
09 / 2021

Send this to a friend