Arte y libros

Come cuento, el pódcast para escuchar a sus escritores favoritos con Mima Peña

Ricardo Silva Romero lee despacio, con su entonación tan bogotana, El regalo de los reyes magos del estadounidense O. Henry. Jorge Volpi interpreta el cuento Dos de la tarde con su acento mexicano y Adriana Lisboa narra con su español –muy portugués– un texto de la argentina Samanta Schweblin. Sus voces dan vida al pódcast Come Cuento.

Contrario a aquel dicho popular que profesa ‘no coma cuento’, la intención de este pódcast es precisamente acercar a los oyentes a los relatos cortos, esos que no necesitan de muchos capítulos para proponer una aventura y sorprender. Esto lo sabe bien Mima Peña de Fajardo, creadora del programa.

“Me enamoré del cuento porque uno nunca sabe todo lo que puede suceder en seis páginas. Su brevedad es increíble, cada uno es como un pequeño bombón de chocolate”, dice la escritora, abogada y docente universitaria.

La voz detrás del pódcast

El vínculo entre Mima Peña y la literatura tardó en iniciar. La escritora, que nació en Rhode Island, Estados Unidos, pero pronto regresó a Colombia junto a sus padres, fue embrujada por los libros al final de su adolescencia.


Peña es abogada de la Pontificia Universidad Javeriana y tiene una maestría en Derecho ambiental. Foto cortesía Mima Peña.

“Era flojísima para leer hasta los 18 años, cuando leí A sangre fría de Truman Capote. Me pareció una maravilla y me volví la nerda más grande de la vida”, cuenta. En medio de su timidez, que confiesa conserva hasta ahora, la escritura se convirtió en su forma de expresión.

Entre las páginas de un “libro gordo” que le regaló su papá, Peña plasmaba historias cotidianas. Y, aunque sus días los divide entre la docencia, su pódcast y su familia, Mima encuentra esos pequeños lapsos para volver a la escritura.

“Cuando mis hijos eran pequeños, los dormía y subía al ático de la casa a escribir. Era una terapia deliciosa. Ahora que soy profesora escribo los fines de semana. En la pandemia estuve muy inspirada. Me ha tomado la vida escribir cuentos”, dice. Pero así, con poca premura, logró la distinción a Mejor cuento internacional del Festival de escritores en San Miguel de Allende por su texto Pan de avena.

Vea también: La historia detrás de ‘Catástrofe’, exposición del artista Dor Guez en el MAMBO


A sangre fría de Truman Capote (izquierda), fue el primer acercamiento de Peña a la literatura. Foto Eric Koch, Wikimedia.

La literatura como salvavidas

La apuesta del pódcast Come Cuento va más allá de unos cuantos minutos en Spotify, Deezer o Apple Podcast. Para Peña, las letras son como un salvavidas en medio del estallido social que enfrenta el país.

“Encontrar comunes denominadores en la literatura es clave. Así nos damos cuenta que en verdad todos queremos lo mismo, aunque por fuera nos vemos muy distintos. Es importante enfocarnos en otros temas, como los libros, y buscar puntos comunes en ellos”, explica.


Foto Thought Catalog / Unsplash

Justamente la idea del programa nació en medio de las cuarentenas obligatorias. Inspirada por sus jornadas de ejercicio, que siempre acompaña de un buen podcast, Mima se atrevió a escribirle, sin más, a una lista de escritores que en 2007 fueron seleccionados por el Hay Festival dentro de la lista Bogotá39.

“Para mi sorpresa la mayoría me han contestado mis cartas positivamente. La idea de arrancar con los Bogotá39, que fueron jóvenes escritores promisorios de menos de 39 años, era ver, también, en qué andan ahora”, cuenta Mima.

Come cuento y acentos

Desde España, Puerto Rico, México, Cuba y demás países iberoamericanos, los destacados escritores se convierten en intérpretes de las letras de otros autores. “Cada uno escoge su cuento favorito, lo lee y lo comentamos. Lo chévere es que, más allá de qué haces o dónde vives, lo que nos une es el gusto por los cuentos”, afirma.

Vea también: “La buena comida tiene que ser asequible para todos”: Sebastián Vargas, chef colombiano ganador de estrella Michelin

La selección de cuentos agrega multiculturalidad al programa. Es encantador el contraste entre la voz firme de Mima Peña con los colores del acento boricua de Giannina Braschi interpretando El Satiricón, un texto escrito originalmente en latín por el autor romano Cayo Petronio.


Por su parte, el argentino Gonzalo Garcés lee La rosa de Paracelso, del también porteño Jorge Luis Borges. La lista continúa con duplas de escritores que el tiempo separa por décadas, e incluso siglos, pero que los cuentos unen con sus letras leídas.

De esta manera, Mima Peña de Fajardo desvela la asociación automática de los cuentos con la literatura para niños. “No es que me sienta la descubridora del cuento, ni mucho menos. Pero la gente en Colombia no lee, y cuando lo hace son novelas. El cuento no está en el radar pero es una verdadera delicia su lectura”, finaliza.

Lea también: 5 podcast de moda para escuchar en la cuarentena

Adrián David Osorio Ramirez, redactor web y asistente editorial. Periodista apasionado por escribir sobre moda y las expresiones culturales.
Adrian Osorio

Entradas recientes

Conozca cinco apps para aprender a tocar instrumentos musicales

Diners eligió las aplicaciones más completas del mercado para aprender guitarra, piano, batería e incluso…

6 horas hace

Guía para comenzar el día con actitud positiva

Una guía práctica, con consejos de expertos en cada campo, para resolver las tareas más…

10 horas hace

Música para todos: de Bad Bunny a Florence & The Machine

Nuestra columnista Laura Galindo recomienda lo nuevo de la banda británica Florence & The Machine,…

14 horas hace

Recomendados literarios: dos voces femeninas y un clásico para releer

La escritora y artista mexicana Verónica Gerber Bicecci y la ghanesa criada en Estados Unidos,…

2 días hace

Dos recetas para preparar el Día del Padre

Le damos dos ideas de platos que puede preparar para celebrar el Día del Padre.…

3 días hace

Cinco datos curiosos de ‘Volver al futuro’ a propósito de Comic-Con

¿Sabía que al principio la máquina del tiempo de estas películas iba ser una nevera…

4 días hace