Arte y libros

6 esculturas que envían mensajes de igualdad y reflexión

Una escultura de cuatro metros de altura que da cuenta sobre una mujer sentada en un banquillo. Tiene cruzadas las piernas y sus brazos están ligeramente ubicados detrás de su cuerpo, como quien le da sostén a la espalda luego de esperar una cita que se retrasó. Una de las tirillas de su vestido está caída, al igual que el tacón de su pie derecho. Aunque no tiene rostro, ni pelo, refleja el paisaje que hay a su alrededor y si alguien llega a ponerse frente a frente de su cabeza, muy seguramente, reflejaría su rostro, como si se tratara de un espejo.

Esta es la nueva escultura de la colombiana María Fernanda Cuartas, llamada Ella, que inauguró en la glorieta del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón para saludar y despedir a todos los que visiten el departamento del Valle del Cauca.

Cortesía María Fernanda Cuartas.


“Decidí no ponerle rostro porque mi obra está basada en metáforas visuales que reflejan la condición humana. Esto permite, como los espejos, que las mujeres entren en diálogo con Ella y se refleje lo que ellas quieren ver”, comentó Cuartas, quien ha presentado sus obras en distintos escenarios de Estados Unidos, Argentina, Viena, Barcelona, Dubai, México y hace parte de los 100 Artistas Contemporáneos Internacionales (B.A.C.E.) en 2007 y 2010.

La obra está respaldada por la ONG Women Together, que resaltó el trabajo de la artista que exalta el trabajo de la mujer en el departamento, a través de una escultura contemporánea que empodera a la mujer. Ella, se une a los cientos de esculturas que existen en el mundo y que envían un mensaje de poder e igualdad.

Expansion, Paige Bradley

Esta es la figura de una mujer sentada en la posición de loto (yoga) con el cuerpo fragmentado y que deja ver en su interior una luz amarilla. Inaugurada en 2004 en la ciudad de Manhattan, la escultora Paige Bradley aseguró a los medios estadounidenses que “buscaba romper mis cimientos, derribar los muros y exponerme por completo al mundo. Allí estaba la verdadera esencia de lo que tenía que decir. Y si esta es una de las esculturas que inspiran a las mujeres, pues creo que he cumplido con el cometido”, aseguró a la página de arte My Modern Met.

Vea también: La historia detrás de ‘Catástrofe’, exposición del artista Dor Guez en el MAMBO

Niña sin miedo, Kristen Visbal

La uruguaya, radicada en Estados Unidos, inauguró una escultura de una niña frente a toro de Wall Street en 2018 con un mensaje bastante claro: “La necesidad para el cambio en los niveles más altos del mundo corporativo de Estados Unidos”, como afirmó Bill de Blasio, alcalde de Nueva York.

Por otro lado, Visbal aseguró que esta hace parte de las esculturas que sirven para que las niñas de todo el mundo encuentren la inspiración y que enfrenten sus miedos y sus retos con los puños en sus caderas, listas para cualquier desafío.

Madre oso y cachorros, Anna Hyatt Huntington

Foto: Joanne Marcinek/ https://www.britannica.com/


Esta escultura ubicada en el State Park, de Redding (Connecticut), Estados Unidos, refleja la condición natural de la maternidad sin importar de qué especie se trate.

Huntington, quien vivió casi 100 años, inauguró esta obra en 1876 con un mensaje revolucionario para su época, porque a diferencia de muchas artistas que firmaron sus obras con nombres masculinos, ella lo hizo a su nombre, desafiando el status quo de la época.

Monumento a la Concordia, Esperanza d’Ors

La madrileña Esperanza d’Ors es reconocida en España por tener varias esculturas en León, Oviedo y Madrid, declaradas patrimonio público. Sin embargo, esta es una de las más reconocidas a nivel mundial, ya que pone al mismo nivel a los hombres y mujeres.

Sin embargo, al detallar más la obra se ve cómo las mujeres van un paso más adelante que los hombres, a la vez que estos las sujetan de gancho en posición de protección.

Autorretrato, Molly Crabapple


Foto: https://www.widewalls.ch/


De las nuevas promesas del arte contemporáneo, Molly Crabapple, editora colaboradora de Vice y columnista de New York Times y The Paris Review, creó este autorretrato con mensajes machistas en contra de su feminidad, lo que genera un poderoso mensaje de cuánto pueden llegar a herir las palabras.

Su trabajo hecho en un retablo de madera fue expuesto a principios de 2019 en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, la London School of Economics, Harvard y Columbia, y luego fue subastado en 100 mil dólares.

También podría interesarle: Conozca las 12 obras que provocaron escándalo en el arte colombiano

Óscar Mena

Entradas recientes

Recomendados literarios: dos voces femeninas y un clásico para releer

La escritora y artista mexicana Verónica Gerber Bicecci y la ghanesa criada en Estados Unidos,…

7 horas hace

Dos recetas para preparar el Día del Padre

Le damos dos ideas de platos que puede preparar para celebrar el Día del Padre.…

1 día hace

Cinco datos curiosos de ‘Volver al futuro’ a propósito de Comic-Con

¿Sabía que al principio la máquina del tiempo de estas películas iba ser una nevera…

2 días hace

Las joyas para el superhéroe que papá lleva dentro

Con estas joyas de Pandora que tienen figuras de Star Wars y superhéroes de Marvel…

3 días hace

El gran Messi cumple 35 años y su retiro sigue pareciendo lejano

Leonardo Faccio hace una reflexión sobre el argentino y su magnificencia en la cancha. Aprovechemos…

3 días hace

La casa en la que se puede volver a los años 80

En el barrio La Castellana, en Bogotá, se encuentra la colección más grande de Latinoamérica…

3 días hace