SUSCRIBIRME

Barco, un presidente crucial para Colombia

A 100 años del natalicio de Virgilio Barco, recordamos esta biografía que le hace justicia a su legado.

Foto: Cortesía editorial

A 100 años del natalicio de Virgilio Barco, recordamos esta biografía que le hace justicia a su legado.

Virgilio BARCO

MALCOLM DEAS

TAURUS

255 PÁGINAS

Esta es una biografía ecuánime y muy bien documentada de Virgilio Barco, que estudió en MIT para ingeniero y vivió periodos de hirsutos y en ocasiones mortales enfrentamientos políticos en su natal Norte de Santander, donde él, como joven liberal gaitanista, tenía bien a su derecha al presbítero Daniel Jordán, un católico intransigente que afinó su veta anticlerical.

Virgilio Barco, como buen santandereano, también conoció figuras como Lucio Pabón Núñez, conservador admirador de Franco y Mussolini, cuyas obras tenía empastadas en fino cuero, la derecha más sectaria.

Pero Barco no comulgaba con extremos de ningún tipo. Casado con una norteamericana, su carrera política lo haría alcalde de Bogotá, de 1966 a 1969, donde impulsó Ciudad Salitre. Había sido antes ministro de Agricultura y Obras y, dentro del pacto del Frente Nacional estuvo cerca de uno de los firmantes, Alberto Lleras Camargo.

Vea tambien: ‘Diciembre, otra vez’, las memorias de Santiago Cruz en ocho icónicas frases


Virgilio Barco un presidente que sí cumplió con su deber

Sería luego embajador en Washington y Deas se complace en elogiar dos de sus realizaciones: el Archivo Nacional y la colección de libros sobre la figura de Santander, también coterráneo suyo.

Lo que Deas recalca una y otra vez es la forma rigurosa en que Barco asumía sus deberes, sin dejarse atraer por la facundia tropical, como en la organización de la visita de Pablo VI a Colombia, y el ejercicio riguroso en la preparación de sus discursos, sobrios y claros a la vez.

También le puede interesar: Historias de presidentes y otros personajes contadas por sus choferes

Su lucha contra el narcotráfico

Pero le tocaron malos tiempos: guerrilla, narcotráfico, paramilitares, atentados, debate sobre la extradición, asesinato de candidatos presidenciales de izquierda como Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo.

El libro es también un largo memorial de agravios a las precariedades en información y contrainteligencia. De cuando figuras como Pablo Escobar edificaban su propio imperio pagando por cada policía asesinado. Deas amplía el marco comparativo, fijándose en Irlanda e Italia, el IRA y la camorra italiana.

Vea tambien: El MAMBO se mueve: arte sin límites

Un tributo a su legado

El libro es también una galería de retratos perspicaces del círculo cercano a Barco, el famoso sanedrín donde están Eduardo Mestre, Gustavo Vasco, Mario Latorre, también santandereano, y Fernando Cepeda.

Nacido en 1921 y muerto en 1997. Virgilio Barco señaló con claridad y firmeza que el gran problema de Colombia era y sería el narcotráfico. Como hoy lo seguimos padeciendo. Con un total de 4.214.510 votos fue elegido presidente el 7 de agosto de 1986.

También le puede interesar: “Cuando tengan miedo piensen en el que está sintiendo la contraparte”, Alberto Lleras Camargo

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Septiembre
17 / 2021

ARTICULOS RELACIONADOS

octubre 21, 2021 VER MÁS
Send this to a friend