SUSCRIBIRME

¿Quién es Elena Poniatowska?

El Premio Cervantes está diseñado para reconocer anualmente a un autor que con su obra haya enriquecido el legado cultural hispanoamericano. Quién mejor que Elena Poniatowska para recibirlo.

Foto: Pedrobautista/ GNU Free Documentation License

El Premio Cervantes está diseñado para reconocer anualmente a un autor que con su obra haya enriquecido el legado cultural hispanoamericano. Quién mejor que Elena Poniatowska para recibirlo.

Helène Elizabeth Louise Amelie Paula Dolores Poniatowska Amor  (Elena Poniatowska) nació el 19 de mayo de 1932. En el hogar de Dolores Amor (conocida como Paulette)—hija de porfirianos exiliados en París— y Jean Evremont Poniatowski Sperri, heredero exiliado de la corona polaca, lo que la hizo heredera del título de princesa de Polonia.

En el 41, su madre huye de la Segunda Guerra Mundial junto con ella y su hermana para radicarse en México en donde años más tarde su padre, al regresar del combate, se iniciará como empresario. Parte de su educación secundaria se da en los Estados Unidos y es al regresar de esta experiencia que —contrariamente a su casi predicho matrimonio con algún noble europeo decidirá dedicarse al periodismo.

Elena Poniatowska, la mexicana más europea

En principio los escritos de Poniatowska para los diarios se centraron en la crónica social y las entrevistas con grandes artistas mexicanos que le ganaron una audiencia importante y le permitieron gozar de un éxito importante con la publicación de su novela Lilus Kikus en 1955.

Los años posteriores sin embargo, llegarán con nuevas inquietudes a la vida de la periodista. Gracias a su cercana relación con algunos intelectuales socialistas. En cierta medida, la sacaran de la esfera de muchacha burguesa y marcaran el inicio de su comprometido activismo en beneficio de los mexicanos menos favorecidos. El inicio de este camino se hará visible en su libro de crónicas sobre los paseos dominicales de las familias humildes del país, Todo empezó en domingo (1965).

Inspiración de la vida real

A partir de entonces su obra literaria se nutrirá de las fuentes de su trabajo periodístico como en el caso de la novela testimonial Hasta no verte Jesús mío (1969). Que relata con humor los testimonios extraídos de sus entrevista a una empleada doméstica que le contó sus peripecias en el mundo del servicio.

Vea tambien: 5.749 días, el conflicto armado colombiano a través del amor y el perdón

Por la misma época Poniatowska recolectará testimonios sobre la masacre estudiantil de 1968 en Tatlelolco. Incluido el de otra grande del periodismo, Oriana Fallaci, que no será publicado por los medios que, debido a los interese gobiernistas que interceptaban al periodismo mexicano y no dejaban salir a la luz los detalles de su injusticia.

De todos los trabajos literarios y periodísticos escritos en México sobre la matanza de Tatlelolco —Fernando del Paso, Luis González de Alba, Roberto Bolaño, entre muchos otros—. Es el trabajo de Elena Poniatowska en el libro de testimonios La noche de Tatlelolco (1971), sin duda alguna, el referente principal.

En señal de su indignación por los eventos, la autora rechaza en ese año el premio literario Xavier Villaurrutia por ese trabajo; años más tarde, en 1979, sería galardonada con el Premio Nacional de Periodismo.

Elena Poniatowska, una cronista de pura sangre

Cronista de los eventos más importantes de la historia mexicana reciente, con una obra en la que su militancia izquierdista. Y a favor de la defensa de los derechos humanos, la obra de Elena Poniatowska es un reflejo de las luchas sociales y del fuerte. Y determinante rol de la mujer en la sociedad mexicana, a la par que una mirada crítica al machismo y la banalidad contemporáneas.

Dentro de sus personajes también se encuentran los niños trabajadores, las mujeres explotadas sexualmente , los desfavorecidos. Así como la clase política mexicana, los líderes sindicalistas. Y en suma, todos aquellos actores que viven en la contradictoria escena de la injusticia social no sólo mexicana sino latinoamericana.

Vea tambien: El cómic ya hace parte de la industria cultural

Obras obligatorias para leer

La obra literaria de Poniatowska ha sido galardonada en múltiples ocasiones, con el premio Alfaguara de Novela por La piel del cielo (2001). Con El tren pasa primero (2007) que la hizo acreedora del Premio Internacional Rómulo Gallegos, y con Lenora (2011). Con el premio Biblioteca Breve de Seix Barral, entre muchos otros reconocimientos.

No solo desde las grandes casa editoriales sino desde múltiples facultades de literatura y periodismo. Que ven en sus palabras un ejemplo de escritura verdaderamente comprometida y consciente. La pertinencia de este reconocimiento es indiscutible.

También le puede interesar: Ida y Vuelta: Las mejores entrevistas de Elena Poniatowska

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Marzo
19 / 2021
Advertisement

Send this to a friend