SUSCRIBIRME
INICIO//Arte y libros//"Cauca" de Camilo Echavarría en el SNA

"Cauca" de Camilo Echavarría en el SNA

Con un montaje cuidadoso, lleno de detalles y sutilezas, la obra exhibida por este artista en el 43SNA conmueve.

Con un montaje cuidadoso, lleno de detalles y sutilezas, la obra exhibida por este artista en el 43SNA conmueve.

A Camilo Echavarría lo conocí por casualidad, y por casualidad también supe que era artista plástico, que su obra Cauca formaba parte de la selección del 43 Salón (Inter) Nacional de Artistas, y que estaba ubicada en la sala norte del segundo piso del Museo de Antioquia. Inicialmente entendí que se trataba de una videoproyección, y tal vez para facilitar las cosas así está descrita en la ficha del salón su obra. Para entender mejor de qué se trataba, le pedí que visitáramos juntos la instalación y me hablara de ella, pues los vídeos no son necesariamente mis favoritos en las exposiciones.

Sorpresas fueron las que aparecieron en el camino, para empezar, el trabajo de Camilo no está construido con vídeo, sino con fotografía –campo en él que tiene una experiencia de más de 25 años– y la gran pantalla que proyecta Cauca no pasa imágenes en movimiento, “pasa” imágenes detenidas. En sus palabras: “esta obra existe en un lugar intermedio entre la fotografía y el vídeo, pues se compone de una imagen a la que agrego tiempo, con el propósito de liberarla de su condición de instantánea”.

Así como Monet pintó la Catedral de Rouen en distintos momentos del día y del año –a lo largo de dos años–, Camilo elije un lugar para fotografiarlo muchas veces a lo largo de días, semanas, e inclusive meses, dejando evidencia de los cambios que surgen en la atmosfera, la luz y la superficie. Esta estrategia nace hace ya varios años, cuando vivía en la Florida, con la obra Axis Mundi, producida a partir de fotografías tomadas durante más de un año, solo que en esa ocasión exhibió las imágenes de la Bahía de Biscayne como obras independientes, una al lado de la otra. Fue entonces cuando surgió la necesidad de representar el lugar por medio de una imagen única y de buscar una manera de secuenciar las diferentes tomas, sin que existiera una transición notable. El resultado es contundente.

 

En Valparaíso a oscuras

Entro pues a un espacio oscuro, donde se encuentra la obra de Camilo Echavarría. Me encuentro entre cuatro paredes, una de las cuales está bañada, de esquina a esquina, por la luz del proyector, como si se tratara de una ventana con vista al paisaje fotografiado; es un paisaje de Valparaíso, Antioquia, mirando hacia el suroriente, en dirección al nevado del Ruiz, que por momentos aparece mágicamente en la gigante proyección. Nos sentamos en la banca dispuesta para los visitantes durante los nueve minutos de proyección, y Camilo me cuenta acerca del proceso.

El proyecto nació hace más o menos un año, desde que visitó el sitio por primera vez. La producción de la obra como tal necesitó dos meses de trabajo intenso, desde que tomó las fotografías, las seleccionó y realizó la secuencia en vídeo. Aquí hago uno de los descubrimientos más bellos, si bien Camilo le apuesta a la fidelidad del paisaje representado, el montaje de las fotografías no tiene un orden cronológico, sino que está motivado por decisiones estéticas, en las que hay muchos detalles y sutilezas, que son las que finalmente suman majestuosidad a un paisaje ya de por sí imponente.

Entre conversar, escribir y mirar por ratos la pantalla, me doy cuenta de que aunque Camilo explica que el paisaje en sí no tiene movimiento, éste se percibe de manera inevitable. La sensación está dada por la sutil transición de fotografías con diferencia de tiempo entre una y otra, de la misma manera en la que se produce una ilusión de movimiento, al pasar rápidamente las hojas de una libreta que contiene dibujos que cambian muy poco de una página a otra. El movimiento, propiamente dicho, es visible en las garzas que pasan volando y se desaparecen entre las nubes, la canoa que deriva lentamente por el río y los camiones con sus luces prendidas que surcan una carretera al anochecer, estos sí, registrados directamente en vídeo.

Vea tambien: La ninfa Dafne y la metamorfosis: Claudia Bahamón por Miler Lagos

Algo similar sucede con el sonido ambiente, que es capturado en el lugar directamente por el artista; sin embargo, como sucede con las imágenes, éste tampoco está sincronizado de forma lineal, sino que acompaña la imagen (o más bien imágenes), con el fin de sumarle una capa más de información a la experiencia. También los sonidos se van haciendo más notorios con el paso del tiempo, pues como dice Camilo sobre su trabajo: “la obra es generosa y le retribuye al observador el tiempo que éste le invierte”, con lo cual alude a cómo mientras más tiempo se pasa frente a ella, más detalles visuales y sonoros se descubren. Obras como esta, son una invitación a detenerse en el tiempo, a verlo transcurrir con menos prisa.

Cauca es el resultado de un acercamiento muy personal al paisaje, el cual se representa sin ninguna obligación de producir un documento que registre la realidad fielmente. El artista aborda sin reservas la idealización y la subjetividad en el paisaje, haciendo un homenaje a la historia de la pintura de este género. Rara vez una obra maestra del paisaje representa literalmente lo que el artista tenía frente a los ojos, y es precisamente esta ambigüedad entre lo real y lo construido, lo que hace esta obra tan seductora.

Salgo del espacio oscuro nuevamente, han entrado algunos espectadores y han tenido la buena fortuna de que Camilo les cuente algún detalle –no en todas las obras hay que tener información de parte del artista, pero en esta el aporte hace una gran diferencia–. Yo me voy con la intención de acercarme más a estos espacios oscuros que proyectan vídeos en las exposiciones, aprendo que es cuestión de dedicarle tiempo a la obra, para que ella me lo devuelva en experiencias. El paisaje, el territorio, la fotografía, el viaje y la exploración que mueven la creación artística de Camilo Echavarría, dejaron una huella en mí.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Octubre
15 / 2013


Send this to a friend