SUSCRIBIRME
INICIO//Actualidad//Planeta//La guerra contra los plásticos de un solo uso

La guerra contra los plásticos de un solo uso

Cientos de países han acordado disminuir el consumo de plástico hasta 2030. Algunas organizaciones independientes le apuestan a iniciativas similares. ¿Será suficiente?

Foto: Ishan @seefromthesky / Unsplash

Cientos de países han acordado disminuir el consumo de plástico hasta 2030. Algunas organizaciones independientes le apuestan a iniciativas similares. ¿Será suficiente?

Más de la mitad de las tortugas marinas del mundo han ingerido plástico u otros desechos artificiales”, «Hay tantos residuos de plástico en el mundo que podrían cubrir un país como Argentina», “¿Cuánto microplástico contiene el agua que bebes?»

Estos son algunos titulares de medios nacionales e internacionales que alertan sobre la grandeza del problema. El plástico está inundando al mundo y con él se está llevando la vida por delante.

El pasado mes de marzo 170 países, entre ellos Colombia, acordaron reducir el consumo de plástico para 2030. El pacto se celebró en el marco de la IV Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Algunos de los datos que se mencionaron durante la reunión expusieron la dimensión del desafío: el 10 % de los desechos mundiales son plástico, se usan 500 mil millones de bolsas cada año y en ese mismo lapso se producen 300 millones de toneladas de plástico.

Los países se comprometieron a mejorar el diseño de los productos (para que sean reutilizables y no se desechen al primer uso) y emplear materiales fáciles de reciclar.

Foto: Unsplash CC BY 0.0.

Vea tambien: 6 consejos que debe tener en cuenta a la hora de remodelar con vidrio


Ese mismo mes el Parlamento Europeo aprobó una ley similar pero más contundente, pues prohibió, expresamente, 10 artículos de plástico de un solo uso, y que resultan comunes, como pitillos y cubiertos. Además, para 2029 se propusieron reciclar el 90 % de las botellas utilizadas. Las medidas se tomaron luego de que la Comisión Europea determinaran que el 80 % de los desechos arrojados al mar, son plásticos.

Según el Foro Económico Mundial, hay 150 millones de toneladas de plástico en los océanos y mares del mundo.

¿Cambiar el plástico por botellas de vidrio reutilizables?

Para encontrarle reemplazos al plástico algunos han sugerido que el vidrio podría ser una mejor opción, pues existe un sistema más común y práctico para realizar su proceso de reciclaje, sin embargo, se calcula que, en dado caso de reemplazar todo el plástico por vidrio, el transporte de bebidas se tendría que hacer en contenedores más pesados, esto se traduce en un 40 % más de energía, produciendo más dióxido de carbono contaminante y según el Consejo Estadounidense de Química y la empresa de contabilidad ambiental Trucost, se calcula que los costos ambientales serían serían 5 veces más altos.

«No es tan simple decir ‘el plástico es malo’, así que usemos otra cosa», le dijo a la BBC Eliot Whittington, director del programa de políticas del Instituto para el Liderazgo en Sostenibilidad de la Universidad de Cambridge. «Se necesita un cambio completo en la forma en que usamos el embalaje de los productos. La mayoría de los empaques ahora se usan solo una vez y se tiran. Necesitamos abandonar eso y se requiere alguna forma de liderazgo del gobierno».

¿Cuáles serían las posibles soluciones?

Los bioplásticos se posicionan como las alternativas más vistas por su capacidad de descomposición y la diversificación del mercado que podrían generar. Aparecen opciones como el plástico de hongos, que luego se convierte en abono; el plástico elaborado a partir de fibras de yuca; y el plástico creado a partir del almidón de papa.

Vea tambien: Cinco museos de la música que debe visitar

Foto: Unsplash CC BY 0.0.


Sin embargo, esta alternativa no convence del todo a los expertos, pues, Anthony Ryan, profesor de química y director del Centro Grantham para Futuros Sostenibles de la Universidad de Sheffield, aseguró para la BBC que «se tratan los síntomas y no la enfermedad. Si la enfermedad es nuestra sociedad desechable, hacer que los envases sean biodegradables solo alienta a las personas a generar más basura».

Aunque el grueso de las soluciones se encuentra en un compromiso real de las empresas productoras de plástico, y de los gobiernos que tienen como reto implementar y cumplir los acuerdos a los que llegan en materia de sostenibilidad, algunas iniciativas como Loop, recientemente presentada en el Foro Económico Mundial, pretende llevar la responsabilidad de la disminución del uso de los plásticos, a los hogares de todo el mundo.

Se trata de una plataforma web que vende más de 300 productos de marcas reconocidas como Nivea, Ariel y otros, en empaques reutilizables. Esta idea cuenta con el apoyo de TerraCycle, una empresa de reciclaje en Estados Unidos, y cuenta con aliados de grandes compañías como Nestlé, P&G y PepsiCo.

“La razón por la que empezamos trabajando con las empresas más grandes es porque el proyecto solo puede ser económicamente viable cuando se cambia la propiedad del empaque”, dijo Tom Szaky, director de TerraCycle durante la presentación. Por el momento funciona en los Carrefour de París, Estados Unidos y Tesco, en Reino Unido.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
11 / 2019

Send this to a friend