SUSCRIBIRME
INICIO//Viajes//Para Viajeros//Seis lugares para hacer avistamiento de aves en Colombia

Seis lugares para hacer avistamiento de aves en Colombia

Por tercer año consecutivo Colombia fue declarado el país con mayor variedad de aves en el mundo. Esta noticia puede ser una buena razón para cuidarlas y conocerlas.

Foto: Twitter / @Team_eBird

Por tercer año consecutivo Colombia fue declarado el país con mayor variedad de aves en el mundo. Esta noticia puede ser una buena razón para cuidarlas y conocerlas.

El vuelo de las aves en Colombia nos puso en el primer puesto del Campeonato Mundial de Observación de Aves, o Global Big Day, por tercera año consecutivo. Colombia registró 1.592 aves (aunque se dice que puede haber alrededor de 1.900)

En este campeonato, organizado por el Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell, los resultados dependían de la afición y compromiso de avistadores aficionados y pajareros que dedicaron las horas del 4 mayo a buscar y fotografiar la mayor cantidad de aves posibles. El piquero nazca, el flamenco Rojo, el ibis blanco, la columbina colorada, el añapero blanco, el piquero pardo, la cerceta aliazul y el garrapatero aní/asurcado, fueron las especies más observadas en Colombia durante el día.

Especies por región /ebird.org


Este hecho es una invitación para cuidar a las aves, respetar su hábitat, dejarlas al vuelo libre y, sobre todo, para conocerlas. Nuestro país es el paraíso para hacer avistamiento de aves, por eso Diners le trae seis lugares que puede visitar para conocerlas.

1. Reserva Natural Laguna de Sonso, Valle del Cauca

A 10 kilómetros al suroccidente de Buga llegan aves migratorias que durante el invierno viajan desde el norte de América a resguardarse del frío. Aficionados y profesionales han reconocido a esta reserva como uno de los sitios de mayor atractivo por la riqueza de su avifauna. El periquito de anteojos, el atrapamoscas apical, la viudita común, el buitre de ciénaga, el pato crestudo, o el cardenal pantanero son algunas de las especies 300 especies conocidas de esta zona.

Vea tambien: En defensa de la palabra 'ñero', por Juan Gossaín

2. Parque Nacional Natural Tatamá, Risaralda, Chocó y Valle del Cauca
Alrededor del lomo de la Cordillera Occidental, fluyen cascadas, crecen frailejones y habitan aves que no se imaginan: son 51 familias, de 270 géneros y 402 especies. Las familias con mayor representatividad son las Tyrannidae, Thraupida y Trochilidae. Esta área protegida es, además, la casa de uno de los tres páramos de Colombia que no han sufrido por la intervención del hombre.

Para llegar puede partir desde Pereira o Manizales, tomar la carretera que conduce a Santuario y después el camino a la vereda Los Planes de San Rafael. A partir de allí arranca un camino que sigue la hoya del río San Rafael, pasa por la cabaña del Ministerio del Medio Ambiente (1 o 2 horas) y que conduce a la región de los páramos. El recorrido le tomará entre 6 a 8 horas.

Aunque no hay cadenas de hoteles para hospedaje, la Corporación Autónoma Regional de Risaralda tiene una propiedad en la Vereda San Rafael, en la que se pueden alojar aproximadamente 40 personas.

3. Finca Hotel Reserva Natural Mururito, Meta
A 1 hora y 30 minutos de Puerto Gaitán, se extiende una finca-hotel junto al río Manacacias de 2000 hectáreas, casi tan parecida a un edén. Bosques, caños, lagunas, sabanas, esteros y serranías albergan toda clase de mamíferos, reptiles y, por supuesto, aves. Casi el 40 % de las aves del país se pueden encontrar en los llanos, y casi todas se pueden ver desde este lugar. Los ibis escarlata, el búho de madriguera y los pico tijera, pueden ser una buena compañía en una vacaciones.

4. Parque Nacional Natural Uramba Bahía Málaga, Valle del Cauca
El mar del Pacífico no es solo la casa de las ballenas que llegan entre agosto y septiembre, sino también de aves. La diferencia es que ellas siempre están allí. Con un reporte de 107 especies, en bahía Málaga podrá encontrar garzas, pelícanos, la garza tigre, la tijereta fregata, el chango, la caga manteco, el martín pescador, la collareja, la gaviota y el pato cuervo.

5. Parque Ecológico Pionono, Sopó, Cundinamarca
El departamento de Cundinamarca cuenta con 480 especies para avistar aves. Allí es posible observar aves endémicas del lugar y aves migratorias, cerca de 150 especies migran desde Estados Unidos y Canadá. El parque ecológico Pionono está a una altura de 2.800 m.s.n.m. y su pico máximo es de 3.250 m.s.n.m llamado cerro de las águilas. Este es uno de los lugares perfectos para ver una gran cantidad de pájaros. El cerro cuenta con tres miradores llamados: Cacique Sopó, Alto de las águilas y Valle de Sopó.

6. Sendero La Cristalina, Santa María, Boyacá.
Según un estudio realizado durante ocho años por la Corporación Autónoma Regional de Chivor, Corpochivor, en los 25 municipios pertenecientes al suroriente de Boyacá, hay 548 especies de aves, entre residentes y migratorias, de las cuales 14 están en condición de amenaza. El sendero La Cristalina está apoyado por la red Avívate, una iniciativa que tiene el fin de impulsar el turismo de avistamientos de aves en la región.

Vea tambien: Cine Tonalá cumple cinco años y los celebra en Bogotá

Algunas especies representativas se encuentran distribuidas en 14 senderos del suroriente boyacense, el periquito aliamarillo se encuentra en el municipio de Garagoa y, el águila crestada, en El Varal. Más información: http://www.corpochivor.gov.co/

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Mayo
09 / 2019

Send this to a friend