7 formas para aprender a decir “no” en el trabajo

Negarse a hacer favores, tareas o actividades dentro del trabajo es difícil, pero hacerlo le puede favorecer a concentrarse en lo importante. Diners le cuenta cómo decir que no de la mejor manera.

Negarse a hacer favores, tareas o actividades dentro del trabajo es difícil, pero hacerlo le puede favorecer a concentrarse en lo importante. Diners le cuenta cómo decir que no de la mejor manera.

Recuerde la última vez que su jefe le pidió hacer un trabajo extra, y aunque una voz en su interior le decía que respondiera que no, porque ya estaba al tope con tantas tareas, su boca pronunciaba un complaciente: sí. Piense en todas las veces que lo ha hecho para no que lo creyeran débil, incapaz o inseguro, por no molestar a su jefe, o por miedo a que lo despidieran de su trabajo.

Sin embargo, es muy probable que esa decisión le haya impuesto cargas imposibles de cumplir y cuyos resultados no fueron los que usted esperaba.

Elizabeth Grace Saunders, coach en manejo del tiempo y fundadora de Real Life E Time Coaching & Speaking escribió algunas recomendaciones en el Harvard Business Review para saber cómo decir que no.

1. Diga “no” a las cosas que lo desvían de su propósito

Si le piden participar en algo pregúntese lo siguiente “¿es esta la inversión correcta de mi tiempo?”. Saunders pone un ejemplo: le piden que trabaje como voluntario en un comité cualquiera, usted se inclina a decir que sí porque sabe que la otra persona espera contar con usted. Sin embargo, usted sabe que el fin de ese comité se sale de sus objetivos personales. “Significaría como mínimo de tres a cinco horas de su tiempo de trabajo cada mes, lo que se suma entre 36 a 60 horas a lo largo de un año”.

¿Cómo decir que no? Según Sanders puede ser así: “Muchas gracias por pedirme que forme parte de este comité. Realmente me siento honrado, pero debo declinar respetuosamente porque no estoy en mi capacidad en este momento. Gracias por su comprensión”.

2. Diga “no” a reuniones donde usted es prescindible

De hecho, otra persona de tu equipo podría encajar mucho mejor. Para rechazar la invitación podría decir algo así: “Vi la invitación a la reunión. Agradezco que me avisara. Andrés estará representando a nuestro equipo. Sé que hará un gran trabajo e informará sobre todo lo que necesitamos saber”.

3. Diga que “no” a las tareas que no tienen que ver con su trabajo

Hay gente que tiene tantas actividades pendientes en su agenda que no las cumplen al final del día. Dice Saunders que eso pasa con la gente que se compromete a ayudar a todo el mundo antes de tener su propio trabajo listo. Cuando alguien le pide que haga algo que no es su trabajo, tiene todo el derecho de decir que no. Pero si ha dicho que sí en el pasado, hay maneras de evitar que las personas tengan el hábito de pedirle favores. Saunders sugiere decir:

“Lo siento pero esa no es mi área de especialización. Te puedo contactar con Ana, y estoy segura de que ella estará encantada de ayudarte con esa pregunta”.

4. Diga que “no” a los proyectos opcionales

Cuando se le pide que tome un proyecto que es opcional y ya tiene mucho más compromisos de los que puede hacer ahora, también usted puede decir que no sin sonar desinteresado en el asunto. Saunders propone algo como esto:

“Esto suena como algo realmente interesante. Desafortunadamente, ya estoy al límite de lo que puedo asumir en este momento. No podría lograrlo, pero como sé lo importante que es para usted, probablemente sea mejor proponerle esto a alguien que pueda dedicarle más tiempo y atención”.

5. Absténgase de ofrecerse como voluntario

Imagine que está en una reunión y hablan sobre las tareas pendiente. Usted sabe que no puede, pero quiere quedar bien. Lo mejor, según Saunders, es quedarse callado. “No seas voluntario. No ofrecer ayuda es una de las mejores maneras de decir no”.

6. Alargar plazos

Hay tareas que sí o sí usted deberá cumplir. Habrá algunas que tendrá que hacer sin refutar en el tiempo que se lo pidan, pero habrá otras que podrá aplazar. “Si le piden que haga algo pequeño para hoy, cuando en realidad el plazo es un tanto arbitrario, contrarreste con un plazo alternativo”.

Saunders agrega que, “si la situación involucra a su jefe, puede explicar sus prioridades y pedir orientación sobre en qué concentrarse primero. Pero si la situación involucra a alguien que no sea su jefe, pero usted tiene la capacidad de establecer límites, puede volver con una contra propuesta”.

7. Diga “no” con tranquilidad y seguridad

La confianza es la base de la comunicación. Antes de decir que no, mentalice lo que va a decir y convénzase de que está haciendo lo correcto. “Recuerda, al decir no, usted está diciendo que sí a las cosas más importantes de su agenda”, sostiene Saunder

Artículos Relacionados

  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia
  • Conozca a Turcios, uno de los mejores caricaturistas del mundo
  • 14 autorretratos para romper estereotipos

Send this to a friend