Cinco pasos para ahorrar energía y cuidar el medio ambiente desde su casa

Con pequeños actos, relacionados con el uso de la energía, usted puede ayudar al planeta.

Mucho se ha hablado de los cuidados que se pueden tener para ayudar al planeta. Ahorrar agua, usar bolsas de tela en el mercado, separar basuras o utilizar medios de transporte alternativos, son algunos de los consejos más comunes para cuidar el medio ambiente.

Pero, aunque el consumo de energía está muy relacionado con el cuidado del ambiente, no se le suele dar la misma importancia a su uso y cuidado como a otros aspectos, como el agua o las basuras.

Por esto, todos los 14 de febrero, desde 1949, se celebra el Día Mundial de la Energía, en el que se busca promover el uso de fuentes alternativas y disminuir el uso de las energías no renovables.

Si bien la conmemoración se centra en varios tipos de energía, cabe recalcar que la energía que se consume en los hogares puede ser igual de perjudicial para el medio ambiente que la de los carros. Además, fenómenos como el llamado ‘consumo fantasma’ agravan el asunto.

Según Gustavo Ocampo, ingeniero eléctricista de la Universidad Nacional y gerente de la empresa Go Ingeniería, “el consumo o corriente fantasma tiene que ver con los dispositivos que se suelen dejar conectados y que consumen electricidad en pequeñas medidas. Algunos electrodomésticos, por ejemplo, se dejan conectados pero entran en modo de ‘espera’ mientras no son usados y generan un desperdicio de energía eléctrica que aunque es pequeño puede acarrear un gran cambio en el ambiente e incluso en su recibo de luz”.

“Es de resaltar, que entre el 7 y 11% de luz que se consume en el hogar obedece a este tipo de corrientes. Esto significa que usted termina pagando casi un recibo más de luz al año gracias a que cargadores, transformadores o multitomas no se desconectan con regularidad” continúa Gustavo.

“Si vemos, por ejemplo, el consumo de energía en todo Colombia es de alrededor de 60.000 megavatios al año, esto quiere decir que el 10% de esto (alrededor de 6 mil megavatios) se están consumiendo en corrientes fantasmas”, agrega Ocampo.

El problema es incluso más relevante si tenemos en cuenta que en Colombia el 80% de la energía es producida en hidroeléctricas y el hecho de tener grandes cantidades de agua estancada en ellas, sin biomasa (árboles, ecosistemas), genera más emisiones de CO2.

“Podemos estar hablando entonces, que esos 6 mil megavatios al año le pueden estar generando hasta una tonelada de CO2 más al ambiente”.

Esto acarrea un problema ambiental, ya que según el último informe de la ONU, si se continúa con mismo ritmo de emisiones de CO2, para el 2030 la temperatura del planeta habrá aumentado por lo menos 3 grados.

Es por esto que Diners, junto con el experto, recopiló cinco sencillos consejos para identificar sus mayores consumos de energía y cómo hacer para disminuirlos.

1.Al comprar: Al adquirir un nuevo electrodoméstico se tiene la mala costumbre de no revisar la ficha técnica. En ella se indica cual es el consumo de energía en el estado de ‘stand by’, o sea, cuando no se está usando.

Por lo que usted puede, al momento de la compra elegir los electrodomésticos que tienen el menor consumo.

Haga una compra eficiente, esto quiere decir que cuando se eligen los aparatos, hay que hacer una revisión de la ficha técnica de consumo energético. Estas vienen medidos en un rango de letras de la A a la G, donde la A es la más eficiente.

La nevera, por ejemplo, debe ser comprada a conciencia, ya que este aparato permanece conectado las 24 horas del día y acarrea casi la mitad de la energía que usted consume. Si usted compra una nevera eficiente se ve reflejada en su huella de carbono e incluso en el recibo de la luz.

2. Identificar: Usted podrá, revisar cuales de los electrodomésticos que tiene en su casa cumplen este ‘consumo fantasma’. Para esto solo debe identificar aquellos aparatos que tengan pantallas o luces y agrupándolos por uso.

Para agruparlos las multitomas con switch pueden ser de gran ayuda. En una, por ejemplo, puede conectar todo lo que pertenezca al grupo de entretenimiento (Tv, decodificador, router de WiFi); en el momento en que los va ha dejar de usar, simplemente apaga la multitoma y de esa manera sabrá que ninguno de esos electrodomésticos está consumiendo.

Lo mismo puede hacer con los elementos de la cocina o del estudio. Sepa que el hecho de conectar y desconectar los electrodomésticos no va a alterar la vida útil del producto, eso es un mito.

Además puede ver qué equipos no se usan muy a menudo y que permanecen conectados, ya que de estos usted termina pagando más por su uso ‘fantasma’ que por su consumo real.

3. Evalúe: Para lograr un cambio real no basta solo con identificar los focos de mayor consumo de energía en su casa, es necesario también plantearse una autoevaluación de sus hábitos de cuidado de energía.

Pregúntese si necesita todas las luces de la casa prendidas o si es necesario mantener conectados electrodomésticos como el decodificador o el WiFi incluso si no los voy a usar. Cuestionarse esto puede ayudarlo a entender sus focos de consumo.

Esto puede ayudarle a encontrar fallas en sus métodos de ahorro e incluso crear un nuevo plan para disminuir el uso innecesario de energía.

4. Todos los días: Debe apagar las luces que no se usan y usar bombillos LED en lugar de los convencionales. Este sencillo cambio puede hacer que la factura disminuya entre un 20% y un 30%.

Finalmente puede hacer un uso racional de la energía, usar las luces que necesita y conectar solo los aparatos que va ha usar en el momento.

5. En vacaciones: Cuando su casa se queda sola por más de 3 días, usted puede desconectar todo tipo de electrodomésticos, incluso la nevera (teniendo en cuenta las precauciones) y puede obtener un ahorro significativo de energía.

Otra forma de asegurar el ahorro puede ser apagando los tacos de la luz y así se ahorrará el molesto paso de desconectar todos los electrodomésticos que tiene en su casa.

Teniendo en cuenta estas sencillas acciones, usted podrá reducir su huella de carbono, mientras ahorra dinero. “A largo plazo es posible ahorrar hasta un 70%, que visto a gran escala equivale al consumo anual de 750,000 hogares a nivel mundial, lo que significa que con ello se evitará la producción de aproximadamente un millón de toneladas de CO2 al año” finaliza Ocampo.

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend