SUSCRIBIRME
INICIO//Actualidad//Tendencias//¿Es posible sobrevivir con solo domicilios?

¿Es posible sobrevivir con solo domicilios?

Diners conversó con la influencer Diana Medina, quien aceptó el reto de comer todos los días con solo domicilios. Así le fue.

Foto: Photo by Kai Pilger on Unsplash

Diners conversó con la influencer Diana Medina, quien aceptó el reto de comer todos los días con solo domicilios. Así le fue.

Durante años, nuestros ancestros tuvieron con la comida una relación funcional: alimentarse. Al principio el único problema era cazarlo. Luego se puso al fuego para no gastar horas en masticar y digerir. Más adelante ese trozo de carne se acompañó de granos y verduras y se convirtió en un plato sofisticado.

Ahora existen miles de opciones que van desde preparar algo en la casa o pedirlo a domicilio. Esta última se convirtió en una opción ideal para las personas ocupadas, que por trabajo o falta de tiempo no pueden salir a comer.

Por eso Diners conversó por Diana Medina, DJ de Blu Radio, quien aceptó el reto de Ubereats de comer durante un mes domicilios pedidos a través de la aplicación. Medina, quien solo descansa un día a la semana y sus horarios son tan apretados hasta para tomarse un café, aceptó.

Medina tuvo que pedir cada día una comida, para el desayuno, el almuerzo o la cena, que no superara los 22 mil pesos. Al principio pensó que sería imposible, luego que se subiría unos kilos y finalmente que tendría muchos problemas a la hora de pedir el domicilio.

Pese a todos esos pensamientos, la DJ e influenciadora digital se dio a la tarea de cumplir el reto y este fue el resultado:

¿Qué fue lo primero que pensó al aceptar el reto?

Lo primero que se me pasó por la cabeza cuando me dijeron que tenía que comer todos los días una comida a domicilio es que los restaurantes serían de gama alta y todo sería súper caro. Como el lugar con comida gourmet y no con el caldo de costilla con el que uno quiere desayunar. Ya después vi que tenía un portafolio de restaurantes mucho más amplios que eso.

También pensé en que no podía comer comida chatarra todo el tiempo. No podía almorzar durante 30 días hamburguesa. Luego me dijeron que también había opciones saludables, corrientazos y de todo tipo de comida que me imaginara.

¿Cómo le fue con el primer pedido?

El primero fue un calentado exprés para el almuerzo y para la cena pedí algo del restaurante Vermet (Chapinero) porque hacen comida saludable deliciosa. A mí que no me gustan las ensaladas y la cosa integral, pero cuando probé la comida de este lugar me encantó, además llega muy rápido.

¿Qué tan buena es la aplicación de Ubereats?

Yo que me estoy moviendo de mi trabajo, en Caracol Televisión, a la casa y lugares de reunión, puedo comprobar que el domicilio te llega a cualquier lado.

Vea tambien: ¿Por qué recomiendan que su comida luzca como un arcoiris?

En ese sentido también tenía algo de miedo, porque, por ejemplo, donde vivo no llegan porque es muy lejos de todo. Sin embargo, con la aplicación encontré con lugares de fruterías, helados, postres, que son perfectas para pedir un sábado por la tarde mientras ves una película.

También hay platos fuertes como costillas de cerdo, carne a la plancha y cosas a la parrilla. O sea la oferta, que existe en cualquier barrio, también está en la aplicación. Incluso encontré hasta tamales.

¿Qué diferencias encuentra entre el domicilio tradicional y una aplicación?

Primero, los tiempos de respuesta en la aplicación son más rápidos, te confirman en segundos, porque cuando tienes que llamar siento que las opciones están delimitadas al barrio.

Por otro lado, te dicen también si no pueden hacer el domicilio, bien sea porque ya están cerrando el restaurante o porque de ese plato no hay.

Segundo, el error humano de anotar mal la dirección o que te lleven algo que no pediste no existe con Ubereats. En la aplicación pides que el domicilio llegue sin cebolla y te llega como lo pediste.

Tercero, los domiciliarios son súper atentos. Llegan a donde es y te esperan, por ejemplo, yo que vivo en un quinto piso y ellos se encargan de subirte el domicilio.

Por último, como lo que pides ya está pago no tienes que andar con la plata en la mano o pasarle mil pesos de más a la persona ni nada. Aunque también está la opción de pagar en efectivo si así lo prefiere.

¿Qué tan bueno para el bolsillo es pedir domicilios todos los días?

El valor que tenía por cada domicilio, para la prueba, era de 22 mil pesos, sin contar con los 3 mil del recargo.

Con este dinero me alcanzó perfectamente para un desayuno. Por ejemplo, en mi trabajo los domingos desayunamos hasta tres personas con ese valor, compramos tres tamales y bebidas calientes.

En el almuerzo pedí pizza por metro, hamburguesas, pollo y hasta corrientazos, que son los mejores porque solo cuesta 13 mil y te llega con bebida. Muy bueno.

Vea tambien: Cuatro recetas para reivindicar el zapallo

En la cena es mucho mejor. Al principio pensé que iba a sufrir muchísimo porque no sabía que comer, y más cuando uno quiere cuidarse. Entonces pedía el jugo de Cosechas, unas galletas integrales de cafeterías y postres. Por otro lado, pedí sushi y fue genial.

Otra cosa para destacar es que con la aplicación encontré lugares que no conocía y que son la locura. Por lo general, uno conoce tres restaurantes cerca a la casa y pare de contar. Con Ubereats conocí varios negocios pequeños como ‘El Tolimense’, en donde venden una lechona gigante y tienen abierto desde las 7:10 a.m.

¿La comida llega bien?

Eso me parece súper importante e increíble porque siempre llega caliente. No sé en qué la transportan, pero parece recién salida de la cocina.

A mí me pasó muchas veces que cuando pedía domicilios tradicionales, me llegaba la comida fría y revuelta, por ejemplo, hace tiempo pedí una ensalada de frutas y el helado me llegó derretido y ya se ve todo desagradable.

¿Esta dieta afectó su salud en algún sentido?

Tenía claro que no podía comer chatarra todos los días. Aunque al desayuno yo ‘me como el mundo’ y al almuerzo sé que debo bajarle a las harinas y a la cena más suavecito.

Creo que depende de cada persona, porque las opciones están a la orden de lo que se le antoje. Ya depende del usuario si quiere cuidar su figura.

¿En qué hora pidió más domicilios?

Tenía un domicilio por día para cualquiera de las tres comidas. Intenté variar para todas las horas, pero en resumen el almuerzo se llevó todos los domicilios porque era la hora en la que estaba ocupada para salir a comer.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
27 / 2018

Send this to a friend