Cinco razones por las que ‘El cine era mejor que la vida’ será su nueva novela favorita

Diners conversó con el colombiano Juan Diego Mejía sobre su última novela publicada por Alfaguara. Esto fue lo que nos contó.

“Esta novela la escribí sin pretensiones. Solo quería aclarar mi vida”, cuenta Juan Diego Mejía sobre ‘El cine era mejor que la vida’, novela con la que ganó el prestigioso Premio Nacional de Cuento Colcultura de 1996 y que publicó con éxito al año siguiente.

A pesar de que es una historia publicada hace más de 20 años, Mejía explica que “es un libro que me ha dado muchas alegrías. Primero me ayudó a salir de una crisis personal muy brava en los noventa y desde entonces me ha mantenido en contacto con los lectores durante más de dos décadas”.

‘El cine era mejor que la vida’ está contada por un niño de 8 años, que muestra las intimidades de una familia paisa empezando por un padre amoroso pero sin suerte en los negocios; una madre sumisa; un abuelo adinerado y unas tías abuelas con problemas de salud, pero que harían cualquier cosa por su nieto.

La novela, escrita de forma precisa y casi poética, es una oportunidad para recorrer las calles de Medellín a través de los sueños de este niño, apasionado por el fútbol (el Deportivo Independiente Medellín), las historias de vaqueros, y como no, el cine.

Estas cualidades llevaron a los editores de Mejía, Gabriel Iriarte y Adriana Martínez, a publicar una edición bajo el sello Alfaguara. “El libro ha tenido seis ediciones y en casi todas le había hecho cambios. Adriana identificó esas modificaciones y me sugirió volver al original. Entonces puedo decir que esta es una edición muy fiel a la que ganó el premio Colcultura, con las precisiones que necesitaba el texto”.

Por otro lado, resulta muy fácil conectarse con los personajes, pues Mejía se dio un año para construir cada frase y convertirla en un regalo para el lector. “Tardé un año de encierro, de soledad, de nostalgias, separado de mi familia, concentrado solo en la novela”.

Vea también: Libro recomendado: ‘Soñamos que vendrían por el mar’ de Juan Diego Mejía

Aunque parezca la historia de cualquier colombiano, con problemas familiares y demás, se convierten en una obra de arte en la pluma de este paisa. Por eso, Diners reunió, de la mano del escritor, cinco razones para convertir ‘El cine era mejor que la vida’ en su nueva novela favorita:

5. Se siente el entusiasmo y el amor de su autor:

Cuando hablo de ella (la novela) me entusiasmo y pienso que la vida en sí misma, aunque sea simple, tiene sentido.

4. El lector se siente identificado:

Este libro me ha dado muchas emociones al saber lo que les ha producido a otras personas. Recuerdo anécdotas como la de una persona que me abordó después de una conversación en público y me dijo: “Mi mamá era ciega y yo le leía ese libro suyo porque le recordaba su propia infancia”. Por cosas así es que quiero tanto a ‘El cine’.

3. Despierta emociones:

Sentí la emoción de una narración muy espontánea. Me reconocí allí en ese niño, en el padre y en Laura. En los tres he pensado mucho y he llorado la muerte de dos.

2. Despierta la creatividad:

Mejía, a la hora de ponerse en los zapatos de este niño de 8 años, le contó a Diners qué: “el libro define en las primeras líneas el punto de vista. Dice: ‘Por aquellos días Mejía y yo estábamos unidos por el cine…’, esto me permitió hablar como un adulto que recuerda su infancia. Fue el principio de un streep tease que me ayudó a aclarar muchas cosas de mi vida y verme como soy en realidad”.

1. La realidad supera la ficción:

Mejía confiesa que esta novela es: “tan autobiográfica que se convirtió en mi único recuerdo de esos años”.

Artículos Relacionados

  • Playlist: 4 canciones para recordar a Ella Fitzgerald
  • Galería: Estas son las obras de arte más caras del mundo
  • Robert Pattinson, Jennifer Garner y Jake Gyllenhaal en lo último del cine
  • Playlist: ¡por fin es viernes!