Las tácticas de persuasión de Steve Jobs

El camino al éxito no es fácil. Steve Jobs lo sabía, y parte de eso se lo debe a sus tácticas de persuasión.

No hay duda de que Steve Jobs fue uno de los más grandes empresarios y líderes en el mundo. Y tampoco es un misterio que su pensamiento e ideas fueron los grandes motores para el posicionamiento de Apple como una de las grandes marcas del mundo. Estas son las tácticas que detalló en la biografía de Jobs, escrita por Walter Isaacson.

“Trabaje duro y los demás lo respetarán. El respeto es el primer paso para conseguir lo que quieres”. Ser un buen líder implica ser ejemplo para sus subalternos. Jobs sabía esto y lo demostró trabajando, incluso en momentos que sufría mucho dolor por su enfermedad.

“La gente puede verse influenciada ante una fuerte pasión y emoción”. Una de las mejores formas de influenciar es demostrar una gran pasión por algo. El genio de Apple se encargó de contagiar al resto de su equipo la gran pasión que experimentaba con su trabajo, influyendo de forma positiva en los demás gracias a esa emoción que transmitía.

“Desarme gracias a la seducción y adulación”. Tampoco hay que exagerar. Los elogios, el trato amable y las buenas palabras son recursos válidos para persuadir al resto. Lo importante era crear un ambiente amigable.

“Reivindique que las mejores ideas son suyas, y si está cambiando de postura, abrace la nueva idea con fuerza. Los recuerdos del pasado pueden manipularse con facilidad”. Hay que dar a conocer las ideas propias y defenderlas. Jobs afirmaba que si aparece alguien con una propuesta mejor, debes conseguir que sea la suya.

“Tome las decisiones con rapidez y firmeza. Luego habrá tiempo para cambiar las cosas más tarde”. Para persuadir a las personas no se puede mostrar una imagen insegura. Hay que demostrar seguridad, capacidad resolutiva y determinación en lo que se hace. Si algo sale mal, ya habrá tiempo para cambiarlo.

“Con sus aliados y personas cercanas muestre una honestidad brutal”. Para construir lealtad debe ser transparente y sincero. Esta es una de las actitudes mejor valoradas.

“No deje que pase el tiempo para arreglar los problemas. Hágalo rápido”. No debe esperar para corregir errores y arreglar problemas. Lo mejor es hacerlo en el menor tiempo posible. Postergarlos solo servirá para volverlos más graves.

“Existen dos maneras de enfrentarse a las personas problemáticas: dejarlas ir o ignorarlas”. Jobs recomendaba no caer en el juego de la gente tóxica, para no contagiar al resto del equipo. Es importante sacarlos de su equipo, ignorar su comportamiento o no permitir que su actitud contagie al resto de personas.

“Golpea cuando el hierro está todavía caliente, y golpea duro”. Jobs afirmaba que el hambre de éxito debe alimentarse continuamente. Por eso él aconsejaba que se debe insistir para lograr lo que se quiere.

“Cuando tenga una palanca, úsela”. Jobs estaba convencido de que no hay que dejar escapar ninguna oportunidad. Nunca se sabe cuando vuelva a aparecer o si se vuelva a dar.

“Pida perfección y no pague por algo inferior”. Esta es una de los pilares de Apple. Jobs creía que los buenos aparatos cuestan. Su propósito fue crear los mejores dispositivos del mundo, mejorarlos constantemente y convertirlos en el emblema de la identidad de Apple.

Artículos Relacionados

  • Así sonaría Johann Sebastian Bach en 2018
  • ¿Qué escucha Burning Caravan?
  • Destino: Colombia, el viaje de las ballenas jorobadas
  • Cinco canciones para disfrutar el fin de semana

Send this to a friend