SUSCRIBIRME
INICIO//Actualidad//Noticias//Cinco datos que probablemente no sabía sobre el Bogotazo

Cinco datos que probablemente no sabía sobre el Bogotazo

Este 9 de abril se cumplen 71 años de uno de los acontecimientos históricos que marcó la historia política y ciudadana del país.

Foto: Pixabay / CC BY 0.0

Este 9 de abril se cumplen 71 años de uno de los acontecimientos históricos que marcó la historia política y ciudadana del país.

Bogotá era un barril de pólvora los días antes de la muerte del político liberal Jorge Eliécer Gaitán. Su nombre representaba libertad, derechos y políticas que le ayudaban al pueblo. Sin embargo, su muerte el 9 de abril causó protestas violentas, desmanes en todo el país y la destrucción casi total de la capital colombiana, además de polarizar y endurecer la ya cruda Violencia bipartidista.

Este hecho, que sigue cubierto en un halo de misterio, pues aún no se sabe quién fue el autor intelectual del crimen, ha sido retratado recientemente en la ficción por grandes escritores como Miguel Torres, quien con su trilogía ‘El crimen del siglo’ (2006), ‘El incendio de abril’ (2012), ‘La invención del pasado’ (2016), cuenta en detalle todo lo sucedido hace 70 años, cuando Bogotá quedó en las ruinas, así como La forma de las ruinas (2017) de Juan Gabriel Vásquez, y la película Roa (2013) de Andi Baiz.

Vea también: La otra cara de Andi Baiz

A continuación, vea algunas historias de ese día, poco conocidas por el público, que recopilamos en Diners.

¿Qué hizo Jorge Eliécer Gaitán el día antes de su muerte?

El 8 de abril Jorge Eliécer Gaitán, que antes de ser político era abogado penalista, tomó el caso del teniente del Ejército Jesús Cortés Poveda, el presunto asesino del periodista Eudoro Galarza Ossa, considerado el primer mártir del periodismo colombiano.

El teniente Cortés, cuenta Arturo Alape en su libro Memorias del Olvido, había visitado a Galarza en su despacho del diario La Voz de Caldas (Manizales) para exigirle una rectificación por haberlo acusado de abuso de autoridad. Ante la negativa del periodista, le propinó dos disparos a quemarropa.

Rápidamente el caso llegó a Bogotá, bajo la excusa de garantizarle un juicio justo a Cortés. Sin embargo, los registros de la corte penal y el historiador Alape concluyen que “la defensa de Gaitán tuvo más oratoria que argumentos”, por lo que el militar quedó libre a pesar de tener todas las pruebas en su contra.

El caso se diluyó al día siguiente con la muerte de Gaitán. Sin embargo, 10 años después, en 1958, un juez de Bogotá condenó al teniente 10 años de cárcel por el asesinato del periodista en Manizales.

Vea tambien: “Tu música será como yo, la va a querer todo el mundo", Jorge Eliécer Gaitán a Lucho Bermúdez

Vea también: Recordando a Jorge Eliécer Gaitán, el “caudillo del pueblo”

La IX Conferencia Panamericana no se detuvo

A principios de abril de 1948 varios delegados de toda Latinoamérica se reunieron en Bogotá en la IX Conferencia Panamericana, en la que también estaba presente, famosamente, el joven Fidel Castro.

A pesar de que la capital se encontraba en caos, los delegados, que se quedaron en el hotel Granada en el centro de la ciudad, se escabulleron por la madrugada al colegio Gimnasio Moderno, en el norte de Bogotá.

Contra viento y marea los líderes de la conferencia terminaron su misión el 30 de abril de 1948. Gracias a esta reunión fue la conformación de la Organización de los Estados Americanos (OEA) como existe hoy, la aprobación del Tratado Americano de Soluciones Pacíficas y la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, que siguen vigentes.

Museo Nacional en plena mudanza

El 9 de abril de 1948, en pleno caos, los administradores del nuevo Museo Nacional, ubicado en la recién remodelada cárcel del Panóptico de Cundinamarca, estaban trasladando varias pinturas, esculturas y piezas precolombinas del Museo del Oro por órdenes del ministro de Educación Nacional, Germán Arciniegas, pues ese día estaba programada la inauguración del nuevo museo.

Por suerte para el ministro y para el arte, no hubo hurto ni daño de ninguna pieza del museo. Eso sí, la inauguración se tuvo que posponer hasta el 2 de mayo de 1948.

Gaitan permaneció 40 años enterrado en la sala de su casa

El 10 de abril de 1948, luego de la autopsia de Gaitán, Amparo Jaramillo de Gaitán, su esposa, decidió llevarse el cuerpo a escondidas y enterrarlo en la sala de su casa como forma de protesta, pues aseguraba que el asesinato de su esposo fue un plan armado entre las altas esferas del conservadores y liberales.

Sin embargo, el 9 de abril de 1988, después de varios años de negociaciones entre Jaramillo y los líderes del partido liberal, entre ellos el entonces presidente Virgilio Barco, Gaitán finalmente fue enterrado formalmente en el Patio de la Tierra, el jardín de lo que hoy se conoce como Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán.

Vea tambien: Estos son los 10 mejores tours que se pueden hacer en el mundo

Desde 2005 el museo fue declarado Monumento Nacional y patrimonio de todos los colombianos. En este lugar están enterrados los restos del caudillo, junto con su madre y su esposa. Vale la pena destacar que la lápida tiene el año de su nacimiento (1903) y el símbolo infinito en señal de su legado como líder político.

¿Qué pasó con el cuerpo de Juan Roa Sierra?

El escritor Miguel Torres reservó varias páginas de ‘El crimen del siglo’ a Juan Roa Sierra, autor material del magnicido. Allí lo describe como un tipo de pocas palabras, con desórdenes mentales y, a su vez, apasionado por las palabras de Gaitán.

Luego de asesinar a Gaitán, Roa fue linchado por la multitud, arrastrado y abandonado frente al Palacio Presidencial. Allí juntaron a todos los muertos que dejaron las protestas a su paso y que posteriormente metieron en volquetas rumbo al Cementerio Central.

Una vez allí, el periodista Felipe González Toledo identificó a Roa por ser el único desnudo y con dos corbatas en su cuello. González contó que había visto a Roa en marchas y manifestaciones en la ciudad.

El periodista sacó el cuerpo de Roa de la multitud de cadáveres y tomó sus huellas para compararlas con las de la base de datos de la Registraduría. Luego lo llevó a donde el doctor Jorge Cavelier, quien lo identificó a pesar de tener su rostro desfigurado; el médico le había extraído el apéndice dos años antes y por esto lo reconoció.

Gracias a este descubrimiento se pudo identificar al asesino de Gaitán, luego de comparar la huellas del cadáver, la base de datos de González y las huellas de la pistola calibre 38 con el que le disparó a Gaitán.

¿Qué otro dato agregaría a los 70 años del Bogotazo? Escríbanos en el recuadro de comentarios

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
09 / 2019

Send this to a friend