Muere el legendario diseñador Hubert de Givenchy

A sus 91 murió el fundador de la Maison Givenchy.

Una de las figuras más importantes de la historia de la moda, que personificaba la elegancia parisina y el espíritu francés deja a la industria en luto por su partida.

De acuerdo con el comunicado oficial, el pasado sábado 10 de marzo Monsieur De Givenchy murió mientras dormía. La familia del diseñador celebrará sus exequias en una ceremonia muy intima. Además se informó que Hubert habría pedido que en lugar de flores y coronas, se hicieran donaciones a Unicef en su memoria.

Vea también Dahlia Noir de Givenchy: la película que inspiró un perfume

Vea también Clare Waight Keller, la primera mujer a cargo de Givenchy

El diseñador fundó su firma en 1952 y desde entonces consolidó una de las casas más importantes y transformadoras en la historia de la moda. Givenchy logró un éxito absoluto después de que vistiera a celebridades como a la primera dama estadounidense Jackie Kennedy y a la actrices Grace Kelly, Audrey Hepburn y Elizabeth Taylor, entre muchas otras.

Dentro de su memorable trabajo creó el famoso vestido negro que usó Audrey Hepburn en la escena más icónica de Breakfast at Tiffany’s. La relación entre estas figuras duró más de 40 años y llegó a consolidar sus carreras.

Uno de los grandes y más reconocidos logros de Hubert, fue su aporte en la década de los 50 a la moda pret-à-porter de alta gama. Presentó la primera colección de este tipo en 1954, y más tarde en 1973 inició con la moda masculina en la colección Gentleman Givenchy.

Después de su retiro como director de la casa en 1995, la firma fue vendida al grupo LVMH (Louis Vuitton, conglomerado multinacional francés dueño de más de 70 marcas de lujo), quienes han rendido homenaje a la historia y trabajo de este increíble diseñador.

Vea también 12 vestidos que hicieron historia en el cine

Artículos Relacionados

  • Monsieur Periné estrenó “Encanto Tropical”
  • Beautiful Boy: ¿Un Oscar para Timothée Chalamet?
  • Dirty Computer, de Janelle Monaé: Disco de la semana
  • Deadpool 2 llegó (¡por fin!) a las salas de cine