La clave para liberar al campeón interior por DeeDee Trotter

La atleta estadounidense, ganadora de 3 medallas Olímpicas, estuvo en Bogotá y compartió su secreto para triunfar luego de haber sufrido una lesión de rodilla.

“Después de haber ganado dos medallas de oro en los juegos Olímpicos de Atenas 2004, tuve una lesión que me alejó de los juegos de Pekín 2008. En ese entonces todos se olvidaron de quién era yo; la fama y el éxito parecían un capítulo olvidado pero no me rendí y me concentré durante tres años para volver al nivel profesional y participar en los juegos Olímpicos de Londres 2012”, cuenta DeeDee Trotter en un tono enérgico mientras le pide permiso al auditorio para ponerse en pie y compartir su historia de vida.

Trotter nació en Twenty Nine Palms (California, Estados Unidos), y desde su niñez entrenó para correr en distancias de 200 y 400 metros. La estricta rutina la hizo una mujer delgada y tan alta que roza los 1,90 metros. Su piel morena contrasta a la perfección con su sonrisa que va de oreja a oreja y que contagia a los presentes en la sede de Education First (EF), empresa de idiomas que contactó a la deportista en los juegos de Río de Janeiro para ser su embajadora internacional.

La atleta viaja de la mano de EF por Europa y Latinoamérica compartiendo una historia de triunfos y derrotas reflejados en sus dos medallas de oro de Atenas 2004; la lesión de rodilla de los juegos de Pekín 2008 y su bronce de Londres 2012.

De esta experiencia nació el “Yo puedo, Yo debo, yo lo haré”, mensaje que no se compara a cualquier libro motivacional que se encuentran en las cajas de los supermercados, pues Trotter lo siguió aplicando para todos sus sueños, como el más reciente: ser pastelera profesional.

La caída

Trotter tuvo una lesión de rodilla antes de poder competir en los juegos de Pekín 2008. Sus entrenadores le dijeron que se retirara; sus fans se olvidaron de ella y el público ya daba por terminada su vida deportiva. Sin embargo, la atleta tenía dos opciones; seguir los consejos y retirarse o escuchar la voz interior de su “campeona” como la llama Trotter.

“En esos tres años muchos me aconsejaron retirarme, nadie daba nada por mi, pero en el cuarto año comencé a participar en carreras semiprofesionales. Cada carrera era un reto que me impulsaba a seguir adelante. En la primera mi tiempo fue de 50,94 segundos; en la segunda fue de 50,90 y en la tercera fue de 50,80. Aunque la gente crea que es poco, para mi significaba un progreso importante y eso me mantuvo motivada a seguir adelante”.

Esta motivación llevó a Trotter a participar en los juegos de Londres 2012, donde se llevó la presea de bronce con un tiempo de 49,72.

“Esta medalla de bronce vale, más que las otras de oro, porque es el perfecto ejemplo de perseverancia y trabajo duro”.

¿Cuál fue el secreto?

Los tres años de recuperación de Trotter le dieron la fortaleza mental para anteponerse a los pensamientos negativos y los fracasos. La atleta convirtió estos pasos en un modelo a seguir en todo el mundo, pues según ella “es la clave para poder conseguir lo que se quiere. Es la clave para liberar al campeón interior”.

“En nuestra cabeza siempre vamos a tener dos voces, una que nos dice: ‘tú no puedes, vas a fracasar, mejor ni lo intentes’ y otra que te susurra: ‘tú eres capaz, puedes alcanzar el éxito si te lo propones”.

La atleta asegura que este método funciona para todos las personas que tienen un sueño. “Todos estamos en una carrera y todos quieren ser campeones, pero en realidad hay que darse cuenta que lo importante no es llegar de primeras sino cruzar la meta”.

Trotter enseña esto a través del PHD, método que utilizó para superar la lesión y participar nuevamente en unas olimpiadas.

P: Tener un propósito claro, tener pasión por ese proyecto, incluir a amigos y familiares (people), practicar y perseverar hasta alcanzar su sueño.

H: Trabajar duro (Hard Work), ser honesto, tener honor, meterle corazón (heart) y ser fuerte emocionalmente (hard shell).

D: Determinación, dedicación, soñar en grande (Dream Big), conducir ese sueño y no dejarle espacio a la duda (Drive and Doubt is unacceptable).

“Todos tienen que encontrar su PHD y aplicarlo. No teman a soñar en grande, eso no está mal. Este mensaje es empoderante y a mi me sirvió, no sólo para volver a competir en unos juegos, sino también para trazar mi nuevo sueño, luego de retirarme de las carreras en 2016”.

¿Cómo se aplica el PHD a la vida cotidiana?

Trotter cuenta que este plan puede ser puesto en práctica por cualquier persona, pues es algo que todos lo pueden practicar.

“Tienes que entregar lo mejor de ti mismo sin dejar espacio para la duda, escuchar tu voz interior que te impulsa adelante. Para materializar esos sueños hay que escribirlo, repetirlo frente a un espejo y compartir su sueño con todas las personas”.

Escríbalo: “No lo anotes en tu celular, porque es fácil de borrar. Mejor hazlo en una hoja y si puedes ponla en un lugar donde la puedas leer todos los días”.

Repítalo frente a un espejo: “Es difícil decir una mentira y más a ti mismo. Por eso concéntrate y repite lo que está en la hoja, pero repitelo duro y convencido. Así será más fácil mentalizarse y alcanzar sus metas”.

Cuéntele su sueño a todo el mundo: “Esto creará una presión positiva en su entorno laboral y familiar, que te empujará a hacer realidad tus sueños. Por ejemplo, yo quiero compartir con ustedes mi sueño de ser pastelera, para que ustedes estén pendientes de mí y me apoyen”.

¿Cómo convertir la presión en energía positiva?

Trotter asegura que la presión debe ser el combustible de los sueños y que el peso que ejerce la sociedad se pueda transformar en algo realmente positivo para su vida.

“Luego de compartir mi sueño de ser pastelera, varias personas me preguntaron: ‘DeeDee tu eres una medallista olímpica, ¿por qué no haces cosas que hacen los medallistas? Yo les respondí: Esto es lo que quiero hacer, tengo pasión y me siento motivada por este proyecto, porque lo amo y ahora decirle esto a ustedes es poner una presión extra en mi”.

La atleta concluye su charla con lágrimas y una sonrisa; y le pide a los colombianos que liberen a ese campeón interno, que puedan manejar la presión y que vean que sí es posible siempre y cuando usted crea en usted mismo.

Ahora DeeDee Trotter seguirá su gira de 21 días por Latinoamérica con la compañía EF, empresa proveedora de idiomas de los Juegos Paralímpicos PyeongChang 2018 (invierno) y los Olímpicos Tokyo 2020.

Artículos Relacionados

  • Galería: Estas son las películas más influyentes de la historia
  • Así fue el concierto de Roger Waters en Bogotá
  • Estas son las fotos más desgarradoras de vida salvaje en 2018
  • “La ciclovía es la playa de los bogotanos”

Send this to a friend