The Smashing Pumpkins de visita en un hogar de abuelos en Bogotá

No son fanáticos, pero los abuelitos de un hogar en Bogotá se emocionaron hasta las lágrimas cuando The Smashing Pumpkins estuvo visitándolos, por cuenta del programa Tiempo para Compartir de Buchanan´s.

Para muchas personas el término de voluntariado es sinónimo de trabajo tedioso sin paga. Para otros en cambio, es una forma de sentirse a gusto con labores desinteresadas por ayudar. Independientemente de la causa que sea, una labor voluntaria reúne parte de ambas percepciones: trabajo que genera satisfacción personal sin paga. Así funciona Tiempo para compartir.

La reconocida marca de whisky Buchanan´s tiene un proyecto social denominado Tiempo para compartir que reúne a personas interesadas en obsequiar parte de su tiempo a comunidades en pro del fomento positivo de las causas sociales y educativas. La idea nace como parte del sentido de responsabilidad social que lleva la marca desde 1849 cuando su fundador James Buchanan´s la formó. El objetivo principal es actuar y no quedarse en palabras cada vez que se habla de “ayudar a los demás”, no se trata de proclamarlo, sino de hacerlo.

El más reciente voluntariado tuvo lugar en la Fundación Jeymar, un hogar formado en 1984 en el que adultos mayores pasan el día de lunes a viernes de 8 de la mañana a 5 de la tarde. Pablo Henao, director de la fundación comenta: “Les hacemos talleres productivos y aparte de eso trabajamos mucho con las familias, entonces ellos tienen una sicología distinta, comportamiento distinto, su funcionalidad es distinta. Porque de alguna manera muchas veces las familias no entienden sus cambios”.

Para este voluntariado la Fundación Jeymar en convenio conBuchanan´s reunió a los participantes voluntarios para laborar durante cuatro horas en actividades de pintura, siembra, cuidado de jardines y construcción. Como apremio a su labor, Buchanan´sinvitó a Colombia la reconocida banda de rock alternativo The Smashing Pumpkins desde Estados Unidos. Un evento único en Colombia en el que la agrupación musical se presentaría por segunda vez en el país y bajo la razón social del voluntariado. Claudia Bahamon, quien lleva vinculada con el proyecto hace tres años comenta al respecto: “Dentro del ADN de Buchanan´s está la esencia de ayudar a los demás que es el legado que les dejó James Buchanan´s. Entonces, no hay boletas para comprar, vamos a celebrar pero con su trabajo”.

 

¿Y qué tal es la reacción de las personas que se encuentran dentro des fundaciones cuando llegan proyectos de este estilo? La idea del voluntariado, además de encontrar ayudar en tareas físicas, es la de encontrarse con seres distintos; los voluntarios como los usuarios de las beneficiarios hacen parte de las actividades. Es una compañía que se da de ambas partes y al final del día, la satisfacción es única. En la Fundación Jeymar los “abuelitos” como se hacían llamar algunos, sentían que la compañía era grata. Al ver el lugar lleno de personas que pintaban las paredes y disfrutaban de la música, era la mejor satisfacción. Incluso la música de la banda, desconocida para ellos, les gustó. The Smashing Pumpkins acompañó sus risas, por eso cuando llegaron a la fundación la sorpresa no pudo ser mayor.

El truco está en vivirlo. Es difícil opinar cuando solo hay referencias al respecto. Es necesario vivir el voluntariado y darse cuenta de que es una manera de literalmente, aprovechar el tiempo.

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend