Cinco desiertos para visitar en 2017

Si está pensando que un desierto es un lugar árido y sin ningún atractivo, deje que estos paisajes le cambien su percepción.

Cuando se piensa en tener un viaje con la familia o con amigos, se piensa en playa, mar, ciudades cosmopolitas e incluso selvas amazónicas, pero nunca en un desierto porque se cree que es un lugar en el que toca luchar contra la tempestad de la arena y el intrépido sol que cuartea la piel como muestran las películas bíblicas.

Sin embargo, un desierto va más allá del concepto de arena y sol. En estos ecosistemas se encuentran reptiles como el dragón de Komodo, una criatura que parece sacada de una historia de ciencia ficción, camaleones y mamíferos como el gato del desierto (un felino parecido a un tigre), suricatas y conejos del desierto.

sand_cat_620x460 Gato del desierto (Felis margarita) Foto: Creative Commons.

Por el lado de la fauna, más allá del cactus y las plantas rodadoras, hay flores como el leoncito que se encuentra en el desierto de Arequipa (Perú) y se postra sobre la copa de los cactus con forma de botón y de color naranja.

leoncito_620x460 Flor leoncito (Cumulopuntia sphaerica) Foto: Creative Commons.

Si no está impresionado con la fauna y la flora, lo pueden convencer los planes como ‘surfear’ en dunas, conducir una camioneta gigante por la arena, pasear en globos de aire caliente, apreciar el atardecer o simplemente esperar a que caiga la noche para contemplar el mar de estrellas sobre estos paraísos desérticos

Vea aquí los mejores 5 desiertos del mundo:

Desierto de Atacama (Chile)

Ubicado al norte de Chile, en la ciudades de Arica, Parinacota, Tarapacá y Antofagasta, se encuentra el desierto más árido que se conoce sobre la faz de la tierra. La combinación de dunas, lagos de sal, y su cielo estrellado hace de Atacama un paisaje único e inimaginable.

Recomendado por el diario New York Times, el desierto de Atacama es la combinación de aventura y lujo por sus deportes extremos y la tranquilidad que le ofrece el hotel Explora Atacama el cual ofrece a los turistas viajes guiados por el desierto y la oportunidad de ver más cerca las estrellas por medio de su observatorio de última tecnología.

Desierto de Huacachina (Perú)

It’s pretty special to be able to stay in an Oasis #huacachina #peru #oasis #desert

A photo posted by Anna Christensen 🇩🇰 (@lil.danish) on

A sólo cinco kilómetros de la ciudad de Ica (sur del Perú) se encuentra uno de los desiertos más secos del mundo, que ofrece un contraste único en el mundo con un oasis natural el cual abastece a 90 personas que viven a sus orillas rodeadas por palmeras, árboles de algarrobo y huarangos.

El desierto Huacachina alberga una de las creencias más fuertes del Perú: su arena y su laguna tienen propiedades curativas y quien se bañe en ella podrá aliviar todas sus dolencias.

Desde las dunas, tendrá la posibilidad de practicar deportes extremos como sandski, surf o paseos en camionetas para disfrutar de sus atardeceres y el contraste de la laguna con el desierto que sólo ofrece Huacachina.

Desierto Uadi Rum (Jordania)

Red Planet

A photo posted by Artur Dudka (@adudka) on

Al sur de Jordania a 60 kilómetros de la ciudad de Aqaba se encuentra el desierto con la arena más roja de planeta. Uadi Rum significa en arameo lugar alto; allí vive desde hace 7 siglos la tribu Zalabia, que se ha ido adaptando al cambio y ahora organizan planes turísticos para los visitantes.
Los productores de Hollywood se rindieron ante la belleza de su arena rojiza, que utilizaron para ambientar las películas Misión a Marte (2000) Planeta Rojo (2000) y The Martian (2015).
Al desierto también se le conoce como el Valle de la Luna por sus montañas de arena y granito que son moldeadas por el viento y la lluvia.
En cuanto hoteles, el desierto cuenta con hoteles para todas las clases, desde baratos y rústicos a lujosos y excéntricos como el hotel Bait Ali Lodge, inspirado en la arquitectura de la tribu Zalabia.

Desierto Mojave (Estados Unidos)

Just here for a good time. ✌🏼️#canonbringit #teamcanon #agameof10k #ig_color #takemoreadventures

A photo posted by Jawn. (@johnnykilmer) on

Al sur del Estado de California se encuentra el desierto Mojave que traduce ‘tres montañas’, llamado así por la comunidad ancestral de indios. Este lugar ha sido colonizado y adaptado para los turistas que disfrutan jugar al golf por las mañanas y pasear en las dunas de arena por la tarde.
Este desierto cuenta con el revestimiento de su superficie con flores de colores en la primavera. También puede disfrutar de edificios modernos, resorts de lujo y de Coachella, uno de los festivales de música y arte más importantes del mundo.

Desierto Rub al-Jali (Emiratos Árabes Unidos)

In the heart of the desert 🏜 (📷: @traveljunkiediary) #beautifulhotels

A photo posted by BEAUTIFUL HOTELS (@beautifulhotels) on

Al sur de los Emiratos Árabes, a cuatro horas de Dubai, se encuentra el desierto con la duna más grande del mundo en la zona Al Moreeb Hill. En este desierto podrá sentir un silencio absoluto acompañada de la arena y un cielo azul.

El desierto de Rub al-Jali es un lugar para desconectarse de la realidad y ‘perderse’ del mundo por una tarde y conectarse con su interior. Por otro lado, este desierto cuenta con Qasr Al Sarab Desert Resort, un hotel cinco estrellas que tiene canchas de tenis, piscinas, viajes guiados por el desierto, recorridos en camello para contemplar las estrellas.

Si le gusta la historia, podrá aventurarse a viajar a la Ciudad Perdida de los Pilares equivalente en el Corán como la Sodoma y Gomorra de la Biblia. Esta ciudad se descubrió en su totalidad en los años 80 gracias a los satélites de la NASA.

Articulos Relacionados

  • El tráiler de Stranger Things ya está aquí
  • Estreno mundial de la ópera El último día de Francisco Pizarro
  • Seis datos que probablemente no sabía del Teatro Colón para celebrar sus 125 años
  • “A la mar”, disco recomendado