Todo en Mindhunter es adictivo

La serie de Netflix que relata cómo el FBI desarrolló las técnicas de investigación que utilizan hoy sus “superagentes” es una de las mejores producciones del año.

MINDHUNTER
Netflix
En la televisión hay pocas cosas tan satisfactorias como una buena serie policial. De ahí que abunden los CSI, NCIS, Criminal Minds y sus derivados. Esta serie, dirigida por David Fincher (Fight Club, Gone Girl), producida por Netflix y protagonizada por Jonathan Groff (Glee, Looking), cuenta la historia de los analistas del FBI que pavimentaron el camino para que los súperdetectives de la televisión actual solucionen los crímenes con solo echarle una ojeada a la escena del crimen.

Groff interpreta a Hunter Ford, un agente dedicado a asesorar agencias de policía locales, enseñándoles las técnicas de investigación que utiliza su departamento, quien empieza a descubrir ciertos cambios en los patrones de comportamiento de los criminales. Entonces, junto a su compañero Bill Tench (Holt McCallany), se pone en la tarea de entrevistar a los peores asesinos en serie que están encerrados en las cárceles de todo el país para identificar esos patrones y crear perfiles que puedan servir en investigaciones para todas las agencias de seguridad.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma