Natasha, Pierre, & the Great Comet of 1812: ¿El primer gran premio de Josh Groban?

A pesar de haber vendido más de 30 millones de discos y llenar estadios en todo el mundo, Josh Groban no ha ganado el primer Grammy. Ahora podría llevarse un Tony, el premio de teatro más importante de Broadway.

“Es una novela rusa complicada, todo el mundo tiene nueve nombres distintos”
Prólogo, Natasha Pierre and the great comet of 1812

La entrada al teatro parece un túnel punk de la Guerra Fría. Está empapelada de afiches de bandas de rock en ruso, como si el teatro estuviera en obra en pleno Moscú. Acto seguido, entramos al escenario. Porque el escenario y la platea son uno solo en el Imperial Theatre de Nueva York, que el equipo de producción sometió a varios meses de reformas para dejarlo listo. El resultado es una noche en la ópera de la Moscú imperial, con terciopelo rojo en las paredes y luces doradas por doquier. En el centro, una gran lámpara que simboliza el gran cometa del título.

Estamos en Natasha, Pierre and the Great Comet of 1812, el musical que se estrenó en Broadway en noviembre de 2016 y acaba de recibir el mayor número de nominaciones a los premios Tony 2017. Después de su estreno, el New York Times la llamó “la obra más innovadora desde Hamilton”. Y tiene razón. El escenario está compuesto por varias pasarelas que se unen en el centro del teatro, lo que hace que los actores se muevan entre el público y haya una vista de 360 grados sobre los actores. En el centro, los músicos, una banda de rock con aires eslavos donde resuena el piano y el acordeón, que toca el cantante Josh Groban.

“Natasha, Pierre…” está basada en un fragmento de Guerra y Paz (si esto le parece raro, piense en Los Miserables), la novela clásica de Leon Tolstói que narra la vida de la alta sociedad rusa durante las guerras napoleónicas. Sus protagonistas, Natasha Rostova y Pierre Bezukhov sufren varios encuentros y desencuentros propios de una historia de amor, y el musical, compuesto por Dave Malloy, se enfoca en uno de los episodios más tristes de la novela. De ahí que la voz de Groban, el cantante de ópera-pop que llena estadios en todo el mundo, sea perfecta para representar la melancolía del ‘pobre’ Pierre.

La obra es el debut de Groban en Broadway, aunque el cantante tiene un disco entero, ‘Stages’, dedicado a canciones clásicas de musicales y es un amante declarado de este tipo de teatro. La crítica lo ha aclamado no solo por su gran voz sino por su talento actoral. Groban dedicó gran parte de 2016 a aprender a tocar el acordeón y su interpretación es absolutamente conmovedora, hasta el punto de hacer al público aguantar la respiración durante su último número.

No es de extrañar, pues, que haya recibido una nominación al premio Tony, el máximo galardón que otorga la comunidad de Broadway cada año.

El musical recibió doce nominaciones: Mejor Actor (Groban), Mejor Actriz (Denée Benton, quien también hizo su debut en Broadway), Mejor libreto (Dave Malloy), Mejor música (Dave Malloy), Mejor actor de reparto (Lucas Steele), Mejor Diseño de Vestuario (Paloma Young), Mejor iluminación (Bradley King), Mejor dirección de musical (Rachel Chavkin), Mejor coreografía (Sam Pinkleton) y Mejor orquestación (Dave Malloy).

Si Groban se lleva la estatuilla será la primera vez que reciba un premio como este, pues aunque ha estado nominado al Grammy varias veces, nunca se ha quedado con el premio.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi