Bogotá bailará al ritmo de Queens of the Stone Age

El próximo 10 de marzo, Queens of the Stone Age estará por segunda vez en Bogotá, en el Palacio de los Deportes, si la rodilla de Josh Homme lo permite.

A Joshua Homme no le importó morderse los labios del dolor las 18 horas de rodaje del video de ‘The way you used to’. No quería que nadie lo tratara con condescendencia. En agosto, ya había tenido que cancelar la presentación de Queens of the Stone Age en el festival de San Francisco Outside Lands por causa de su rodilla y esta vez no iba a permitir otra cancelación, aunque el esfuerzo físico fuera aún más demandante que el de pararse con una guitarra en el escenario.

A lo largo del video, la estrella de rock no para de bailar y los movimientos no son para nada sutiles. A veces carga en sus brazos a una bailarina o un bailarín, en medio de los símbolos que muestran claramente que la danza hace parte de un ritual satánico, aunque la oscuridad poco se percibe con el beat y los movimientos alegres de Homme y las mujeres encapuchadas moviéndose versátiles sobre dibujos en las estrellas de cinco puntas.

“Estoy muy consciente de que eso puede ser demasiado para algunos y con eso estoy perfectamente bien. Ahí está la puerta. Si algunos de los más cerrados de mente son gentilmente recortados, eso sólo deja más espacio en la pista de baile para que los abiertos de mente se liberen. Ese ha sido el espíritu de Queens Of The Stone Age y el espacio que hemos trabajado para crear desde el día uno”, dice Josh -como le dicen en el mundo artístico al vocalista-, sobre este video.

La intención de ‘The way you used to’ era rendirle tributo a la superestrella musical de las décadas de los 30 y los 40 Cab Calloway, famoso por liderar una orquesta de jazz afroamericano y sus múltiples composiciones, temas centrales de numerosas películas de la época. La banda también quería homenajear a la película Hellzapoppin, una pieza cargada de acrobáticas escenas de baile de esa época.

Villians, lanzado en agosto pasado, es justamente eso, una invitación al baile y un desafío a los puristas. Es la interpretación del pop al estilo de Queens of the Stone Age y, por eso, el productor elegido fue Mark Ronson, reconocido por su trabajo con artistas como Bruno Mars, Robbie Williams y Amy Winehouse, un fabricante de éxitos radiales y una elección osada si se trata de una de las bandas más importantes del rock actual.

La diferencia es que este grupo no necesita de alguien como Ronson. Lo contrato porque así lo quiso. Por fortuna para los seguidores, el resultado no decepcionó y el álbum ha recibido elogios por parte de la exigente crítica, lista a despedazar a las agrupaciones que vienen desde los noventa y rara vez logran ser innovadoras en su sonido. Si bien a Villains no le ha ido tan bien como al álbum antecesor …Like Clockwork, considerado desde ya como una de las producciones más trascendentales de la década, la producción logra cumplir con los estándares que han caracterizado a la banda en más de veinte años de existencia.

Queens the Stone Age se da el lujo de compartir tarima con las leyendas del grunge como si hubiera sido parte del cartel de esa época y también logra llamar la atención de músicos como Elton John, quien colaboró en …Like Clockwork de forma discreta, como lo han hecho Alex Turner de Arctic Monkeys, Julian Casablancas o Trent Reznor, una de las estrellas más complejas del rock.
Con múltiples proyectos musicales, Josh Homme parece llamado a ser el salvador de este género que a ratos parece desvanecerse. El cantante ha hecho todo tipo de experimentos que, finalmente, lo tienen en la cúspide musical.

El próximo 10 de marzo, Queens of the Stone Age estará por segunda vez en Bogotá, en el Palacio de los Deportes, si la rodilla de Josh Homme lo permite. Un espectáculo al que ir es un deber para cualquiera que se haga llamar rockero.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma