Música recomendada: Nick Cave and the bad seeds

El compositor australiano Nick Cave explora el dolor como sólo él sabe en su último disco. Y, como en la vida, nos enseña ese valor tan interesante que es la resiliencia.

Skeleton Tree
Nick Cave and the bad seeds

Nick Cave, las malas semillas, y la tristeza. O la desesperanza. O la melancolía.

“Oí que has salido a buscar algo para amar. Cierra tus ojos, gusanito, y agárrate fuerte”, dice una de sus canciones, y es un verso terrible cuando uno sabe que, mientras Cave estaba en el estudio componiendo el disco Skeleton Tree, uno de sus hijos de 15 años cayó por un acantilado en Brighton (Inglaterra).

La muerte de Arthur Cave es como un fantasma que atraviesa el disco, dándole una profundidad que, si bien es una de las características de la música del compositor australiano (vale recordar aquí su disco Murder Ballads de 1996), y que se escuda en los “personajes” que narran cada una de las pequeñas obras literarias que son sus canciones, es casi palpable en Skeleton Tree. Especial mención merece la canción que cierra y da título al disco, en la que Cave asume, con esa característica humana tan interesante que es la resiliencia, que, finalmente, la vida tiene que seguir.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi