Ocho canciones de En el Camino, de Jack Kerouac

La novela de Kerouac cumple 59 años de publicación, y la recordamos con este playlist.

Este mes se cumplieron 59 años del lanzamiento de On the Road, del escritor Jack Kerouac, una novela ícono de la generación beat, en la que narra sus aventuras de viaje por Estados Unidos, de una costa a otra, saltando de carro en carro.

Además, este libro es famoso por su ritmo, que es frenético, impulsivo, lleno de comas, como es típico en toda su obra, casi una transcripción del bebop que comenzaba a volverse popular en aquella época. Lleno de onomatopeyas y descripciones de antros llenos de “hipsters” donde estallaba el jazz, esta novela es rica en discografía que retrata lo que pasaba en las callejuelas y carreteras de Estados Unidos en los años 40, 50 y 60.

Foto: Creative Commons

Aquí una muestra de las canciones que Kerouac pone como banda sonora en su libro:

“En esta época, 1947, el bop estaba volviendo loca a toda América. Los tipos del Loop soplaban, fuerte pero con aire cansado, porque el bop estaba entre el periodo de Ornithology de Charlie Parker y otro período que había empezado con Miles Davis”.

“La noche sonora y salvaje de Central Avenue -la noche de Central Avenue Breakdown de Hamp- aullaba y alborotaba fuera. Había canciones en los portales, canciones en las ventanas, canciones por todas partes”.

“Agachado bajo el frío viento lluvioso yo lo observaba todo entre los tristes viñedos de octubre. Mi mente estaba invadida por esa gran canción de Billie Holiday, Lover Man; tuve mi propio concierto entre las vides”.

“Comieron vorazmente mientras Dean, emparedado en mano, aullaba y saltaba ante un gran tocadiscos escuchando un salvaje disco bop que yo acababa de comprar y que se titulaba The Hunt, con Dexter Gordon y Wardell Gray tocando ente un público que lanzaba alaridos y daba al disco un fantástico volumen frenético”.

“Dean estaba sentado en el suelo con una caja de música y escuchaba asombrado la cancioncilla que tocaba: A Fine Romance“.

“Slim se sienta al piano y golpea dos notas, dos do, después dos más, después una, después dos, y de pronto el bajista, un tipo corpulento, sale de su ensoñación y se da cuenta de que Slim está tocando C-Jam Blues y aporrea con su enorme dedo índice la cuerda y se inicia una sonora y potente pulsación (…)”.

“Después el saxofonista volvió a subir al estrado y pidió un compás lento y miró tristemente hacia la puerta abierta por encima de las cabezas de la gente y empezó a cantar Close your Eyes. Las cosas se calmaron durante un momento”.

“(…) De regreso a la casa de Frankie, Dean enloqueció ante un disco que había puesto Janet y lo rompió sobre la rodilla. Era un disco de música hillbilly. También había un disco antiguo de Dizzy Gillespie que le gustaba mucho a Dean (era Congo Blues con Max West a la batería)”.

Articulos Relacionados

  • Una artista coreana fabrica cámaras vintage con papel
  • El artista que convierte los dibujos de sus hijos en obras de arte
  • Playlist para recibir el eclipse solar
  • Galería: así fue la restauración del Museo Colonial de Bogotá