Yoga para todos

Conozca las particularidades de cada tipo de yoga, cada uno igualmente válido, y encuentre la práctica que más se ajuste a sus necesidades.

En la postura del bailarín (Nataraja) que hace Dorita Moreinis (foto), el brazo levantado simboliza la energía que sostiene y mantiene la creación; la pierna que sostiene, el poder de tener presente que cada persona es pura, valiosa y completa; la pierna levantada, la gracia de la consciencia que quita el velo de la ignorancia.

La forma más segura de engancharse con el yoga, o por lo menos de tener una buena experiencia en la práctica, es comenzar con una clase que se ajuste a la personalidad y contexto de cada cual. Aunque el estilo personal se expresa en cada clase, para Natalia Vélez, “más que de tipos de persona, hablaría de momentos, de etapas”.

En este sentido habría que preguntarse si el cuerpo está necesitando una recuperación tras una lesión deportiva, en ese caso el Hatha sería un buen punto de partida, o si hay un cambio en la rutina que esté generando estrés, por lo que se recomendaría practicar Kundalini, pues ayuda a entrar en la meditación.

La instructora Angélica Soler recomienda entender la anatomía propia y sus límites: “Tal vez no empezar con Bikram o Vinyasa. Puede ser el camino seguro a una lesión. Hay que saber manejar las posturas y llegar seguro a ellas”. Ella sugiere comenzar con una clase de introducción al yoga para conocer la alineación correcta de cada asana (posturas básicas).

Otro consejo es detenerse en ese punto en el que se puede tolerar el dolor para controlar el pensamiento mientras se mantiene la postura: “Cuando la pose te domina a ti, en ese momento no hay yoga”, asegura Vélez.

Para los expertos, tanto principiantes como avanzados en el yoga deberían rotar sus rutinas, pues cada técnica constituye un complemento de la otra. También es bueno cambiar de profesor de vez en cuando para conocer nuevas perspectivas y la parte creativa de la práctica.

Hatha

Es el estilo más practicado. También se conoce como yoga de la fuerza y de las posturas. La palabra hatha significa unión de lo masculino con lo femenino, de lo intuitivo y lo racional. En una de esas clases se practican asanas, pranayamas (técnicas de respiración) y meditación. Se recomienda a quienes quieren comenzar y buscan una práctica completa que involucra desde lo físico hasta lo mental sin prisa entre una pose y la siguiente. También es para estudiantes avanzados que quieran profundizar en cada asana, en su alineación y en sincronizar el movimiento corporal y la respiración de manera consciente. “El Hatha, para mí, es yoga curativo. Cuando mantienes una postura durante mucho tiempo es cuando alcanzas a conectarte con lo interno”, explica Vélez.

Kundalini

Este estilo trabaja con meditación, mantras (una frase o palabra que se recita para invocar una divinidad o ayudar en la meditación), mudras (gestos con las manos que, se supone, activan energía), asanas y pranayana. Se trabaja especialmente en la respiración de fuego, que está enfocada en el abdomen y que pasa como “fuego” por la garganta mientras se mantiene una postura. Esto busca desarrollar la energía y activar los chakras (centros energéticos del cuerpo).

El Kundalini es ideal para personas que se inclinan por la meditación y que son más afines a lo esotérico. Quienes lo practican aseguran que su energía incrementa con la práctica, que el canto de mantras trae paz a la mente y abre el corazón.

Vinyasa

También llamado Yoga Flow. En este ejercicio se une la respiración y el movimiento mientras se fluye entre una pose y otra con más agilidad que en el Hatha. Está recomendado para personalidades activas, que busquen una práctica física más intensa. También puede ser interesante para niveles intermedio y alto que quieran aprender técnica y retarse a combinar fuerza, balance y mente. La exigencia de este estilo, acompañada de constancia, resulta buena para la pérdida de peso, circulación y manejo del estrés. El Vinyasa es considerado meditación en movimiento.

Ashtanga

Es un sistema de yoga transmitido a través de gurús y maestros certificados. Su precursor, Sri K. Pattabhi Jois, desarrolló seis series de asanas ordenadas de forma progresiva. Debido a que es la misma rutina en cualquier parte del mundo, resulta ideal para quienes quieren crear comunidad y buscan mejorar la técnica con la certeza de la postura que viene. Cuando se aprende, la práctica se vuelve más personal. No es necesario llegar a la sexta serie, de hecho, muchos no podrían físicamente. Los beneficios se pueden alcanzar dominando la primera serie. El Ashtanga sincroniza respiración, puntos visuales de enfoque y una serie progresiva de posturas y movimientos que generan un intenso calor interno. Con el tiempo, esta experiencia se refleja en una mente más sosegada y consciente.

Hot Yoga

Veintiséis posturas que tienen dos ejercicios de respiración combinados con calefacción con rayos infrarrojos y difusores de aire y sal, es la más completa práctica terapéutica que pueda encontrar. Sin importar el nivel, principiante, intermedio o avanzado, la meta consiste en permanecer en el estudio durante toda la clase, y concentrarse en la respiración. Beba agua antes, durante y después de practicar yoga en un cuarto caliente para asegurar la hidratación. No use demasiada ropa para clase; la piel desnuda le da una salida para sudar y ayuda a evitar el sobrecalentamiento. Preste atención a los signos de deshidratación, incluyendo mareos, náuseas, dolor de cabeza y visión borrosa. Si experimenta signos de deshidratación, encuentre un área fresca, acuéstese, refresque su piel con un paño húmedo y beba agua fría. Busque atención médica si los síntomas persisten.

Bikram

Es un sistema de yoga creado por Bikram Choudhury que sintetiza varias de las técnicas del Hatha en una serie de 26 posturas, que incluyen ejercicios de respiración y que suele durar 90 minutos. Este se practica en una habitación entre 35 y 42 grados centígrados. También es considerado Hot Yoga (o yoga de calor), pero no siempre el Hot Yoga es tipo Bikram, pues incluso el Hatha puede practicarse en un estudio con cierto nivel de calefacción. Este estilo resulta muy popular entre quienes buscan una práctica novedosa que les ayude a mejorar su flexibilidad, el sistema respiratorio y el sistema circulatorio.

¿Esto es yoga?

A medida que el yoga se populariza, también surgen iniciativas que rayan en lo extravagante para conseguir que más gente se involucre. Entre estas se cuentan el yoga sobre una tabla tipo long board, que se enfoca en el balance, el sonido relajante del agua y la belleza del paisaje.

El yoga con cabras (Goat Yoga) se basa en la terapia con estos animales. Se practica en una granja en los Estados Unidos, en donde las cabras hacen lo que quieren mientras la gente está en clase. A veces pueden sentarse encima de los asistentes o sentarse sobre la colchoneta. Por lo menos se garantiza una sonrisa.

Hay otros tipos de “yoga” que se salen de la filosofía de la conexión y la paz mental y solo usan ciertas asanas como excusa para hacer otras cosas como cantar karaoke (Karaoke Yoga) o, incluso, tomar cerveza (Beer Yoga).

Retiros de yoga

¿Qué sucede durante un retiro?

Retirarse a hacer yoga es recibir un entrenamiento intenso a través de la práctica de asanas y meditación para generar un nuevo patrón de consciencia. Para Lulú Córdoba, instructora de yoga en Santa Marta, estos retiros son también una pausa en la vida para conectarse con la naturaleza. Son días de descanso para meditar, caminar, comer balanceado, leer, disfrutar del silencio y practicar yoga al amanecer y atardecer. Varios de estos retiros se realizan en cabañas privadas del Parque Tayrona para restaurar el cuerpo y practicarlo frente al mar en un lugar sin señal de celular y donde se pueden romper los hábitos del día a día.

De acuerdo con Angélica Soler, de Neutra Bienestar, durante el retiro llamado “Blissful Heart” (Corazón Radiante), que se realiza en Villeta y en el Tayrona, se aprovecha la distancia de la rutina y la ciudad para abrir el corazón por medio de la meditación y el yoga. También se trabaja en el ego y la consciencia de emociones.

¿Dónde hacerlo?

• Villa de Leyva: www.facebook.com/dorita.moreinis
• Villeta: www.facebook.com/neutrabienestar
• Tayrona: www.facebook.com/yoga.tayrona
• Cartagena: www.facebook.com/somayogacartagena
• Sogamoso (Boyacá): www.facebook.com/AgamaYogaColombia
• Palomino: www.facebook.com/intuitioneterno
• Santandercito: www.facebook.com/happyyogaencolombia

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma