Garry Stewart presenta The Beginning of nature

Diners conversó con Garry Stewart, director del Australian Dance Theatre, que visitará Bogotá en los próximos días.

El hombre no conoce el silencio, aseguró Aristóteles. Desde que nace, escucha el sonido de los planetas, de los astros, del universo. Cada cosa que lo rodea vibra con un sonido propio. Más agudo si se acerca al sol, más grave si se aleja. El hombre no conoce el silencio porque el silencio en realidad es música. Es la armonía de las esferas.

La idea hace rato quedó obsoleta, pero uno de sus enunciados sigue vigente: todo es ritmo. Las plantas cuando crecen, la marea cuando sube, los animales cuando cazan, el hombre cuando respira. Y es precisamente esa la respuesta de Garry Stewart, uno de los coreógrafos más importantes de este siglo, cuando le preguntan por The Beginning of Nature, su último performace. La naturaleza y sus movimientos rituales, sistemáticos, perpetuos. El hombre hecho animal habitando en ellos.

Desde 1999, Stewart es el Director Artístico del Australian Dance Theatre, la compañía de danza contemporánea más antigua de Australia y una de las más vanguardistas y transgresoras: puestas en escena que rompen con esquemas convencionales, movimientos que van más allá del cuerpo y creaciones originales que dejan controversias. Por primera vez, compañía y director estarán en Bogotá.

¿Siempre quiso bailar?

No. O tal vez sí, pero lo supe tarde. Cuando vi mi primer ballet, ya tenía 20 años y estaba estudiando Trabajo Social en la Universidad. Quedé enamorado. Comencé a soñar con bailar todos los días. Fue muy raro, hubo algo en esa compañía de arte contemporáneo que me unió a la danza para siempre. Desde que sonaron las primeras notas supe que era eso lo que quería hacer por resto de mi vida.

¿Qué es la danza?

La danza es bailar. Y bailar es traer muchas formas a un mismo espacio. Entre más formas se reúnan más poderoso será el resultado. Muchas veces he colaborado con otros artistas. Con una firma de arquitectos en Nueva York. Con Lois Greenfield, una fotógrafa que ha pasado su carrera investigando el movimiento como fuerza expresiva. Con Louis-Philippe Demers, un roboticista canadiense con el que hicimos Devolution, un performance que exploraba la relación entre los hombres y las máquinas. La lista el larga. Hace un tiempo hice un montaje con video en 3D que resultó toda una experiencia para el público. Me gusta eso. Traer otras formas sensibles al escenario. Formas que nadie se espera.

¿Por qué?

Fácil. Porque son extensiones de la danza. Lenguajes. Maneras de decir lo mismo, de expresar ideas. El cuerpo por sí solo ya es suficientemente interesante, pero siempre se puede ir más lejos. Cuando era joven disfrutaba mucho trabajar sobre todas sus posibilidades. Después, comenzó a atraerme la idea de forzar sus límites. De interrumpirlos, quebrarlos y verlos estallar.

¿De qué se trata The Beginning of Nature?

Es literalmente eso. Una oda al ritmo y a la naturaleza. A la manera en que existen en una sinfonía polifónica de músicas que se sobreponen. De fuerzas opuestas que habitan el universo. Día y noche. Despertar y dormir. Invierno y verano. Ritmos del cuerpo y ritmos de todo lo que lo rodea. Latidos, animales respiraciones. En Devolution, el trabajo que hice con robótica en el 2006, había 10 bailarines y 10 robots en el escenario. Sus dos sistemas, el cuerpo y la máquina, se convertían en uno solo. The Beginning of nature es una extensión de ese pensamiento.

¿De dónde salió la idea?

Todo viene de mis intereses particulares. Así ha sido siempre. Estamos en crisis, nos desconectamos de la naturaleza. Los seres humanos nos separamos de la esencia. Comenzamos a colonizarlo todo, a hacerlo cada vez más artificial. Y por eso este trabajo. Por eso los hombres como criaturas, como animales. Por fuera de sus ambientes urbanizados y a merced de la vida salvaje.

Hablemos del Australian Dance Theatre. ¿Hasta dónde son tradicionales y en qué puntos se vuelven transgresores?

De convencional tenemos que somos una compañía como cualquier otra. Con bailarines que se presentan en teatros y hacen giras por el mundo. Pero más allá de lo obvio, somos un arte que se cuestiona y que cuestiona. ¿Para qué bailar? ¿Para qué el movimiento? ¿Por qué? Cada uno de nuestros proyectos es una investigación. Una búsqueda minuciosa de ideas, de nuevos vocabularios, de escenarios que sean elementos expresivos y no sólo espacios.

¿Qué va a encontrar el público en The Beginning of Nature?

Una compañía que refleja la sociedad en qué vivimos. De bailarines fuertes y poderosos, pero no perfectos. De nueve hombres y mujeres que se articulan colectivamente sin perder su individualidad. Que se interesan por la perfección de la técnica, pero también por la construcción de su propia humanidad. Van a encontrar un montaje que le habla al instinto, que evoca lo básico. Un cuarteto de cuerdas grabado y dos indígenas australianos que cantan en Kaurnma, una lengua extinta con la colonización. Va a encontrar música, danza y una puesta en escena que cuestiona y pone a pensar.

El Australian Dance Theatre se presentará en el Teatro Mayor Julio Mario Santodomingo el 1 y 2 de noviembre. Haga clic aquí para ver información sobre la boletería.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi