Un verdadero éxito, lleno total, y un precedente para Cartagena pues este es el primer proyecto del convenio entre el Cartagena Festival Internacional de Música y el Spoleto Festival Dei 2Mondi.

A lo largo de estos intensos días de festival en que los conciertos se suceden sin parar, unos artistas llegan, otros se van, el público va de un escenario a otro o algunos buscan boletas en vano, el Teatro Adolfo Mejía ha tenido una vida paralela, la del montaje de la ópera Las Bodas de Fígaro de W. A. Mozart, uno de los platos fuertes del evento. La primera pregunta que uno se hace es ¿qué tiene que ver esta ópera, escrita en italiano por un austriaco con Francia y el tema del festival? Bueno, pues el vínculo que tiene está en la literatura. El libreto de la ópera se inspira en la comedia francesa del barroco escrita por Pierre-Augustin de Beaumarchais (Autor también de El barbero de Sevilla). Pero las razones para traer a Fígaro a Cartagena son muchas más y muy afortunadas.

Este montaje supone un paso muy importante en la evolución del festival, pues es una coproducción con el Festival Dei 2 Mondi de Spoleto. Como es de esperarse el proceso de la producción de la ópera no ha sido solo de estos días sino que es un trabajo de muchos meses, para concretar su presentación en Colombia, y de muchos años en gran parte de su creación en Spoleto.

Las bodas de Fígaro hace parte de la trilogía que Wolfgang Amadeus Mozart compuso con el libretista Lorenzo Da Ponte y es una de las más interpretadas en el mundo, gracias a la música magistral y al argumento lleno de equívocos que divierten constantemente.

El director artístico Giorgio Ferrara piensa que el éxito de esta obra se debe a la manera como Mozart y Da Ponte la crearon. En este caso, dice el director, compositor y libretista trabajaron juntos se divirtieron enormemente al tiempo que concebían simultáneamente música y libreto. Considera igualmente que la historia que cuenta, básicamente la del patrón que quiere conquistar a la criada que se va a casar y engaña a su esposa, es absolutamente actual y lo seguirá siendo. Ferrara, que es también el director del Festival de Spoleto, ha concebido un montaje respetuoso y muy cercano de la obra tal como fue escrita. En varias ocasiones ha expresado que no es amigo de los montajes que trasladan la acción de la ópera a un tiempo que no es el que especifica el libreto, pues se corre el riesgo de ir en contra de la lógica de la partitura.

Dice que cuando asiste a uno de estos montajes termina cerrando los ojos para poder entender a través de la música. Este montaje de Fígaro mantiene la estética del siglo XVIII pero con algunos rasgos abstractos por ejemplo en el vestuario diseñado por Maurizio Galante o en la escenografía creada por Francesca Lo Schiavo y Dante Ferretti, director artístico cinematográfico ganador de tres premios Oscar. Resulta inesperado en el manejo del color pues encontramos amarillos intensos, rojos y morados entremezclados que contrastan con el blanco de gran parte del vestuario. La escenografía con elementos esenciales pero llenos de color facilitaron el desarrollo de la enrevesada trama de esta divertida ópera.

La parte musical fue de un buen nivel, con diferencias, por supuesto, pero hay que decir que sin mayores contrastes. El desempeño de los cantantes en lo vocal y lo actoral fue en general coherente.

Se contó con reconocidos cantantes italianos como Vittorio Prato (El Conde de Almaviva), Eva Mei (la Condesa), Andrea Concetti (Fígaro), Elena Belfiore (Cherubino), Serena Gamberoni (Susanna). Los cantantes colombianos estuvieron realmente a la altura y fue muy grato tener entre ellos a Alejandra Acuña (Marcelina), Julieth Lozano, (Barbarina) y Pablo Martínez (Don Curzio) quienes a lo largo de los años han pasado por el Festival como jóvenes talentos de la música. Además de ellos hicieron parte del reparto Alexis Trejos (Bartolo), Hans Ever Mogollón (Don Basilio) y Juan David González (Antonio). Igualmente el Coro de la Ópera de Colombia, la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia y miembros del Colegio de cuerpo.

Un verdadero éxito, lleno total, y un precedente para Cartagena pues este es el primer proyecto del convenio entre el Cartagena Festival Internacional de Música y el Spoleto Festival Dei 2Mondi que promete más espectáculos y que con seguridad abrirá nuevos horizontes para el país.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma