Manchester by the sea, un drama sobre el duelo

Con 6 nominaciones al premio Oscar esta película sin duda será ganadora.

Manchester by the Sea es una película que ha tenido muchos elogios desde todos los frentes pero principalmente sobre sus actuaciones. Está nominada a 6 premios de la Academia, mejor director, película, actor, actor y actriz de reparto y guión original.

Dirigida por Kenneth Lonergan – el guionista de Pandillas de Nueva York- esta cinta ha cautivado a la crítica por que la puesta en escena es muy tranquila y fluida, no hay sobreactuaciones a pesar de que el hilo que conduce a quienes van a verla está sustentado en el drama. De vez en cuando se asoma por entre las rendijas un humor negro que equilibra las situaciones en la vida cotidiana y real. Los tiempos de la película so manejados con maestría, hay saltos si, pero jamás incómodos.

Cassey Affleck ha logrado resaltar en este filme a pesar de las negativas noticias que trae consigo, al ser demandado por acoso sexual en sus sets de trabajo. Pero bueno, al parecer estas cosas no perturban el devenir de los premios (si no, Mel Gibson no tendría ni un premio) pues ya se ha llevado varios galardones entre esos el Globo de Oro, el premio de la Crítica Cinematográfica, el Gotham, entre otros. Sin lugar a duda es uno de los favoritos que además no ha sido discutido como nominado. También es que casi todo recae sobre este personaje y los demás aunque talentosos son satélites que giran en torno a el. Nos gusta mucho el papel de Lucas Hedges (Moonrise Kingdom) que hace del sobrino de Affleck, un pobre adolescente lleno de inseguridades e inadaptado consecuencia claro de una familia bien particular. Michelle Williams como siempre tan tranquila y casi invisible que al parecer es su estrategia para que todo le funcione en su papel de la ex esposa del personaje principal.

El duelo es un tema muy delicado que puede llegar a ser tedioso y muchas veces sobrevalorado dando como resultado melodramas insoportables y otras veces bien librados. Aquí no, aquí el duelo ocurre y se va llevando con la historia.

Lee Chandler es un fontanero con un carácter bien particular e irascible que debe regresar a su pueblo natal para solucionar los detalles de la muerte de su hermano que además ha dejado un hijo adolescente. Ser o no el guardián de su sobrino, esa es la cuestión. En este viaje de regreso vemos como ha transcurrido la vida de Lee y los sucesos que lo hicieron este hombre deprimido y lleno de culpa.

Sobre el director que también es el guionista tenemos varios elogios que confluyen en toda la puesta en escena. Muchos silencios que hablan. Paisajes sosegados y fríos. Y el mar, que a veces todo lo calma pero también lo agita.

Hay que verla, no es para públicos impacientes ni esos que quieren que todo suceda rápido, porque saldrán decepcionados. El humor negro hace suave el pasaje pero no faltarán lágrimas para derramar.

Articulos Relacionados

  • Galería: vea las imágenes inéditas de la séptima temporada de Game Of Thrones
  • Vea a Kristen Stewart presentar a Gabrielle, la nueva creación de la casa Chanel
  • ¿Cuál sería el trabajo de Lady Gaga si no hubiera sido cantante?
  • El tiempo según Chanel