Vincent Cassel, como él mismo, llega al Festival de Cine de Cartagena

El actor francés Vincent Cassel será homenajeado en el próximo Festival de Cine de Cartagena. Hacemos un repaso por su prolífica carrera.

En un país como Colombia en el que los titulares muchas veces son comparaciones con famosos foráneos nos negaremos a comparar a este personaje con alguien más que no sea el mismo. Vincent Cassel es el Vincent Cassel de Francia, de Europa y del mundo. Por algunos años se le consideró el nuevo Depardieu, pero creemos que ya es un nombre propio en su país.

Este actor nacido en París, y de apellido original Crochon, tiene como padres a una periodista y al actor Jean Pierre Cassel quien trabajó mucho con Claude Bruñol y Luis Buñuel (Cassel padre protagonizó El discreto encanto de la burguesía). Empezó educándose como actor en la escuela del reconocido mimo, actor y director de teatro Jean-Louis Barrault.

Su carrera empezó a ser reconocida cuando junto al director Mathieu Kassovitz -el galán de Amelié- ( con quien había filmado una comedia romántica que no es muy reconocida llamada Métisse en 1993) estrenaron El Odio (La Haine) , aquí Cassel a sus 28 años fue un Vinz un boxeador de un genio espantoso. Esta película es icónica, pues marcó un precedente al mostrar la realidad de una Francia racista postmoderna. Así fue como el mundo conoció el exótico rostro del actor francés, entre los suburbios inmigrantes de París, en blanco y negro y con un lenguaje callejero que fue precursora de introducir esta clase de “slang” en el mundo del cine. Aquí recibió su primera nominación al premio César.

Vinieron otras películas después de este éxito y continúo el reconocimiento con El Apartamento (L’Appartement) película que ganó un Bafta a mejor filme y fue dirigida por Gilles Mimouni, un papel totalmente opuesto y lleno de glamour que mostró su capacidad de adaptación actoral. Aquí se encontró a Mónica Bellucci quien sería su pareja por más de 20 años.

Poco a poco llegaron más papeles que todos recordamos como el de Dobermann – también con Bellucci- en el la que interpretó un sicario llamado Yan Lepentrec alias Dobermann.

En 2002 regresó a ser dirigido por Kassovitz en Los ríos de color púrpura, coprotagonizando con Jean Reno (El perfecto asesino).

En 2001 filmó Lee mis labios del director Jaques Audiard (Un profeta) y recibió su segunda nominación al Cesar (el Oscar de Francia).

Han sido 9 películas en total en compañía de quien fue su esposa. Quizás la más polémica fue Irreversible de 2002 del argentino Gaspar Noé. Cassel también coprodujo el filme de terror psicológico que mostró una fuerte escena de violación. La cronología del filme sucede al revés y aunque esta forma narrativa es uno de sus fuertes la crudeza le ganó muchos detractores hasta el punto de ser prohibida para distribución en algunos países. Igual es considerada una película de culto.

Mientras su carrera se iba proyectando en el cine francófono, el cine en inglés también ha usado su talento en historias como Birthday Girl (donde actúa también Kassovitz) con Nicole Kidman y Ben Chaplin o en Trance, dirigida por Danny Boyle y compartiendo escenas con James McAvoy y una más recordada, Ocean’s Twelve como el rival del grupo liderado por George Clooney en donde su talento con la capoeira fabricaron una perfecta escena de ladrón de guante blanco que evade los sensores láser.

Repitió compañía con Clooney, Pitt y Damon en Ocean’s Thirteen el mismo año en el que filmó otro hit: Eastern Promises con Vigo Mortensen y Naomi Watts de la mano del director David Cronenberg. Muchas veces se le ha preguntado si no le molesta el encasillamiento en papeles de gánster, asesino, sicario, hombre malvado y ha dicho con beneplácito que son precisamente esos papeles con los que soñó desde que era un niño.

Para 2007 llegó Mesrine, la película que le dio por fin el César y otros tantos reconocimientos como mejor actor. Jaques Mesrine es considerado uno de los grandes criminales franceses; estafador, ladrón, asesino, secuestrador que llegó a ser el delincuente más buscado en los años 60, 70. Fue dirigida por Jean Francois Richet y tiene dos partes. Cassel fue ovacionado por la crítica interpretando a este ex militar que se corrompió y convirtió en amenaza pública. Según el actor algo que temía de su actuación es que terminara ensalzándose el personaje como ha sucedido con otros capos delincuentes, pero logró el equilibrio perfecto entre el papel y la realidad.

En 2010 fue el malvado instructor de ballet Thomas Leroy quien le hizo la vida imposible a Natalie Portman y a Winona Rider en El Cisne Negro. Por esta actuación recibió una nominación a un premio del Sindicato de Actores.

Cassel ya no hace casting, lo llaman para interpretar personajes definidos para él, muchas veces se ha dado el lujo de decir que no, sobre todo si no hay mucha profundidad en el papel, su motivación nunca ha sido el dinero y quienes lo conocen afirman que dista mucho de creerse un símbolo sexual.

Con Belluci tuvo dos hijas y vivieron entre Rio de Janeiro, Roma, París y Londres. Se divorciaron en 2013, después de ser una de las parejas más estables de la escena por 14 años. Hace poco se reveló su romance con una modelo de 19 años con quien se ve muy activo en las redes.

En 2014 hizo la versión francesa de La Bella y la Bestia en el papel del príncipe con la promesa del cine francés Léa Seydoux (La vida de Ádele).
La última película que los colombianos pudieron ver de el en salas fue Mon Roi con Emmanuelle Bercott como su pareja.

Durante el FICCI se le rendirá tributo a través de 5 películas: El odio, Lee mis labios, Nuestro día llegará de Romain Gavras, El cuento de los cuentos la primera película en inglés del Italiano Matteo Garrone que se llevó varios reconocimientos con ella y la última película de Xavier Dolan, premiada en Cannes 2016: Solo el fin del mundo.

Articulos Relacionados

  • Vea a Los Makenzy en la Terraza Diners
  • Detrás de los Abrazos de Maripaz Jaramillo
  • Vea a Seis Peatones en la Terraza Diners
  • Así se vivió la Terraza Diners con Estéreo Picnic 2017