Guillermo del Toro, el gran ganador del Festival de Venecia

Es la primera vez que un mexicano gana el León de Oro en este festival internacional de cine. Vea todos los ganadores aquí.

Guillermo del Toro cree más en los monstruos que en un dios. El director refleja su amor, la vida y el cine en todo lo que hace. Al menos así lo dijo en su presentación el mexicano responsable del éxito de Hellboy; El Laberinto del Fauno; Los ojos de Julia y Pacific Rim, películas en las que las criaturas inexplicables, por la naturaleza, son los protagonistas.

Esta vez del Toro subió a la tarima del Festival de Venecia, para recoger su León de Oro, el máximo trofeo del certamen por su película ‘La forma del agua’: “Tengo 52 años, peso 300 libras y he realizado 10 películas. Sin importar la edad que tengas llega un momento en el que decides arriesgar todo por hacer algo diferente. No dejen que nadie les diga que sus proyectos no son posibles”.

Este largometraje cuenta la historia de un monstruo acuático que está bajo vigilancia de la CIA en plena Guerra Fría. Los encargados de estar con la criatura son una muda, un homosexual y una negra. Todos y cada uno son vistos como fenómenos a lo largo de la historia, pero por un momento la criatura y la muda se enamoran.

Bajo los efectos especiales, el monstruo considerado como un dios traído del amazonas, hay una historia de amor, un crimen y un asesinato que complementan la historia que estará disponible el primer semestre de 2018.

Por otro lado, los demás premios se los llevaron proyectos de ficción y drama. El León de Plata del Gran Jurado fue para el director libanés Samuel Maoz por el drama ‘Foxtrot’; León de Plata a Mejor Director para el francés Xavier Legrand por Custody, drama familiar; la Copa Volpi a Mejor Actriz fue para la inglesa Charlotte Rampling por Hannah, mientras que la Copa Volpi a Mejor Actor se la llevó Kamel El Basha por ‘The Insult’, una película libanesa sobre la guerra.

El Premio Especial del Jurado fue para la película Sweet Country del australiano Warwick Thornton. El Premio Marcello Mastroianni, que reconoce al Mejor Actor Emergente, se lo llevó Charlie Plummer por la adaptación de la novela ‘Lean on Pete’ de Willy Vlautin.

Los premios clásicos del Festival de Cine de Venecia se los llevó ‘The Prince and the Dybbuk’ de la polaca Elwira Niewiera en la categoría de Mejor Documental sobre Cine; ‘Ven y mira’ (1985) del fallecido Elem Klimov (1933-2003) en la categoría de Mejor Película Restaurada y que narra cómo sobrevivieron las aldeas bielorrusas durante la Segunda Guerra Mundial.

En 2017 se instauró una nueva categoría para incentivar el cine en realidad virtual. En Mejor Película de Realidad Virtual está ‘Arden’s Wake’, del estadounidense Eugene YK Cheung, que cuenta en 16 minutos la historia de una niña que vive con su padre bajo el agua.

El premio a Mejor Experiencia en Realidad Virtual se lo llevó “La camera insabbiata” de Laurie Anderson y Hsin-Chien Huang. En esta película la gente tiene que volar por una serie de cuartos en los que encontrará mensajes escondidos; otros en los que tiene que cantar para materializar una escultura y otro donde las palabras que pronuncie el público aparecerán escritas en las paredes.

La categoría de la Mejor Historia para Realidad Virtual fue para ‘Bloodless’ de Gina Kim. Esta película de 12 minutos cuenta cómo fue la vida de las trabajadoras sexuales en los campamentos del ejército estadounidense cuando participaron en la independencia de Corea del Sur en 1950.

Articulos Relacionados

  • Detrás de la portada: septiembre y nuestro gran especial de yoga
  • Galería: ¿Quiere convertirse en un personaje de Pixar?
  • El regreso, el dolor y la melancolía representados en desnudos artísticos
  • ¿Ya vio ‘La mujer que bota fuego’, el nuevo video de Manuel Medrano?