Dunkerque: el milagro de la Segunda Guerra Mundial

Se estrenó en Colombia la última película del director británico Christopher Nolan, que narra un suceso histórico con tintes de tensión e intriga.

Seis soldados corren desesperados por las calles desoladas de una ciudad francesa. Las cámaras los persiguen aumentando la tensión en el espectador, hasta el punto de sentirse uno de ellos. Las ametralladoras les disparan sin control, intentando a toda costa darles de baja. Pero solo uno de ellos logra escapar. En ese momento llueven del cielo unos volantes que anuncian un acorralamiento total del territorio por parte de los nazis.

Así comienza Dunkerque, la nueva película del inglés Christopher Nolan, que dirigió la Trilogía de Batman: the dark knight (2005-2012), Inception (2010) e Interstellar (2014).

Por primera vez el director recrea una historia basada en hechos reales, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, que muchas personas hasta el momento desconocen. El director la define no como una historia bélica, sino como “thriller o una épica íntima”.

La película se centra en la historia de la evacuación de Dunkerque, una ciudad costera al norte de Francia, en la que quedaron atrapados más de 400.000 hombres del ejército del Reino Unido.

Este suceso se conoce como la Operación Dínamo (1940) y buscaba el rescate de los soldados a través del Canal de la Mancha. Sin embargo, esta misión no fue fácil por la falta de embarcaciones y los constantes bombardeos de los alemanes.

La historia se narra desde tres perspectivas: agua, tierra y aire. Desde el agua, los protagonistas son tres civiles británicos que navegan en un yate privado para llegar a Dunkerque y colaborar con la evacuación.

Desde la tierra, el drama se intensifica con la multitud de soldados que están atrapados en la playa y desde el aire, se lleva a cabo un enfrentamiento entre los pilotos de la Real Fuerza Aérea de Gran Bretaña y los alemanes de Luftwaffe.

Nuevas caras le dan vida a los soldados de esta producción: el protagonista es Fionn Whitehead, un actor de 20 años que debutó en el cine con esta película. Nolan buscó una figura alejada del estrellado para reflejar una imagen común y corriente en el personaje.

También participa Harry Styles, el ex vocalista de la banda de pop One Direction, que se estrena en la gran pantalla interpretando al solado Alex. Además actúan Kenneth Branagh (Hamlet, 1996), Cillian Murphy (Anthropoid, 2016), Mark Rylance (El puente de los espías, 2015) y Tom Hardy (Mad Max: Furia en la carretera, 2015).

Sin duda, el mayor atractivo de la película es la manera cómo Nolan intensifica la tensión empleando pocos diálogos y apoyándose en una musicalización que encaja con las sensaciones que busca transmitir: “Traté de hacer cine puro, una película silente, abrumadoramente real”, afirmó Nolan en una entrevista con Associated Press.

El británico plasma el relato a su manera, con su sello particular al contar historias. Aunque puede parecer enredada y confusa, es una montaña rusa de emociones que permite imaginar varios desenlaces posibles.

Una mirada histórica

Si usted es apasionado por la historia y quiere ver una película de la Segunda Guerra Mundial desde una perspectiva diferente, no puede perderse esta cinta que representa fielmente los hechos de 1940. Las escenas narran la invasión de las fuerzas alemanas a la ciudad francesa, suceso que significó un triunfo considerable para los alemanes.

El ejército inglés sobrevivió gracias a que los civiles acudieron al rescate de sus compatriotas. De no ser así es muy probable que el Reino Unido se haya rendido ante la Alemania nazi de Hitler.

Daily Sketch, 3 de junio 1940.

“La batalla de Dunkerque fue la retirada más exitosa de la historia, que permitió al Reino Unido seguir en guerra con el Tercer Reich, cambiando así el rumbo de la historia”, afirmó Josué Levine, asesor histórico de la película.

Más allá de los historiadores, Nolan entrevistó a varios sobrevivientes como Albert Dance, de la Brigada del Rifle: “Mediante el valor, al menos se había evitado un desastre completo y la evacuación permitió a Gran Bretaña luchar a través de los oscuros primeros años de la guerra. No es de extrañar que el espíritu Dunkerque sea una parte de nuestra historia nacional”.

Aunque en la cinta hacen énfasis en los enfrentamientos en la playa, la batalla también se libró en otras zonas de la ciudad.

Una de ellas fue la masacre de Le Paradis, que acabó con la vida de 97 hombres. El 14 de junio de 1940, diez días después de finalizada la batalla, comenzó la ocupación alemana en París.

Otro detalle en el que varían la película y la historia es que sí se salvaron personas de nacionalidades diferentes a la inglesa.

En el filme los capitanes de las embarcaciones solo permiten que se suban ingleses, que en total fueron 338.872, pero de acuerdo con los registros históricos se salvaron alrededor de 215.787 franceses y 123.095 belgas.

“Mientras la lengua inglesa sobreviva, la palabra Dunkerque será reverenciada. Gran Bretaña fue golpeada pero nunca conquistada. Siempre tendrá un esplendor para enfrentarse al enemigo: la luz brillante de los hombres libres que Hitler no ha podido conquistar. El milagro de Dunkerque levantó el espíritu nacional”, declaró Winston Churchill, Primer Ministro del Reino Unido entre 1940 y 1945, en la página editorial del New York Times de junio de 1940.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma