El jardín de bronce: la nueva serie policial de HBO

Esta producción argentina está cargada de misterio, drama y crimen. Diners conversó con sus directores Hernán Goldfrid y Pablo Fendrik.

Si usted siempre quiso ser detective, si cuando ve una serie tiene su propia teoría de conspiración y si cada escena de misterio lo emociona, “El jardín de bronce” es para usted. Esta nueva historia de HBO gira en torno a un arquitecto argentino, que lleva una vida monótona y que tiene un matrimonio al borde del fracaso. El único motor que mueve su vida es una niña de cuatro años, su hija Moira. Pero un día la pequeña desaparece, inexplicablemente y sin dejar ninguna pista.

Desde ese momento empieza para Fabián, interpretado por Joaquín Furriel (El patrón: radiografía de un crimen 2013), una búsqueda inagotable. Encontrar a su hija se convierte en su único trabajo y en su más profunda obsesión. Y a pesar de que el tiempo transcurre, siempre mantiene la esperanza viva de que su hija está sana y salva en algún lugar de la gran capital de Argentina.

No puede perderse los ocho episodios de la primera temporada, que están basados en la novela homónima de Gustavo Malajovich, quien también es guionista de la serie, junto a Marcos Osorio Vidal.

A continuación, lea la entrevista con los directores de “El jardín de bronce” Hernán Goldfrid y Pablo Fendrik. Goldfrid dirigió “Tesis sobre un homicidio” (2013), “Música en espera” (2009) y “Tiempo de valientes” (2005). Por su parte, Fendrik ha dirigido producciones como “La sangre brota” (2008), “El asaltante” (2007) y “Ardor: la justicia de los débiles” (2004).

¿Cuál es el reto de hacer una serie de misterio?

Nosotros solos no la hicimos. El mismo autor de la novela homónima, Gustavo Malajovic, tuvo que superar este reto antes que nosotros. Después, quedaba lo más sencillo: adaptarlo a la pantalla chica. El material era tan bueno que nuestro trabajo era solo hacerlo crecer, y convertir las palabras en imágenes. Nuestro ideal fue desde un principio convertir a los espectadores en detectives, hacerles sentir en carne propia las emociones de la historia y enloquecerlos con lo que está pasando.

¿Cómo surgió la conexión con HBO y qué representa para ustedes ser quienes dirigen esta producción?

Para nosotros fue todo un placer haber sido convocados a este proyecto, que estaba lleno de cosas buenas. El simple hecho de saber que se iba a estrenar en 50 países, y el proceso de selección de los actores fue gratificante. La pantalla de HBO es tan poderosa que los espectadores nos acompañan en cada decisión para construir la trama.

¿Qué le aporta ‘El jardín de bronce’ al género policial y cuáles son las particularidades de la serie?

El hecho de que se desarrolle en Buenos Aires, Argentina, que para nosotros es un personaje más la hace única. La serie está llena de paranoia, actualidad, inseguridad y problemáticas. Todo gira en torno a descubrir la razón por la que la tierra se tragó a una niña de cuatro años. Y aunque se trate de un tema tanto particular como recurrente la gente se siente parte de estas historias, se identifica con ellas.

¿De quién fue la idea de adaptar la obra literaria a la serie televisiva?

De nosotros no fue (risas). Entramos cuando el proyecto ya se estaba gestando con la gente de HBO. Desde un principio la novela estuvo acorde al tipo de series que ellos emiten. En ese momento empezó el desarrollo, con el autor de la novela, y poco a poco el equipo creció. Cada miembro hacía sus propias lecturas y aportes al proceso.

¿Cómo eran las jornadas en el set? ¿Cuánto tiempo llevó el rodaje?

Trabajamos diez horas de rodaje diario, durante cuatro meses.

¿Qué bondades vieron al contar con un presupuesto como el de HBO?

Uno como director siempre quiere más y más ¿no? Pero estábamos en presencia de un proyecto muy grande y cada decisión relacionada con la administración de los recursos se basó teniendo en cuenta el hecho de que queríamos hacer un proyecto internacional y cinematográfico acorde a la pantalla. Queríamos contar la historia como debía ser, con las herramientas y los recursos adecuados. Entonces no pensábamos en el presupuesto, solo en hacer crecer el proyecto y nunca hacerlo retroceder.

¿En el momento de filmar pensaron en todas las audiencias mundiales o solo en el público argentino?

La verdad, no pensamos en ningún público en particular. El proyecto tiene que ver con un espectador flexible, nosotros mismos somos el público y pensamos en aquello que nos gustaría ver.

Después de Epitafios (2004) no hubo otra serie del género policial en Argentina ¿Qué otras películas o libros internacionales de este tipo fueron sus referentes?

Nosotros somos espectadores de series y de películas todo el tiempo, estamos a tono con este contenido, y ambos hemos sido directores de este género. Por esa misma razón los productores creyeron que éramos las personas adecuadas para enfrentar este reto. Nuestra referencia no fue nada más que el cine policial de los años setenta, y otras películas que rompen los esquemas de este género. Nuestra inspiración era en cambio un intercambio constante de ideas y de información, que fue útil para la construcción de la historia.

¿Qué le dirían al público para que no se pierdan la serie?

“El jardín de bronce” es una serie profunda, que habla de las personas y de los conflictos humanos. Se desarrolla en el contexto de la ciudad de Buenos Aires, donde los miedos salen a flote sin ningún tapujo. Estamos seguros de que van disfrutarla tanto como nosotros.

¿Está confirmada una segunda temporada?

Sin lugar a dudas existe el deseo de hacerla. No podemos dar muchos detalles pero estamos trabajando en el desarrollo de esta trama, para que sea acorde al hilo narrador y supere la primera temporada.

Generalmente solo un director encabeza los proyectos, sean cinematográficos o televisivos ¿Por qué decidieron trabajar juntos y cómo ha sido el proceso?

En Argentina es muy común que hayan más de dos directores porque es un trabajo gigantesco. A pesar de que en esta serie cada uno dirigió un capítulo, tomamos todas las decisiones en equipo.

Articulos Relacionados

  • Una artista coreana fabrica cámaras vintage con papel
  • El artista que convierte los dibujos de sus hijos en obras de arte
  • Playlist para recibir el eclipse solar
  • Galería: así fue la restauración del Museo Colonial de Bogotá