Entrevista con Omar Sy, protagonista de “Dos son familia”

El actor francés que saltó a la fama en 2012 por la película “Amigos”, habló en una entrevista exclusiva sobre esta nueva historia que hará llorar a más de uno.

¿Quién dijo que las historias de amor son solo entre parejas? No, no siempre. Hay un primer lazo más fuerte en la vida, pues el verdero príncipe azul de toda niña es su papá. Se trata de ese héroe que nos acompaña en las mejores y peores circunstancias, que nos enseña a montar bicicleta, que espanta a nuestros primeros amores y que nos protege incluso cuando dejamos de ser niñas. Esta es la historia de “Dos son familia”, una película del director francés Hugo Gélin que narra el amor incondicional entre padres e hijas con tintes de drama y comedia.

El actor francés Omar Sy, recordado por su papel en Amigos (2012) y recientemente por su participación en Infierno (2016), le da vida a Samuel, un hombre que bordea los cuarenta y que vive sin ningún tipo de compromisos. Pero su vida da un giro total cuando su ex novia Kristin, interpretada por Clémence Poésy (Harry Potter y el cáliz de fuego, 2005), le deja una bebé asegurando que es su hija.

Desde el momento en que Samuel debe responsabilizarse de la bebé, busca la manera de localizar a su madre. Ocho años después Gloria, la hija de Samuel, ya es su cómplice y mejor amiga. Ambos se vuelven insperables hasta que Kristin regresa para reclamar la custodia de la niña.
Esta película es la adaptación cinematográfica francesa de “No se aceptan devoluciones”, que el actor Eugenio Derbez co-escribió, protagonizó y dirigió en 2013. Sin embargo, esta película se desarrolla en circunstancias diferentes y muestra una estética totalmente renovada. El próximo 13 de julio se estrena en las salas de cine en Colombia, y usted no puede dejar de ver esta cinta.

A continuación, lea esta entrevista exclusiva con el protagonista Omar Sy:

¿Desde el principio estuvo comprometido con este proyecto?

Me sedujo la relación padre e hija, y realmente me llamó mucho la atención este personaje irresponsable que finalmente toma conciencia. Me conmoví mucho por el tema de la paternidad, que no se discute con tanta frecuencia en el cine actual. Fuimos muy afortunados por contar con Hugo Gélin en la dirección, porque planteó esta nueva dimensión. Gracias a su inteligencia y modestia le aportó finura y elegancia a un tema que generalmente se trata con menos sutileza.

¿Cómo describiría a Samuel, su personaje?

Se trata de un niño que se niega a cumplir con cualquier responsabilidad. Él no tiene ningún deseo y por la cabeza se le pasa todo menos la idea de abandonar este estado de inmadurez. Y es el mismo destino el que le obliga a cambiar de rumbo. En realidad, creo que los hombres nunca están listos para ser padres, hasta que se convierten en uno. Fue en ese momento – y no antes – cuando Samuel maduró. El mensaje de la película es muy bonito: no existe un manual para la crianza de los hijos, y es bueno reconocerlo. Incluso hay algunas personas que se preguntan si son dignos de criar a un niño, este es el caso de mi personaje y el guion hace que todo se convierta en una comedia.

Samuel tuvo que sacar su lado infantil para criar a su hija, ¿usted todavía lo tiene?

¡Evidentemente! Lo tengo en mí, pero de manera más consciente que él. Para Samuel esto ni siquiera es necesario. Por mi parte, mantengo esa faceta de niño y la cultivo sin desconocer que tengo responsabilidades como adulto. Trato de ser una persona responsable, sin ser demasiado serio. Mi trabajo me ayuda – casi me disculpa – y me da permiso.

¿Qué tipo de padre sería usted?

Un padre cariñoso. Alguien que se apega a su hijo y que no quiere dejarlo ir, tal como el de la película. Por ejemplo, Samuel se desarma por completo cuando después de ocho años debe separarse de su hija, no lo soporta, vive por y para ella.

Cuéntenos un poco acerca de su relación con Gloria Colston, la actriz que interpreta a su hija

No fue difícil crear una relación con Gloria, ya que es muy inteligente y entiende rápidamente. En general, no es fácil trabajar con niños, pero Gloria empezó desde muy temprano: es DJ, así que ya es artista. Me di cuenta muy rápidamente de que ella sabía cómo trabajar, lo que elevó mi confianza. En realidad fue una compañera en todo el sentido de la palabra. Además, ella es muy graciosa, no teníamos una relación típica de adulto y niño, en pleno rodaje jugábamos y nos enviábamos mensajes.

¿Y con su compañero de set Antoine Bertrand?

¡Me hace reír muchísimo! soy totalmente fan de su humor. Lo curioso es que en Québec, el interpreta el papel de Driss en una adaptación teatral de “Amigos”. Así que desde el momento en que lo conocí tuvimos una buena relación, y fue muy fácil conectar con él.

En la película hay una escena de tensión tan real con Clémence Poésy, que hace que su ira y la confusión sean creíbles ¿Cómo lo logró?

En el guion original, yo no podía soportar a Kristin, la madre, ni siquiera podía perdonarla. Gracias a Clémence que es una actriz de muy alto nivel, pudimos crear empatía con la madre. Ella trabajó sobre el rol e hizo lo que todo actor debe hacer: ser abogado de su propio persobaje. Ella le dio una motivación profunda a Kristin y me hizo comprender las cosas que yo no había interpretado del guion. A menudo, ella nos preguntaba cosas y juntos repasábamos las escenas. Todo esto me ayudó a desempeñar mejor mi rol.

¿Qué le pareció la dirección de Hugo Gélin?

Él tiene una idea clara de lo que quiere, pero es muy humilde. A menudo, los realizadores que saben exactamente lo que quieren son altamente exigentes y pretenden escuchar a los actores. Pero este no es el caso de Hugo, él tuvo desde el principio una idea del montaje final y expresó su visión con suavidad.

¿Tuvo algún entrenamiento particular para hacer de “doble”?

Siempre he sido deportista, es algo constante en mi vida cotidiana por lo que no necesité entrenamiento para eso. Lo más gracioso es que desde Imcompatibles (2014) tuve el mismo doble, pero en esta película encarné este oficio interpretando generalmente al personaje Jack Bates, el héroe de las series de acción.

¿Qué fue lo más difícil de hacer esta película?

Sin duda grabar a los bebés, porque necesariamente tuvimos que unir fuerzas. Algunos se portaban bien, pero la mayoría no paraba de llorar. Tuvimos que emplear ciertos trucos para llamar la atención de los bebés. Cada miembro del equipo tenía una técnica para calmarlos porque la mayoría son padres. Fue muy divertido intercambiar estos consejos con ellos, y con las madres en general.

Articulos Relacionados

  • Vea los ganadores del Iphone Photography Awards 2017
  • Conozca Castanyoles, lo mejor de la comida española en Bogotá
  • Estos son los ganadores del International Drone Photo Award 2017
  • Así se verá el primer capítulo de la nueva temporada de Game of Thrones