Tom Cruise y la maldición de La Momia

El actor de 54 años reemplazó a Brendan Fraser en este ‘remake’, que a pesar de la crítica negativa tuvo una buena recepción en taquilla.

Es el año 2017, a 3500 kilómetros al norte de Egipto, Nick Morton (Tom Cruise) encuentra, junto con su leal compañero de aventuras Chris Vail (Jake Johnson, New Girl), la tumba de Ahmanet (Sofia Boutella) una diosa egipcia que fue enterrada viva por su pueblo y aunque hay miles de advertencias para no desenterrarla, estos saqueadores de tumbas rompen el sello ancestral para que Ahmanet vuelva a la vida y ponga en riesgo la existencia de la humanidad.

Este remake dirigido por Alex Kurtzman (Amazing Spider-Man, 2014) no logró superar al clásico de la Momia (1999) de Stephen Sommers, como director y Brendan Fraser como protagonista. La crítica especializada condenó la actuación de Tom Cruise, Russell Crow (Gladiador, 2000), ganador de un Óscar y la de la británica Annabelle Wallis (Annabelle, 2014).

Frases como “Tom Cruise merece un entierro rápido” del New York Times; “Tom Cruise regresa en un pobre y mal vendado cadáver” de The Guardian y “Tom Cruise es un remake demasiado atareado” de la Revista Variety son algunas de las críticas menos crueles que hicieron sobre el actor que alguna vez estuvo nominado a los premios Óscar (Magnolia, 1999).

Sin embargo, Cruise no es el único culpable por aceptar este papel, sino también de Universal que le apostó a revivir los clásicos del cine con ‘Universal Dark’. Aunque la puesta en escena pudo ser diferente, Kurtzman eligió mezclar chistes flojos, drama sin sentido y escenas innecesarias de sexo y violencia.

La Momia es una combinación de escenas bastante premeditadas y un guion flojo, la película es una pieza perfecta en cuestiones de sonidos y efectos digitales que sirven para desconectarse del mundo por 110 minutos.

Aunque la crítica destrozó los cimientos de La Momia, el público dio su veredicto y respaldó la apuesta de Universal con 174 millones de dólares en su semana de estreno, generando 49 millones de ganancias (inversión total: 125 millones de dólares). Ahora toca esperar si Universal se arriesga para la secuela o para producir Frankenstein (Javier Bardem) o el Hombre Invisible (Johnny Depp), esta vez con mejores guiones y argumentos.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi