¿Qué pasó en el Eurovisión 2017?

Este festival de canto ha reunido desde 1956 a toda Europa en busca de la mejor canción del año. ¿Cuál fue la de 2017? escúchela aquí.

Desde Kiev (Ucrania) toda Europa se puso de pie para esperar al tan anhelado ganador de la mejor canción del año, excepto por Rusia que no participó en la edición 62 del concurso porque su participante, Yulia Samoylova, tiene prohibida la entrada a Ucrania por un concierto ilegal que dio en la Península de Crimea en 2015.

Sin la participación de Samoylova, Eurovisión encontró la forma de seguir adelante y poner a los televidentes y a un jurado a elegir la canción que marcaría el concurso en 2017. Los favoritos de la noche fueron Italia, Bulgaria, Suecia, Bélgica, Armenia y Francia, países en los que sus artistas hicieron un performance que le hace un homenaje al lema del concurso: “Unidos en la diversidad”.

Bajo este lema saltó al podio el italiano Francesco Gabbani, quien junto con un gorila, interpretó ‘Karma Occidentalis’ (Occidentalis Karma), canción que ironiza la manera en cómo Europa quiere occidentalizar la religión, la comida y hasta la moda de Oriente Medio.

Por otro lado, las representantes de Bélgica y Alemania fueron acusadas de plagio de sus canciones. Blanche (Bélgica) interpretó ‘City Light’ una canción de amor que es muy similar a Éclat de la canadiense Alexe Gaudreault’s, mientras que Levina (Alemania) utilizó la misma pista de Titanium de David Guetta para interpretar ‘Perfect Life’.

Luego de la polémica por plagio, los televidentes y los jueces siguieron adelante para escuchar a Salvador Sobral, un portugués que se ganó la atención del público con una camisa que pedía auxilio para los refugiados de Europa (S.O.S. Refugees) prenda que luego se los obligaron a quitar.

Más tarde cantaría ‘Amar pelo dois’, una canción escrita por su hermana Luísa Sobral y musicalizada por el mismo Salvador, gracias a la inspiración de Chet Baker (trompetista, 1929), Billie Holiday (cantante, 1959) y Silvia Pérez Cruz (cantante 2017), haciendo una canción de amor y sencillez, que se llevó todos los aplausos de la noche.

Con 382 votos del jurado y 276 de los televidentes Portugal se alzó por primera vez en los más de 40 años de historia del concurso. Luego le siguió Bulgaria, Moldavia, Bélgica, Suecia e Italia.

Desde 1956 Eurovisión ha servido de trampolín para artistas que sabe materializar sus obras en una canción. Así lo hizo ABBA con Waterloo (1974) y Julio Iglesias con Gwendolyne (1970). Ahora Universal Music es el encargado de reunir las 43 canciones del concurso y montarlas en todas las aplicaciones digitales.

Articulos Relacionados

  • Una artista coreana fabrica cámaras vintage con papel
  • El artista que convierte los dibujos de sus hijos en obras de arte
  • Playlist para recibir el eclipse solar
  • Galería: así fue la restauración del Museo Colonial de Bogotá