¿Hubo otra obra de Jorge Isaacs además de María?

Detrás de la historia de un idilio amoroso entre primos, se esconde un autor polifacético, del que se desconocen otros aspectos personales y literarios.

‘María’, la obra cumbre del romanticismo colombiano, cumple 150 años tras publicarse por primera vez en 1867. El autor que nació en 1837, se convirtió en uno de los exponentes literarios más importantes del siglo XIX. Niños, jóvenes y adultos siguen leyendo la historia de amor de Efraín y su prima María. “Se trata de una de las obras más influyentes, no solo a nivel nacional, sino en toda Hispanoamérica” afirma Valentín Ortiz, coordinador de la Actividad Cultural de la Biblioteca Nacional.

Como reconocimiento a su legado, el Ministerio de Cultura de Colombia declaró el 2017 como el Año de Jorge Isaacs. La novela que inmortalizó al autor generación tras generación, permanece como un clásico. Sin embargo, hay aspectos de su vida que pocos conocen. Además de ser escritor, Isaacs fue político, periodista y comerciante.

En su faceta de político, fue nombrado Cónsul General en Chile en 1870 por el presidente Eustorgio Salgar. Al regresar a Colombia trabajó como editor de periódicos locales como el diario La República. Hizo parte de la Cámara de Representantes, por su departamento Cauca (el Valle se constituyó como departamento en 1910). Sin embargo, en 1879 la Cámara lo expulsó porque en medio de una sublevación conservadora se autoproclamó jefe político y militar de Antioquia.

“Pasó de ser conservador para convertirse en un radical, dirigiendo la emancipación del Estado de Antioquia. La vida de Isaacs fue bastante compleja, fue uno de los revolucionarios más influyentes en Colombia durante la segunda mitad del siglo XIX”, explica Ortiz.

Isaacs no solo se dedicó a liderar revoluciones o a escribir historias de amor. En 1881, el autor caleño participó en una comisión científica organizada por el entonces presidente Rafael Núñez, en la que se le encargó realizar un estudio etnográfico de las lenguas y costumbres de los pueblos indígenas del Caribe. Al finalizar en 1884, plasmó su investigación en el libro “Las tribus indígenas del Estado de Magdalena”.

Por su parte, Juan Cárdenas, escritor colombiano y curador de la exposición de ‘María’ en la Biblioteca Nacional, afirma que Isaacs no fue el hombre de letras que siempre nos han pintado. “No es un genio romántico que se paseaba diariamente por un jardín. Por el contrario, fue un hombre moderno y rico que incluso descubrió varios yacimientos de petróleo”, sostiene Cárdenas.

Aunque releer María es un buen ejercicio para conmemorar la vida y obra literaria del autor, es importante explorar su obra más allá del clásico. Isaacs también fue poeta y ensayista. A continuación, lea uno de sus poemas más famosos, Las Hadas:

“Soñé vagar por bosques de palmeras
cuyos blondos plumajes, al hundir
su disco el Sol en las lejanas sierras,
cruzaban resplandores de rubí.

Del terso lago se tiñó de rosa
la superficie límpida y azul,
y a sus orillas garzas y palomas
posábanse en los sauces y bambús.

Muda la tarde ante la noche muda
las gasas de su manto recogió;
del indo mar dormido en las espumas
la luna hallóla y a sus pies el sol.

Ven conmigo a vagar bajo las selvas
donde las Hadas templan mi laúd;
ellas me han dicho que conmigo sueñas,
que me harán inmortal si me amas tú”.

Otras obras recomendadas son ‘Poesías’ (1864), ‘Saulo- Primer Canto’ (1881) y su recopilación de Canciones y Coplas Populares (1837-1895).

Articulos Relacionados

  • El tráiler de Stranger Things ya está aquí
  • Estreno mundial de la ópera El último día de Francisco Pizarro
  • Seis datos que probablemente no sabía del Teatro Colón para celebrar sus 125 años
  • “A la mar”, disco recomendado