Florence Foster Jenkins: Hugh Grant en el papel de su vida

Desafortunadamente, la sutileza y dulzura de Grant en esta interpretación pasó desapercibida en la temporada de premios.

La historia ya es bien conocida: Florence Foster Jenkins (Meryl Streep), una millonaria de Nueva York completamente desprovista de todo talento musical, decidió un buen día convertirse en cantante de ópera. A pesar de las burlas, o quizás desconociéndolas del todo, Jenkins se empeña en dedicarse del todo a su gran amor. La verdadera Jenkins fue efectivamente una figura de culto entre el selecto grupo de los músicos de Nueva York, entre los que se encontraban Cole Porter y Enrico Caruso, por nombrar solo dos.

Sin embargo, en la cinta dedicada a su figura, que le valió a Streep su vigésima nominación al premio Oscar, la verdadera estrella es el actor Hugh Grant, quien interpreta a St. Clair Bayfield, el segundo esposo de la cantante.

La revista New Yorker, en su reseña de la película, destacó la actuación de Grant diciendo que “lo mejor de ‘Florence Foster Jenkins’, es que justo cuando los fanáticos de Hugh Grant se preguntaban si el pobre tipo encontraría algún papel de sustancia, encontró el preciso. La tartamudez que lo llevó por ‘Four weddings and a funeral’ y ‘Notting Hill’ nació no solo de su indecisión sino de una duda espiritual: un verdadero terror de cometer un error(…) Su amor, aunque verdadero, es una perpetua agonía, y quizás nadie más que Grant, rebosante de caballerosidad mal enfocada, podría darle vida. Florence podrá ser un chiste, y, honestamente, hay apenas lo justo de ella para hacer una película. Ante los ojos de su esposo, sin embargo, ella no es ningún chiste”.

La sutileza de Grant en este papel deja claro que es un actor a quien Hollywood ha subestimado, reduciéndolo a protagonista de comedias románticas sin entender la profundidad que dejaban ver sus actuaciones previas a ‘4 weddings and a funeral’ como Impromptu, en la que interpretó a Federico Chopin, o Bitter Moon, dirigida por Roman Polanski. A sus 56 años, los productores y el público están redescubriendo a un actor con la capacidad y el rango que, en otras circunstancias, se llevaría todos los premios.

Sin embargo, aunque Grant recibió nominaciones al Globo de Oro y el Bafta, se vio opacado por las interpretaciones más mediáticas de Dev Patel (Lion) y Ryan Gosling (La la land), sin mencionar que en los premios Oscar fue ignorado completamente. Sin duda, en el futuro los cinéfilos se preguntarán quiénes fueron los personajes que privaron a Grant de sus merecidos honores.

Articulos Relacionados

  • El tráiler de Stranger Things ya está aquí
  • Estreno mundial de la ópera El último día de Francisco Pizarro
  • Seis datos que probablemente no sabía del Teatro Colón para celebrar sus 125 años
  • “A la mar”, disco recomendado