Así será el futuro del fútbol

Habrá modificaciones de implementación inmediata, otras pensadas a largo plazo. El fútbol, como lo conocemos, se transforma.

La taberna Freemason, ubicada en el centro de Londres, no pasó a la historia por servir alguna exótica cerveza o por ser cuna de grandes presentaciones musicales. Fue allí donde representantes de 11 equipos de fútbol inglés se reunieron en la tarde del 26 de octubre de 1863 por dos motivos, fundar la Asociación Inglesa de Fútbol y definir las reglas del que sería el deporte más popular del mundo.

En aquella reunión se estableció por unanimidad, por ejemplo, que todos los jugadores que estuvieran delante del balón, estarían en posición de fuera de juego (la regla se transformaría con el tiempo hasta llegar a la que se conoce actualmente), pero no lograron ponerse de acuerdo en otras disposiciones, como que estuviera prohibido golpear al rival desde las rodillas hacia abajo. Aunque al final se aprobó, tal imposición no gustó para nada al Blackheath, uno de los equipos, que posteriormente sería uno de los miembros fundadores de la Federación Inglesa de Rugby.

Las reglas se están actualizando constantemente. En la actualidad la implementación de la tecnología arma las primeras jugadas y la reorganización de los campeonatos cambia su módulo de juego en 2017 y 2026.

La europeización de los torneos de Suramérica

Este año los torneos de Suramérica se reorganizan a la manera europea. La Copa Libertadores no solo cambió de nombre para asemejarse a la Uefa Champions League, (ahora se llama Conmebol Libertadores Bridgestone), sino que pasó a jugarse durante todo el año, como funciona la competición Europea. La próxima edición de este torneo comenzará en marzo y acabará en noviembre.

Otro aspecto en el que se asemejan es que ningún equipo pude disputar la Libertadores y la Copa Sudamericana-el segundo torneo más importante de Suramérica-, como sucede en el viejo continente, donde ningún equipo disputa la Champions League y la Europa League.

Mundial de 48 equipos

“La copa Mundial de 2026 se jugará con 48 equipos en 16 grupos de a 3. Los primeros dos avanzarán a una ronda de 32 equipos, luego 16, 8, 4 y 2. Este formato puede ser jugado en el mismo número de días que el mundial tradicional. Es una oportunidad para que más equipos participen en el evento. No hay grandes cambios, excepto por el formato, que le da más oportunidades a más selecciones del mundo”. Así lo explicó Gianni Infantino, el presidente de la FIFA en rueda de prensa. Aunque ya sea una decisión tomada, no se tiene claridad sobre cómo se distribuirán los cupos de cada confederación.

Para ver lo que “nadie” ve

El pasado 19 de abril, Infantino dio a conocer una de las nuevas disposiciones que la International Football Association Board, la entidad encargada de reglamentar el deporte, tiene para el futuro del fútbol. Consiste en que aparte del juez central, los asistentes y el cuarto árbitro, exista un réferi adicional ubicado en una cabina de video donde revisa todas las acciones de juego que se le podrían escapar de la vista a los demás jueces. Cuando identifica alguna que amerita sanción como un penalti o una expulsión, se comunica con el árbitro central para que este consulte una pantalla y revise la jugada.

Este sistema se implementó por primera vez en el pasado Mundial de Clubes, en Japón, y no fue bien recibido, pues, durante el partido de la semifinal entre Kashima y Atlético Nacional, se sancionó un penalti un minuto después de que la jugada sucediera, lo que da cabida a preguntas como ¿Y si hubiese ocurrido un gol durante ese minuto? ¿Se anula?

Independientemente del disgusto de algunos porque el sistema presenta fallas de logística, la idea Infantino es implementarlo en la próxima copa del mundo, en Rusia 2018. “De aquí a marzo de 2018 sabremos si funciona o no. Espero verdaderamente que la Copa del Mundo de Rusia sea la primera en la que se utilice la asistencia del vídeo para permitir un mejor arbitraje”, declaró en rueda de prensa.

El ojo de halcón

Es la técnica utilizada popularmente en el tenis para determinar si una bola cayó dentro o fuera de la cancha, comenzó a funcionar a mediados del 2012 en el fútbol. Fue la primera gran intervención de la tecnología en este deporte.

Su sistema de siete cámaras dispuestas en cada arco se utiliza para confirmar si el balón traspasó o no completamente la línea de gol. La primera vez que se usó en un mundial fue en el de Brasil 2014, y su primer reto se dio en el partido entre Francia y Honduras. Aunque haya sido utilizado en un mundial, y también en la pasada Eurocopa de Francia, no se ha instaurado como regla general, pero distintas voces, como la del capital del Real Madrid, Sergio Ramos, apoyan su uso. “Se intenta ayudar al árbitro y creo que al final la tecnología será buena para el fútbol”, dijo en rueda de prensa. Actualmente se utiliza este sistema en el fútbol italiano.

Articulos Relacionados

  • La nueva colección de Carolina Herrera: Crucero 2018
  • Galería: Vea las 10 especies marinas no conocidas por el mundo
  • ¿Ya conoce el Ken millennial?
  • Detrás de la portada: Samy Bessudo