Luis Noriega, Razones para desconfiar de sus vecinos: libro recomendado de la semana

Este libro ganador del premio de cuento Gabriel García Márquez cuenta varios relatos sobre la vida en las ciudades de Colombia.

El libro de cuentos de Luis Noriega, caleño residente en España hace ya muchos años, reúne relatos por lo general extensos sobre la vida de nuestras ciudades. Un pequeño edificio, por ejemplo, donde los vecinos son sacudidos por un agudo grito en la noche que nos revela el carácter de cada uno de los personajes: viejos, universitarios, una mujer. El cambio de urbes que se modifican con la irrupción de nuevas clases sociales ante la quejumbrosa nostalgia de los inquilinos que empiezan a padecer marginamiento.

Gente que saca la basura. Homosexuales nerviosos. Paranoia y resentimiento. Un perro que obliga a tirar sus excrementos al parque y, en todo momento, el afán desesperado de evasión: sea a la casa de los hijos al Canadá.

Otros cuentos agudizan la maldad. Aquel que en un bar de Londres es contratado para cometer un asesinato. Con algo policíaco y mucho de sadismo, quien desea ser escritor en el Londres donde vivió Sherlock Holmes debe exterminar a un insoportable partidario militante del Manchester United.

Así con alusiones a Kafka o con ecos de Borges nos divertimos con españoles vienen al trópico, típico farsante peninsular suplantando al autor de esos libros tan en boga hoy sobre Las doce leyes del éxito.

Noriega(1972) es en “Derecho materno” el más capaz de reírse de sí mismo al hablarnos del padre de un muchacho, el Capitán Derrota que ahora constata atónito cómo su madre, exmilitante de marchas y protestas se entrega feliz a un sueño de demasiadas tarjetas de crédito y viajes al exterior con su novio Quisquicito. Así, desde las raíces familiares se incuba el fracaso y la claudicación.

Pero todos los cuentos, entre ellos el excepcional “Salinger” nos meten de lleno en el proceso creativo, en la mediocridad del escalafón universitario, en la grisura de la vida literaria y los concursos amañados, para responder a ello con violencia salvaje nutrida en Tarantino y la serie negro, con taxistas que empuñan varilla para ajustar tarifas. El libro gano el premio de cuento Gabriel Garcia Marquez.

Articulos Relacionados

  • Una artista coreana fabrica cámaras vintage con papel
  • El artista que convierte los dibujos de sus hijos en obras de arte
  • Playlist para recibir el eclipse solar
  • Galería: así fue la restauración del Museo Colonial de Bogotá