‘La banda del Ciempiés’ la novela de Mario Levrero

Esta novela policial cuenta cómo una secta pone en aprietos a toda la fuerza policial de la historia de una manera frenética, acelerada y creativa.

La banda del ciempiés
Mario Levrero
Random House, Bogotá, 2016. 190 páginas

Guionista de cómics, humorista, crucigramista y creador de juegos de ingenio con el poeta argentino Damiel Samoilovich, Levrero se ha convertido en un autor de culto por sus novelas, cuentos y ensayos. Escribió, por ejemplo, un manual de parapsicología. Se fue a París con la directora de la Alianza Francesa en Montevideo, luego vivió con una psiquiatra, Alicia Hope, y, finalmente, su última compañera fue una escultora a quien en sus textos denominaría “chica lista”.

Dos géneros marcan e influyen en Levrero: el policial norteamericano y la ciencia ficción. En cuanto al primero, uno de sus títulos lo dice todo: Nick Carter se divierte mientras el lector es asesinado y yo agonizo. Y, por otra parte, se ha publicado en Colombia La banda del ciempiés, una delirante novela de aventuras donde una secta de apariencia china, que se camufla bajo sábanas, estilo dragón, crea el pánico en la ciudad y pone a Smithe Andrews, el jefe de policía y el detective privado Carmody Traillen en acción.

cuerpo_libro_360x620

La trama frenética, acelerada, va desde un cambio de sexo del embajador chino hasta malvados atroces y enmascarados que atormentan a niñas, y persecuciones sin fin por un Montevideo de trancones, casas laberínticas como escondite y mujeres eficaces en el sexo y la actuación como Bear Betty y el oso que la acompaña en el show.

No es posible seguir ese espectáculo desaforado, pero uno queda atrapado en el vértigo de la arbitrariedad y lo improbable, aun cuando un esquema más o menos elástico nos permita disfrutar la prosa seca y los diálogos reveladores donde Levrero nos informa que Angus Mc Coy, fascinado por Betty, tiene esposa, por más señas colombiana y terriblemente celosa. Bien podemos comenzar a descubrir a Levrero con este thriller desopilante, con este ejercicio de eficaz ferocidad creativa.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma