Reseña: Burundanga en el Teatro Nacional La Castellana

Burundanga es una comedia donde la droga es una excusa para decir las verdades más profundas. Estará en temporada hasta 2016 en el Teatro Nacional La Castellana.

“La mentira es un mecanismo de defensa. Nosotros mentimos para protegernos, entonces el que se toma la burundanga se siente tan seguro de sí mismo que no ve la necesidad de mentir”, escribió hace cinco años el dramaturgo catalán Jordi Galcerán para el texto de Silvia, personaje alternado entre las actrices Cony Camelo y Paula Estrada que, al conseguir la droga, desencadena la trama inverosímil de la comedia que pisó las tablas por primera vez en el 2011 en el Teatro Maravillas de Madrid bajo la dirección del español Gabriel Olivares.

Vea también: Carolina Ramírez responde el Cuestionario Diners

De jueves a domingo, hasta marzo de 2016, la obra de Galcerán se presenta en Bogotá, el Teatro Nacional La Castellana, en una versión producida por Mariano Bacaleink en la que el director Diego Trujillo y un elenco conformado por seis actores interpretan para el público colombiano. Partiendo de dos acontecimientos disparatados, en los que Ana (Carolina Ramírez) le suministra escopolamina a su novio para saber si la ama y un empresario capitalista (Fernando Arévalo) da lecciones sobre la lucha armada a unos activistas revolucionarios (Santiago Alarcón y Carlos Aguilar) se plantean emociones que le dan sentido y credibilidad a la historia que se desarrolla en una ambientación, realizada por Tomás Jaramillo, que evoca una comedia televisiva.

La comedia, que radica en la interpretación de cada personaje basado en su verdad dentro de un contexto de farsa, expone entre líneas las dos facetas que maneja cada ser humano: lo que muestra en la cotidianidad y lo que esconde. Ana es el único personaje dramático que durante los 105 minutos de duración de la pieza teatral permanece angustiado, recordándole al público el conflicto interno por el que atraviesa y dejando un mensaje sobre el perdón. “Tratando la reconciliación con la verdad, la obra presenta un contenido oportuno y preciso para la situación del país en cuanto al tema de la paz ”, señala Carolina Ramírez, quien encarna a una estudiante de 27 años que enfrenta una disyuntiva en su destino.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi