El Clan: la historia de una familia criminal Argentina inaugura el BIFF

La historia real de una familia que de manera anónima forjó una organización criminal es la nueva película de Pablo Trapero que inaugura el nuevo festival de cine de Bogotá.

A mediados de la década de 80, Argentina entera se conmovió con la historia de una familia de clase media alta que tenía toda una organización criminal en su casa. El padre secuestraba personas que sus hijos y secuaces le conseguían, y mientras la familia cenaba tranquilamente, en un cuarto bajo llave había siempre alguna víctima esperando ser rescatada por el dinero de su familia. Sus conocidos los apreciaban, y nadie pensó jamás que detrás de esas paredes existieron más de 4 víctimas de secuestro.

La última de ellas, Nélida Bollini, sobrevivió al asesinato, escapó y los denunció. Pero no antes de que empresarios jóvenes como Ricardo Manoukian, Eduardo Aulet y Emilio Naum murieran a manos de esta familia. Se supo que antes hubo más secuestros sin identificar, y en el momento de su captura se les encontró una lista con las personas que pensaban secuestrar en el futuro, muchos de ellos conocidos suyos. Por ejemplo Manukian, un amigo del hijo mayor de los Puccio, por quien se pagó una suma de secuestro considerable. Fue asesinado a tiros y encontrado meses después. Pasaron años antes de que apareciera el cadáver de Aulet, y el resto de las víctimas tuvieron destinos similares.

El caso se fue dando a conocer poco a poco a través de los diarios debido a que las comunicaciones no generaban la inmediatez que existe ahora para las noticias. Se fue hilando poco a poco según los hechos iban apareciendo, las pruebas se iban encontrando y los casos empezaban a ser juzgados. Se supieron entonces cosas como que Puccio tenía un pasado judicial ligado a la dictadura. Al parecer era un tipo que alguien protegió en algún momento y fue un cerebro criminal impune durante años para después quedar descubierto por estos hechos. No fue un proceso judicial de solución inmediata fue una historia de a pocos, casi como una novela serial.

Por ejemplo, para la sociedad porteña fue impensable que hubiera una familia de asesinos entre los suyos. Uno de los hijos Puccio era una estrella de rugby; eran varios hijos muy sociables y el barrio era tradicional, incluso su casa quedaba muy cerca del Centro Comercial San Isidro un sitio concurrido en ese entonces.

La película El Clan, del director Pablo Trapero (uno de los exponentes del cine argentino con más resonancia en la última década, también director de El elefante Blanco, La leonera y Carancho), es Bogotá International Film Festival esta es la película que abre su programación. En esta historia el actor Guillermo Héctor Francella (Rudo y Cursi, El secreto de sus ojos) personifica al patriarca Puccio y Juan Pedro Lanzani –estrella de la televisión argentina- como uno de sus 5 hijos. Trapero decidió contar la historia ya unificada, ciñéndose un poco a los 4 casos más sonados (Manoukian, Aulet, Naum y Bollini) para no extender tanto la trama. La película es un imperdible. Viene muy bien referenciada pues en taquilla en su país llegó a superar el éxito de Relatos Salvajes además de ser una de las seleccionadas en la competencia por los Oscar en su última versión.

Han pasado treinta años desde que la escabrosa historia de esta organización marcó una generación en una Argentina traumatizada por años de dictaduras militares. Y aunque su director niega que la producción de la película se deba a este aniversario, la verdad es que es una coincidencia muy afortunada.

Articulos Relacionados

  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi
  • Playlist: la música que escucha Manuel Medrano
  • No se quede sin ver a los candidatos al premio Luis Caballero