René Segura, el rockero que se convirtió en autor de libros

René Segura, fundador de la banda colombiana Odio a Botero, se estrenó como autor en la Feria del Libro de Bogotá con El desierto de los payasos junto al ilustrador Jim Pluk.

“El desierto de los payasos” (Animal Extinto Editores), así se llama el nuevo libro de René Segura, a quien, si uno menciona, muchos relacionan con Odio a Botero, banda de la que es fundador y vocalista. Pero eso es otra faceta. En esta, la de escritor, se ha tomado en serio su oficio, y con este libro —que es un cuento ilustrado por Jim Pluk— hace una crítica al concepto de felicidad.

Aunque el protagonista de la historia es un payaso (que nace llamándose “Pinponcito” pero cuando es mayor de edad se cambia el nombre por “Risita”), que vive en una ciudad de payasos llamada “Pueblín”, no es un libro infantil. “Hay unas lecturas laxas que llegan a decir que es literatura infantil, lo que no me molesta, pero siento que es mucho más profundo. La historia es la de un payaso con depresión clínica al cual su ciudad destierra, pues de allí destierran a los payasos que ya no ríen. Pero es una crítica a la misma sociedad, aquí los desterramos a Sibaté o al desierto del Hospital Psiquiátrico”, reflexiona sobre su libro.

Lea también: ¿Qué pasa con la novela gráfica en Colombia?

Luego de haber escrito la trilogía de El señor Plátano (‘Los diálogos con el Señor Plátano’, ‘Los escritos apócrifos del Señor Plátano’, y ‘La guía de no- lugares del Señor Plátano’) —tres libros en los que un personaje, que parece la mezcla entre Zarathustra y Almustafá, hace distintas reflexiones— quiso comenzar en la narrativa. “Luego de terminar la Trilogía del Señor Plátano, la vida me llevó a estudiar literatura. Hice dos semestres en la Universidad Central y un taller de novela, porque me di cuenta de que lo que podía escribir hasta ahí había llegado, y por eso estudié narrativa”, cuenta Segura.

A pesar de ser un libro corto, narrado de manera sencilla y, en palabras de su autor, “que no tiene un punto de giro positivirijillo”, su tema no es un chiste. “Hay una especie de moraleja, y es que Risita acepta su destino más allá de cualquier cosa. Está derivado incluso en algunos postulados del budismo zen, que es la aceptación de la realidad, entonces desde ese punto el libro es más profundo. Hay gente que lo ha leído y lo cataloga como infantil, algo con lo que no estoy de acuerdo”, explica.

Lea también: La guía de los no-lugares del Señor Plátano

Los nombres de la ciudad y los personajes (Pueblín, Risita, Papelito, Tuerquita) — tratándose siempre de payasos no podían ser escritos de otra forma que en diminutivos—, ha llevado a varios a pensar que se trata de una broma, o un libro para niños, pero no es un gesto al azar. “Está escrito con diminutivos para jugar con esa ironía, y es que tengo que aceptar que es un lugar común hablar de un payaso, pero el aporte, o lo que me parece interesante, es que el sitio no es común, es Pueblín, una ciudad solo de payasos, ¿cómo puedo llamarlo? Si es una ciudad de payasos no se puede llamar Rogelio. Entonces no es el comportamiento de un payaso en un lugar donde puede ser hipócrita, sino que es un lugar donde todos son felices, o intentan serlo”.

La investigación, como para cualquier libro de largo aliento o para una crónica, no fue sencilla ni corta. “La investigación es la más feliz que he tenido que hacer para un libro. Es un tema muy interesante. Varios payasos sufren de coulrofobia (que es la fobia a los payasos). O por ejemplo estudiar las películas que se han hecho, los musicales que han sacado sobre payasos, hablar con varios de ellos, ese tipo de cosas”, relata.

Luego de ser reconocido por su banda, por el sentido del humor con el que componen y tocan, no ha sido fácil escribir sobre algo tan serio, y menos en la forma en que lo hace su libro. “Me gustaría que se hiciera una lectura seria del libro. Si es un lector juicioso se da cuenta de que hay una evolución, de que no soy un Fernando Botero de la literatura, no me quedé ni en el género, ni en el tema, en nada. Me estoy poniendo retos y los estoy superando”.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi