¿Vale la pena ver Better Call Saul, el spin-off de Breaking Bad?

Se estrenó en Netflix Better Call Saul, la serie que cuenta la historia de Saul Goodman, el cómico abogado de la icónica Breaking Bad. 

Saul Goodman (Bob Odenkirk) no es el mismo que conocimos en Breaking Bad. El abogado charlatán, capaz de hacer cualquier cosa para ganar sus casos y proteger a sus clientes, no importa lo que hayan hecho, ahora pasa sus días detrás de un mostrador de Cinnabon vendiendo rollos de canela en un centro comercial cualquiera. Con esa escena dramática en blanco y negro empieza la nueva serie de Vince Gilligan y Peter Gould, el spin-off de Breaking Bad, mostrando el punto al que Goodman va a llegar.

 

Mucho antes de convertirse en Saul Goodman, Jimmy McGill era un mediocre abogado que se encargaba de casos sencillos en el juzgado de la ciudad, lo que no ayuda en su precaria situación económica. Su hermano Chuck, en cambio, fue un importante socio de la empresa de abogados Hamlin Hamlin & McGill, que ahora sufre de paranoia al electromagnetismo, lo que tampoco ayuda al difícil momento económico de Jimmy. En un intento por hacer un poco de dinero, Jimmy recluta a un par de skaters que le ayudarían a estafar a la esposa del tesorero del condado fingiendo un atropellamiento. Los skaters confunden el carro y terminan siendo atropellados por el carro de la abuelita de Tuco Salamanca, el primer dealer al que Walter White le vendió metanfetaminas, de ahí en adelante comienzan los problemas para Jimmy y su transformación en Saul.

Es normal que se tenga reservas con los spin-off pues históricamente han sido bastante malos (Frasier es, quizás, la excepción a la regla) pero Better Call Saul tiene todo para ser una buena serie: Vince Gilligan ya demostró de lo que es capaz, Saul Goodman era el que le ponía los momentos divertidos a Breaking Bad por lo que podemos esperar comedia sin llegar a los chistes flojos, en el primer capítulo se pueden ver a Mike Ehrmantraut y a Tuco Salamanca, dos personajes importantes en Breaking Bad y que seguro tendrán una buena participación en esta serie.  Lo mejor es que, como con su antecesora, nunca se sabe qué va a pasar después.

Better Call Saul es una serie que los nostálgicos de Walter White estaban esperando hace rato pero que en su estreno demuestra que funciona bien por sí sola. Habrá que ver cómo sigue la historia de Jimmy McGill y su transformación en Saul Goodman.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi