Nuevo disco de Pink Floyd en octubre

“Todos los que leímos la noticia, la releímos una y otra vez, parecía una broma, pero no, no lo era. “Nuevo disco de Pink Floyd saldrá en octubre”, decía el titular.”

¿Cómo puede ser posible?, preguntamos algunos fanáticos del grupo. Otros seguidores fueron más allá y consultaron si el nuevo trabajo es con o sin Roger Waters. Creo que es poco probable que el bajista esté en este proyecto, pues el éxito que ha tenido en los últimos años en solitario legitima y sostiene su nombre más allá que el de su banda. En cuanto a la noticia, Yahoo News fue de los primeros medios en hacer público el hecho el sábado en la noche. Luego portales como Classic Rock, The Guardian y Ultimate Classic Rock, replicaron la noticia, que ya circula por todo el mundo. No es para menos, estamos hablando de un esperado regreso tras el álbum Division Bell de 1994.

Todo se generó por un Twitt de Polly Samson, esposa de David Gilmour, el pasado 5 de julio en horas de la mañana. La mujer del guitarrista aseguró en su cuenta que The Endless River será el nombre del disco, inspirado en un tema inédito que dejó el teclista Rick Wright, quien falleció en 2008. La noticia fue ratificada por Durga McBroom-Hudson, vocalista que ha trabajado con Gilmour en los últimos años. Se ha informado en diversos medios, entre ellos el portal oficial del grupo, que varios de los temas son instrumentales, vienen de las sesiones del 94, será producido junto a Phil Manzanera (guitarrista de Roxy Music y muy amigo de Gilmour), Youth (productor de Fireman junto a McCartney) y Andy Jackson. En 2005 para el libro Inside Out, Nick Mason, baterista del grupo, había dado algunas pistas sobre material sobrante que podría ser usado en nuevo disco (en ese momento se hablaba del proyecto The Big Spliff). También se conoció que David Gilmour está trabajando en nuevas canciones para un álbum en solitario

¿Pero qué hay detrás de este anuncio? Sandro Romero Rey, seguidor del grupo, cree que el disco sale, por la misma razón que diferencia a Mick Jagger en solitario de los Rolling Stones o por los mismos motivos que The Who, siendo un dúo, celebra sus 50 años este año con una gira europea. “Una cosa es Pink Floyd como titular y otra David Gilmour. Y el asunto sería contundente si estuviera Roger Waters. De lo contrario, sería mucho Pink y poco Floyd”.

El mundo del rock genera tantas pasiones que podríamos realizar un sin número de conjeturas (desacertadas muchas) al respecto. Pero hay algo claro, el anuncio del nuevo disco no deja de sorprender pues hace un par de semanas se lanzó la edición Deluxe del disco Division Bell, una caja (en formato LP y CD) que cuenta con seis discos, tres replicas en vinilo, un Blu-Ray y una serie de impresos y cuadernillos que conmemoran el vigésimo aniversario del álbum . Ahora, si había canciones de aquellas sesiones, ¿por qué no se incluyeron en esta edición Deluxe? Esto solo lo sabe Gilmour y sus contadores. Pero más allá de la suspicacia, creo que la noticia hay que leerla como es, hechos concretos.

Gilmour sabe que el paso del tiempo es inclemente y para nadie es un secreto que morirá con la guitarra colgada en un escenario. Así que por qué no poner a andar nuevamente esa máquina de hacer dinero llamada Pink Floyd. En 1994, cuando los tres Floyd (Mason, Wright y Gilmour) salieron de gira por el álbum Division Bell, fue una de las más multimillonarias y apoteósicas de todos los tiempos. En ese momento rompieron varios records en recaudo y asistencia de público, incluso tocaron en México, país que nunca habían visitado. La versión dúo de Pink Floyd modelo 2014 no creo que quiera repetir la gesta de hace 20 años.

La ausencia de Richard Wright es fundamental y si bien hay teclistas que pueden hacer este trabajo (Roger Waters ya lo demostró en su gira de The Wall Live), Pink Floyd sin él es como Led Zeppelin sin Robert Plant. Lo que sí es claro es que el poder de la marca Pink Floyd es mucho más grande que lo que significan sus tres nombres vivos y hay que ver hasta dónde la van a explotar. Todavía no se ha pronunciado Roger Waters al respecto de este anuncio. Cabe recordar que a pesar de que las rencillas del pasado quedaron “saldadas” con la reunión de Live 8 de 2005, (la última vez que Pink Floyd tocó como ese cuarteto magnífico que conquistó al mundo), la relación con Gilmour si bien es cordial, denota ser distante. Amanecerá y veremos cómo evoluciona esta noticia.

“High Hopes” en vivo, canción que hizo parte de Division Bell, 1994.

 

La última vez que los 4 Pink Floyd tocaron juntos en Live 8, 2005, show completo.

Sobre el Autor

Jacobo Celnik, escritor y periodista. Autor del libro Rockestra, entrevistas a grandes del rock. Coleccionista de rock británico, es docente de la Universidad de La Sabana y Jefe de Comunicaciones de Siglo del Hombre Editores.

Articulos Relacionados

LO MÁS RECIENTE

  • Detrás de la portada: septiembre y nuestro gran especial de yoga
  • Galería: ¿Quiere convertirse en un personaje de Pixar?
  • El regreso, el dolor y la melancolía representados en desnudos artísticos
  • ¿Ya vio ‘La mujer que bota fuego’, el nuevo video de Manuel Medrano?