La otra comunidad del anillo

The Bling Ring, la más reciente película de Sofia Coppola, deja vacíos en la historia basada en hechos reales.

Sofia Coppola siempre sorprende con su estética minimalista y tonos vintage; con sus personajes poco comunicativos y silencios escénicos. En esta ocasión llega con The Bling Ring, una historia extraída de un artículo de Vanity Fair escrito por la periodista Nancy Jo Sales, “Los sospechosos usaban Louboutin”, crónica de los hechos ocurridos entre 2008 y 2009, cuando un grupo de chicos conocido como The Bling Ring se dedicó a robar a estrellas de Hollywood. La cosa era así: estos jóvenes ubicaban las casas de los famosos por medio de páginas de web de chismes y paparazzi, y mientras estos estaban fuera de la ciudad, ellos “iban de compras” a las mansiones. Los adolescentes fueron atrapados por su propio narcisismo, pues sus ganas de figurar y de fama propia los llevó a postear en redes sociales fotografías de sus andanzas, resultando en que la policía relacionara los objetos reportados como los robados de las mansiones de Paris Hilton, Megan Fox y otros.

Para esta versión cinematográfica, Coppola -directora de Lost in TranslationMaria Antonieta y Las vírgenes suicidas- buscó un elenco joven con poca exposición mediática y novatos en la actuación. La única con una trayectoria conocida es Emma Watson, quien de hecho se esforzó mucho por ser aceptada en su papel debido a que no se ajustaba a ser la condición de principiante. Como siempre la realización artística es pulcra, pero la historia pasa de manera fútil por las historias personales de sus protagonistas. Además, quedan varios cabos sueltos que se pueden llenar si se investiga más a fondo después de verla, pero esa es una opción postmoderna que se debería obviar.

Para los amantes de lo zapatos, el lujo, las historias pueriles y caprichosas esta es una opción. Para los amantes de Sofia Coppola también. Para los amantes de Emma Watson una de las mejores opciones comerciales diferentes a Harry Potter. Si quiere ver caras conocidas se quedará esperando, pero si quiere ver nuevos talentos y recién salidos del horno vaya a verla. Y para quienes quieren ver cine camuflado de independencia y unos ritmos que dejan respirar también es una opción.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi