Guía completa de ropa para viajar

Porque ya se acercan las vacaciones, vea estos consejos para vestir cómodo y con estilo en el aeropuerto durante cualquier temporada del año.

Vacaciones: escuchar esta palabra nos hace de inmediato felices, nos relaja en los momentos de mayor tensión académica o laboral, y nos hace soñar hasta despiertos. Se trata de la época del año en la que planeamos una maratón de series, o un viaje dentro o fuera del país, lo importante es desconectarse de la rutina. Si para esta ocasión decide tomar una maleta y aventurar en algún lugar del mundo, tenga en cuenta estos consejos para vestir con el mejor estilo.

Uno de los rituales previos al viaje es alistar maleta. La ropa que llevamos varía de acuerdo al clima de nuestro destino, el tiempo que duremos, y los eventos que tengamos planeados. Sin embargo, es importante tener en cuenta algo que muchas veces pasamos por alto: lo que vamos a utilizar en el aeropuerto en el viaje de ida y regreso.

Y es que durante los años cincuenta y sesenta viajar era toda una ocasión, un motivo para alistar la pinta más formal y lucirla durante el recorrido. Pero hoy la gente que toma vuelos largos, por su duración, se presentan casi en pijama. No sea de esas personas que viajan en shorts, que se ponen medias con sandalias, o que se visten como si fueran para una fiesta. Las reglas son siempre las mismas: utilizar ropa cómoda y verstátil. No se trata de confundir ambas cosas, puede estar bien vestido y a gusto con ropa formal y accesorios ligeros.

En el momento del viaje…

No importa si su vuelo es nacional o internacional, siempre debe atravesar los filtros de seguridad y eso implica que deba quitarse los zapatos, las joyas, el cinturón y la chaqueta. Para ser práctico, y pasar rápido a la sala de espera, utilice zapatos fáciles de quitar, no de esos que tienen mil cordones, broches y pasadores. Todo lo contrario, opte por unos tenis, mocasines o unas zapatillas, estas pueden ser la mejores opciones. Y no exagere con el hecho de ser descomplicado, evite a toda costa los crocs, las sandalias y los flip flops.

En cuanto a la ropa, vístase con un pantalón cómodo, una blusa o camisa fresca, y siempre lleve una chaqueta porque el aire acondicionado en los aviones suele ser alto. Procure no utilizar pantalones ni blusas blancas o de colores pastel, porque estará en constante movimiento y puede ensuciarse con las maletas, o derramar algo mientras come en el avión.

Evite usar faldas o pantalonetas pues son prendas poco apropiadas para el lugar, y no podrá sentarse libremente. Por ejemplo, los jeans se acomodan a cualquier estación, puede llevarlos con o sin chaqueta, con zapatos deportivos o formales. Lo importante es que escoja prendas que no lo aprieten, ni lo hagan sentir incómodo, y más si se trata de un vuelo de varias horas.

Es importante tener en cuenta que existen diferencias culturales, y que dependiendo de su país de destino ciertas prendas son inadecuadas. Por ejemplo, en el Medio Oriente (en general para los musulmanes) es escandaloso utilizar faldas cortas, pantalonetas o blusas descubiertas. Algo similar sucede en algunos países asiáticos, en donde es de mala educación mostrar los hombros. Por eso sea cuidadoso con la pinta que va a utilizar el día que llega, y durante su estancia, para evitar sorpresas o malos entendidos durante sus vacaciones.

¿Y los accesorios?

Solo por ese día no utilice tantos anillos, pulseras o collares, así evitará pérdidas y las personas detrás de usted se lo agradecerán, porque no tardará horas en ponerse todo de nuevo. Para llevar el celular, el pasaporte, las gafas de sol, la billetera, la mejor elección es una buena cartera o una mochila. Lo más recomendable es que el bolso tenga varios compartimientos adentro y afuera para encontrar las cosas fácilmente, y que no tenga que desocupar todo el bolso en ese instante. Para mantener todo seguro y en su lugar escoja uno que tenga cremallera, no se complique con esas mochilas que tienen cordones y broches extra.

En cuanto al maquillaje y el peinado sea lo más sencilla posible. Si se trata de un vuelo de varias horas no es buena idea gastar mucho tiempo en la peluquería haciéndose un peinado elaborado, porque puede llegar a ser incómodo o dañarse con facilidad. Lo mismo sucede con el maquillaje, para que su piel respire bien no utilice grandes cantidades. Y si lo va a hacer, opte por productos a prueba de agua, para que al llegar esté casi intacto. Nunca está de más empacar un kit de aseo viajero, en el que incluya cepillo de dientes, crema dental, y pañitos húmedos, entre otros.

Cuando llegue a su destino…

Verano

Esta época del año es la más práctica, porque las prendas son ligeras y de materiales delgados. Utilice camisetas de manga corta, shorts, faldas o vestidos de colores pasteles y llamativos como fucsia, amarillo o azul aguamarina, a menos que quiera verse como un poeta maldito vestido de negro. También puede optar por pantalones frescos y holgados de lino, al igual que blusas de algodón o poliéster que se ajusten bien a su cuerpo.

En cuanto al calzado puede llevar zapatos abiertos, tenis, o sandalias. Lo importante es que no lo acaloren mucho, que sean cómodos para caminar y que pueda quitarlos y ponerlos fácilmente. No olvide las gafas de sol, más que un accesorio sirven para proteger sus ojos de la intensidad de luz. Como complemento puede utilizar sombreros de ala ancha y para los hombres cachuchas.

Vea también el artículo de Rocio Arias “Arme aquí su look para tierra caliente”

Vea también el artículo de Juanita Ávila “Cómo maquillarse en tierra caliente y no derretirse en el intento”

Otoño

Las mejores aliadas de esta estación son las bufandas de cachemir, que puede combinar con pintas formales o informales. Durante el otoño utilice gabardinas o chaquetas no muy gruesas, pueden ser de jean, cuero o blazers. También están de moda los ponchos y los sacos con estampados étnicos. Las blusas deben ser de manga larga o tres cuartos, evite materiales delgados como la seda. Los colores que predominan en esta época son el verde militar, el morado, el vinotinto y el ocre.

Tenga en cuenta que siempre debe vestirse por capas: una blusa, un suéter y una chaqueta. Si se pone vestidos es regla fundamental utilizarlos con medias pantalón de materiales gruesos como lana o algodón. En cuanto a los zapatos, puede escoger mocasines con poco tacón o botines con cordones, que combinarán muy bien con todos los atuendos.

Invierno

La ropa térmica va de la mano con esta estación del año. Aunque utilizarla no garantiza su inmunidad al frío sí ayudará mucho a mantener la temperatura de su cuerpo regulada. Encima utilice pantalones y blusas anchas, y no salga sin una chaqueta especial para la nieve. También puede usar abrigos de plumas u ovejeros que tengan capota.

Los tonos que predominan durante el invierno son el azul, el blanco, el gris y el rojo. Siempre acompañe su pinta con unos guantes, una bufanda y un gorro de lana, para evitar que algunas partes de su cuerpo se congelen. Por ningún motivo deje descubiertos sus tobillos, utilice siempre botas impermeables y de suela gruesa. La ropa de montañismo es la adecuada para esta temporada.

Primavera

Aunque esta estación es similar al verano, puede utilizar jeans, y ropa de tela más gruesa como drill o pana. En primavera puede hacer varias combinaciones, algo así como una fusión entre verano y otoño, con la diferencia de que en esta época los estampados florales son tendencia.

Los vestidos son una buena opción si los combina con un chaleco, saco delgado o chaqueta de jean. Los mismos colores del verano funcionan para esta temporada, incluya ropa de color verde, blanca y naranja. Y aunque la temperatura es cálida no use flip flops ni crocs, mejor opte por unos tennis blancos o unas zapatillas abiertas.

Articulos Relacionados

  • Vea los ganadores del Iphone Photography Awards 2017
  • Conozca Castanyoles, lo mejor de la comida española en Bogotá
  • Estos son los ganadores del International Drone Photo Award 2017
  • Así se verá el primer capítulo de la nueva temporada de Game of Thrones